Mi perro está raro y se esconde - Causas

Mi perro está raro y se esconde - Causas

Es habitual que los cuidadores relacionen que su perro está raro y se esconde con el padecimiento de una enfermedad. Pero lo cierto es que hay otras causas que explican esta conducta canina, además de una patología. Por este motivo, en este artículo de ExpertoAnimal repasamos las más comunes.

Es importante que si nuestro perro se esconde y no parece comportarse como siempre identifiquemos el origen del problema, ya que es posible intervenir tanto si se trata de una causa física como psicológica. Sigue leyendo y descubre por qué tu perro está raro y se esconde.

¿Por qué se esconden los perros cuando están enfermos?

Los perros enfermos tienden a esconderse por el simple hecho de buscar un lugar tranquilo y aislado en el que refugiarse. No obstante, es importante aclarar que cuando nuestro perro está raro y se esconde puede deberse a diferentes causas. No solo indica una enfermedad. Observar al perro con atención para identificar otros síntomas o el estímulo desencadenante es muy útil para descubrir el origen del problema. Ante la sospecha de enfermedad siempre está indicado acudir al veterinario.

Los motivos más frecuentes que pueden provocar que un perro esté raro y se esconda son los siguientes, que desarrollaremos en los distintos apartados:

  • Enfermedad.
  • Sindrome de disfunción cognitiva.
  • Miedo.
  • Remordimiento.
  • Disgusto o malestar.

Mi perro se comporta de manera extraña

Cuando el perro no se encuentra bien por estar incubando o padeciendo alguna enfermedad, es normal que su actividad cotidiana se vea afectada. Entre una gran cantidad de síntomas posibles en función de los órganos o los sistemas afectados, es probable que el perro se muestre apático, estático y prefiera no moverse de determinados rincones. En ocasiones, el perro está raro y se esconde cuando, ya diagnosticado, nos disponemos a administrarle la medicación. Los perros son muy observadores y enseguida descubren nuestras intenciones. Identifican que se acerca el momento de tomar el jarabe, la pastilla o realizar la cura y se esconden en un intento de evitarlo.

Otras veces el perro se oculta a causa del miedo. Es fácil reconocer esta situación porque es habitual que se presenten otros signos como temblores o hipersalivación. Este tipo de casos pueden ser tratados por especialistas en conducta canina o etólogos.

Mi perro se va a otra habitación

Si nuestro perro está raro y se esconde en otra habitación, otra posibilidad es que se encuentre a disgusto por algún motivo, que no siempre será perceptible para nosotros. Es una muestra de disconformidad. Como ejemplo sirve el caso de administrar una medicación expuesto en el apartado anterior.

Otra razón para esconderse, aunque resulta controvertida, es que el perro experimente algún remordimiento. Es la típica situación en la que en nuestra ausencia el perro destroza algo y, cuando llegamos, se esconde, evita mirarnos, etc. Como humanos lo interpretamos como muestra de arrepentimiento. El perro sabe que ha hecho mal y se esconde para evitar la reprimenda. La explicación de los expertos es que el perro, como gran observador de humanos que es, detecta nuestras señales tempranas de enfado y responde a ellas desplegando un comportamiento de sumisión, que, en realidad, es producto del miedo. Decimos que es una cuestión polémica porque hay perros que ya se esconden con anterioridad a que descubramos el estropicio. Es posible que se deba al recuerdo de que la acción realizada en el pasado ha sido sancionada.

Si es tu caso y tu perro está raro y se esconde por miedo a tu reacción, es fundamental resaltar que los castigos, los gritos, las riñas y, por supuesto, la violencia física no son la solución. Como puedes comprobar, estas situaciones solo generan en el anima un grave estado de miedo y estrés que puede provocar consecuencias todavía peores. Por este motivo, es importante acudir al refuerzo positivo para educar a tu perro y visitar a un etólogo en caso de necesitar modificar alguna conducta.

Mi perro busca rincones

Los perros de mayor edad pueden sufrir lo que se conoce como síndrome de disfunción cognitiva. Similar al alzheimer de los humanos, puede explicar que el perro esté raro y se esconda buscando rincones. Se debe a un deterioro de las facultades mentales que afecta a diferentes áreas de una manera progresiva. Incluye síntomas como la desorientación, la búsqueda de rincones en los que refugiarse, dificultades para encontrar las puertas de las estancias, no reconocer a familiares, no responder a su nombre, dormir más de día y menos de noche, deambular, disminuir la actividad, dar vueltas en círculos, orinar en el interior del hogar, etc. Si detectamos algunos de estos signos debemos acudir al veterinario para descartar alguna causa física. La disfunción cognitiva puede medicarse.

¿Qué hacer si mi perro está raro, se esconde?

Después de repasar las causas más comunes que explican por qué un perro está raro y se esconde es importante resaltar que debemos acudir al veterinario para que examine al animal y determine qué le ocurre exactamente. Aunque estos son los motivos principales, lo cierto es que estos síntomas pueden aparecer por muchas otras razones. Por este motivo, visitar al especialista es tan importante.

Por otro lado, si la causa es un problema de conducta o psicológico, lo que tendremos que hacer será visitar a un educador/a canino/a o a un etólogo/a para que analice la situación y fije un plan de actuación adecuado a nuestro caso. Que un perro se esconda y se comporte de manera extraña no es normal y siempre indica que algo le ocurre, por ello debemos prestarle la atención que merece y actuar en consecuencia.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro está raro y se esconde - Causas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Carlson y Giffin. (2002). Manual práctico de veterinaria canina. Madrid. Editorial el Drac.
  • Morris, Desmond. (1988). Observe a su perro. Barcelona. Plaza Janés.