Mi perro muerde todo - Causas y qué hacer

Mi perro muerde todo - Causas y qué hacer

Los perros utilizan su boca como un medio de comunicación y de exploración del entorno, por lo que es frecuente verlos mordisqueando todo lo que pillan. Ahora bien, los motivos por los que tu perro parece estar obsesionado con morder objetos pueden ser varios y dependerán de una serie de factores como el contexto en el que se encuentre el animal, su estado emocional y su edad, entre otros.

En este artículo de ExpertoAnimal te ayudamos a averiguar las causas por las que tu perro lo muerde todo, te explicamos por qué lo hace cuando se queda solo en casa y te damos algunos consejos para lograr modificar con éxito este comportamiento.

¿Por qué mi perro muerde todo lo que encuentra?

Como hemos indicado en la introducción de este artículo, existen muchos motivos por los que un perro mordisquea todo aquello que está a su alcance y son varios los factores que deben considerarse a la hora de analizar este comportamiento. No obstante, las causas más frecuentes se recogen a continuación:

  • Conducta exploratoria: este es el motivo más frecuente por el que un perro mordisquea lo que encuentra. Los canes exploran el mundo que les rodea a través de sus sentidos, muy especialmente su olfato. Sin embargo, lamer, morder o portar objetos con la boca también les ayuda a aprender acerca de las texturas y sabores de los objetos, lo cual es muy importante sobre todo para los cachorros que todavía están descubriendo el mundo. Así pues, la conducta exploratoria es completamente normal, siendo más frecuente en animales jóvenes.
  • Juego: cuando los perros juegan unos con otros lo hacen mordiéndose, e igualmente utilizan su boca para jugar con pelotas, peluches u otros juguetes. A través del juego no solo socializan y exploran su entorno, sino que también aprenden a controlar la potencia de su mordida, lo cual es muy necesario. Los cachorros o perros recién adoptados deben aprender qué cosas son juguetes y qué no, es decir, qué es lo que está permitido mordisquear, y este aprendizaje requiere tiempo y paciencia por parte de los tutores, que deben enseñar al animal utilizando metodologías adecuadas y basadas en el refuerzo positivo. En este otro artículo te explicamos Cómo enseñar a un cachorro a no morder.
  • Comportamiento instintivo: ¿tu perro no solo coge tus cosas sino que también las desgarra?, esto es algo natural en su especie, ya que los canes son animales carnívoros facultativos y tienen instinto de agarrar, sacudir y despedazar a sus "presas". Es muy importante para la salud emocional del can cubrir esta y otras necesidades, por lo que debemos proporcionarle juguetes u objetos que sí pueda romper y sustituirlos por aquellos que no queremos que cojan. Recuerda que no se puede educar correctamente a un perro si no se conocen sus conductas naturales.
  • Aburrimiento: por supuesto, un perro aburrido puede utilizar cualquier cosa que tenga a su alcance para entretenerse, ¡y morder cosas es un entretenimiento maravilloso para ellos! Todos los canes se aburren de vez en cuando, pero, para evitar que hagan destrozos, debes asegurarte de que tu peludo recibe de manera diaria la estimulación física, social y mental suficiente.
  • Descarga de frustración: los perros pueden frustrarse cuando no consiguen lo que quieren, si se les impide realizar las conductas propias de su especie o si se utiliza con ellos técnicas de educación aversivas, entre otras cosas. La frustración es una emoción muy intensa y desagradable que puede llevar al animal a descargar contra objetos o muebles, mordiéndolos o desgarrándolos con el objetivo de relajarse y recuperar la estabilidad. En este caso, es habitual notar que el perro muerde todo y es muy inquieto.
  • Experiencias previas: cuando el hecho de morder algo le ha resultado al perro útil o beneficioso en el pasado, tiende a repetir este comportamiento con mayor frecuencia, e incluso a intensificarlo. Por ejemplo, si el perro aprende que mordisqueando las patas de una silla llama nuestra atención, lo repetirá.

¿Por qué mi perro muerde todo cuando está solo?

Muchos perros no presentan un comportamiento mordedor o destructivo hacia los objetos de la casa hasta que no se quedan solos en ella. Esto es bastante frecuente y puede deberse bien a que el animal se aburre cuando pasa mucho tiempo solo en casa y busca algo con lo que entretenerse, o bien a que padece un problema de ansiedad por separación.

Para conocer la verdadera causa, es aconsejable grabar al perro mientras está solo en el hogar. De esta forma podemos analizar su comportamiento y llegar más fácilmente a una conclusión. Un animal que, simplemente, se aburre en casa suele pasar parte del tiempo dormitando o descansando y otra parte recorriendo la casa con actitud curiosa, centrándose en los objetos que tiene a su alrededor y buscando algo que hacer. Suele coger objetos, mordisquearlos y pasar a otra cosa cuando se cansa de ellos.

Por otra parte, la ansiedad por separación es un problema emocional y conductual mucho más complejo que consiste en la aparición de niveles muy elevados de estrés y ansiedad en el perro como consecuencia de la separación física del animal con su tutor o tutores. En este caso, el can no es capaz de gestionar de manera adaptativa esa emoción tan intensa y tan desagradable, por lo que podemos verlo buscando estrategias para intentar reducir el estrés, como pueden ser ladrar, llorar o aullar de manera continuada, morder y destrozar objetos o muebles o llevar a cabo conductas de desplazamiento y estereotipias. También es habitual que el perro orine o defeque en casa y que salive en exceso mientras se encuentra solo, como consecuencia de la propia ansiedad, y que no sea capaz en ningún momento de tumbarse o descansar.

¿Cómo hacer que mi perro no muerda todo?

¿Qué hacer si tu perro muerde todo? Como siempre, la solución a un problema conductual pasa por conocer, en primer lugar, el motivo que ha llevado al animal a comportarse de la forma en que lo hace. Esto no siempre resulta sencillo, pero es imprescindible para poder abordar la situación de la manera más acertada posible.

Si tu peludo es todavía un cachorro, debes comprender que el juego y la exploración están a la orden del día y debes permitir que utilice su boca, ¡especialmente si está cambiando los dientes! Ahora bien, puedes ir, poco a poco, enseñándole a inhibir su mordida y a redirigirla exclusivamente hacia aquellos juguetes que tú le proporciones. Este aprendizaje conlleva un tiempo, pero suele resultar bastante sencillo de lograr siempre que se utilicen metodologías respetuosas con el animal.

Por su parte, si el problema reside en que el perro se aburre o se frustra cuando está solo en casa, es posible que baste con proponer a animal actividades para realizar mientras está solo, por ejemplo, dejarle con juguetes interactivos o proporcionarle mordedores y juguetes a los que pueda dar uso. Por supuesto, también será necesario retirar de su alcance todo aquello que queremos evitar que muerda e incluso, en ocasiones, se hace necesario restringir o bloquear su acceso a ciertas zonas.

Ahora bien, si el can padece ansiedad por separación, el proceso de modificación conductual será algo más costoso. Un perro puede desarrollar ansiedad por separación por varios motivos, pero hay que tener en cuenta que la ansiedad es una emoción involuntaria y que el animal realiza, en este caso, las conductas destructivas guiado por su desesperación, sin tener ninguna intención de fastidiarnos o de "vengarse". Es totalmente contraproducente castigar al animal una vez llega el tutor a casa, pues, por mucho que pensemos lo contrario, el perro no comprenderá nada y su ansiedad aumentará. Si existe cualquier sospecha de ansiedad por separación, es necesario contactar con un etólogo o educador profesional con conocimientos actualizados de etología canina que evalúe el caso y ayude al tutor y al perro durante todo el proceso de modificación conductual, el cual se produce de forma gradual.

Ya has visto que la respuesta a cómo hacer que tu perro no muerda las cosas no es tan sencilla, ya que primero es necesario averiguar por qué lo hace. Aunque no se trate de un caso de ansiedad por separación, siempre es buena idea contactar con un profesional si no sabemos solucionar la situación nosotros mismos. En este artículo nos hemos centrado en los perros que muerde todo haciendo referencia a objetos, si el problema está en que tu perro muerde a las personas, te recomendamos consultar este otro artículo: "¿Cómo hacer que un perro no muerda?". Y si muerde a otros perros, no te pierdas este vídeo:

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro muerde todo - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.