Mi perra sangra mucho en el celo

Mi perra sangra mucho en el celo

Los cuidadores de perras, si estas no están esterilizadas, van a enfrentarse con los períodos de celo, los cuales acostumbran a presentarse dos veces al año, y es una situación que puede generar dudas. Una de ellas, y quizá la que se expresa con más frecuencia, tiene que ver con el sangrado. "Mi perra sangra mucho en el celo", suele ser la cuestión que se pregunta de forma más habitual, ya que no hay una cantidad exacta que se pueda establecer como normal. Por eso, en este artículo de ExpertoAnimal vamos a despejar las dudas sobre este tema que tanto preocupa.

¿Cómo es el celo en las perras?

Para poder determinar si nuestra perra sangra mucho en el celo, primero debemos conocer cómo transcurre su ciclo reproductivo. Este puede dividirse en cuatro fases, que son las siguientes:

  • Proestro: en este período, que puede llegar a durar hasta tres semanas, es en el que se produce el sangrado. Este puede presentar distintas tonalidades, desde un color de sangre fresca a otro más rosado, amarillento o marrón. La perra va eliminando gotitas o pequeños chorros. Una cantidad abundante de sangre fresca sería motivo de consulta veterinaria, de la misma manera que si aparece mal olor o alguna sintomatología como fiebre o dolor. En este período también es visible una inflamación de la vulva y no es extraño que nuestra perra orine más veces. Al final de esta fase, ya conectando con la siguiente, la perra, que ha estado atrayendo a los machos por la producción de feromonas, se va a volver receptiva. Para mostrarlo, echará la cola hacia un lado, dejando sus genitales expuestos. Este síntoma nos indica que ha comenzado la siguiente fase.
  • Estro o celo receptivo: como hemos dicho, es en esta fase en la que la perra acepta al macho y, por tanto, se encuentra en su período de fertilidad, en el que, de encontrarse con un perro entero (macho sin castrar) podría quedarse embarazada. Puede durar incluso hasta tres semanas y notaremos que concluye porque la hembra deja de aceptar al macho. El período de celo se considera que comprende el proestro y el estro y dura unas tres semanas de media. En el estro ya no debería haber sangrado y, si este se produce, será motivo de consulta veterinaria, ya que podríamos encontrarnos ante una infección o irregularidad en el celo.
  • Diestro: como hemos dicho, la perra en esta fase va a rechazar el apareamiento y el macho también va a perder el interés. Si la perra se hubiese quedado embarazada este período duraría unos meses, los correspondientes a la gestación, y concluiría en el momento del parto. Si no hay embarazo, este período se verá seguido del anestro. No se tiene que producir ningún sangrado.
  • Anestro: se corresponde con el período de inactividad sexual y durará hasta que comience un nuevo ciclo de celo.

Duración normal del sangrado y cantidad

Es solo en el período conocido como proestro en el que nuestra perra tiene que sangrar. Es imposible decir qué cantidad es la "normal", precisamente porque no hay ninguna cantidad fija, ni siquiera un número de días de sangrado que sea común en todas las perras e incluso no habrá un celo igual en la misma perra. Como generalidades que nos sirvan de orientación podemos señalar las siguientes:

  • Duración normal del sangrado en el celo de la perra: más de tres semanas sería motivo de consulta veterinaria. Hasta ese momento el sangrado puede ser normal, pero siempre debemos notar que va disminuyendo y cambiando de color, desde un rojo intenso hasta un marrón-rosado. Por supuesto, estas secreciones no deben emitir mal olor. Si lo hacen pueden indicar infección y se necesitará atención veterinaria.
  • Cantidad normal de sangre en el celo: también es muy variable. En algunas perras resulta casi inapreciable, porque la cantidad es pequeña y, además, se lamen. Lo normal es que veamos desprenderse gotas de sangre desde la vulva. En ocasiones, son pequeños chorros que pueden manchar la zona adyacente e incluso las patas, según van cayendo, pero hay que tener en cuenta que cuando la perra pasa tiempo tumbada, al levantarse, va a caer una cantidad más grande, que es la que se ha ido acumulando en esas horas. Puede que veamos, también, pequeños charcos en su cama o el lugar donde esté tumbada, por eso debemos proteger camas y sofás si la dejamos subirse a ellos. Así mismo, puede ser aconsejable cubrir su cama con empapadores, sábanas o toallas viejas que después del celo podamos tirar si al lavar no salen bien las manchas de sangre.

Como vemos, que nuestra perra sangre mucho en su celo o no es muy relativo y pueden ser normales sangrados muy distintos, por ello lo más importante es que no observemos ningún signo de alarma, como pudiera ser la fiebre, el dolor, el pus o la apatía.

Mi perra entra en celo muy seguido, ¿es normal?

Por último, debemos saber que las perras suelen iniciar el celo hacia los 6-8 meses, aunque será antes en perras de raza pequeña y bastante después en las perras de razas más grandes. Durante los dos primeros años no es extraño que las perras presenten irregularidades en su ciclo reproductivo. Así, aunque la norma sea tener el celo cada 6 meses aproximadamente, a veces puede presentarse antes o después. Esto nos puede explicar un sangrado fuera del margen temporal esperado y, aunque son trastornos que se solucionan habitualmente por sí solos en los siguientes ciclos, podemos confirmarlo visitando a nuestro veterinario. También hay que saber que las perras espaciarán sus celos en su madurez. Por lo tanto, si pensamos que nuestra perra sangra mucho en el celo o tiene dos celos seguidos pero ya tiene una edad avanzada (como unos 10 años), quizá el sangrado esté producido por algún tumor y, por supuesto, va a necesitar atención veterinaria.

En cualquier caso, es recomendable la esterilización antes del primer celo o justo después, ya que, además de evitar este sangrado al extirpar, generalmente, el útero y los ovarios, se reduce la aparición de patologías como el cáncer de mama o la piómetra canina. Conviene saber que el uso de medicamentos para controlar el celo tiene considerables efectos secundarios, por lo que, como método anticonceptivo y por salud, se aconseja siempre la esterilización antes que los fármacos.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perra sangra mucho en el celo, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.