Mi perro no quiere comer - Causas y qué hacer

Mi perro no quiere comer - Causas y qué hacer

Que nuestro perro no quiera comer es motivo de preocupación para los cuidadores ya que, de manera habitual, nuestros perros no suelen tener problema en devorar todo aquello que le ponemos en el plato e incluso seguir pidiendo comida.

La ausencia de apetito puede estar indicándonos la presencia de alguna patología, de hecho, que el perro deje de comer es un síntoma típico en múltiples enfermedades de mayor o menor gravedad. Además, el perro en recuperación también puede mostrarse reacio a comer.

En este artículo de ExpertoAnimal resolveremos tu duda acerca de por qué mi perro no quiere comer, explicándote las causas más comunes que lo provocan y el procedimiento a seguir.

Mi perro no quiere comer nada

Como hemos dicho, que nuestro perro no quiera comer puede ser indicativo de que está padeciendo alguna enfermedad. La lista de trastornos que pueden manifestarse con la ausencia de apetito es interminable y en ella se incluyen desde problemas leves, como trastornos digestivos, hasta patologías de gravedad como el parvovirus canino. Con un perro que no quiere comer podemos encontrarnos en situaciones como las siguientes:

  • El perro no come pero, por lo demás, se encuentra animado. Nuestro perro no querrá comer y solo beberá agua, aunque en otros casos puede que también la rechace. En general se debe a molestias puntuales que suelen remitir en unas horas sin que tengamos que hacer nada.
  • Otras veces el perro no come y vomita, lo que puede deberse a un leve trastorno digestivo que, al igual que en el supuesto anterior, se resolverá espontáneamente en unas horas. A veces el perro no come y vomita amarillo cuando ya no le queda contenido en el estómago. En estos casos puede aparecer también diarrea. Debemos observar al perro y, si sigue sin comer ni beber, además de vomitar, debemos acudir al veterinario.
  • Por último, si nuestro perro no come y además presenta síntomas de enfermedad como fiebre, decaimiento o dolor debemos ponerlo en conocimiento de nuestro veterinario.

Mi perro no quiere comer y está decaído

Si nuestro perro no quiere comer y además observamos síntomas como debilidad o decaimiento que no remiten conforme pasan las horas, debemos acudir a nuestro veterinario, sobre todo si cuidamos de un cachorro, un animal que ya tiene diagnosticada alguna enfermedad o un perro de edad avanzada, ya que todos estos casos suponen una mayor vulnerabilidad, lo que hace más propensos a estos perros a enfermar y a que las patologías se presenten de forma más grave.

Dado que la pérdida del apetito y el decaimiento son comunes a múltiples enfermedades debemos prestar atención al comportamiento del perro con el objetivo de identificar otros síntomas que ayuden al diagnóstico como dolor, fiebre, vómitos o diarrea. El veterinario examinará al perro y, de ser necesario, nos propondrá pruebas como análisis de sangre y orina, radio o ecografías.

Mi perro no quiere comer ni beber agua

Si ya es preocupante que nuestro perro no quiera comer, si también rechaza la ingesta de agua el problema puede ser mayor, siempre y cuando esta situación se prolongue. Si además va acompañada de una pérdida considerable de líquidos como la que pueden producir los vómitos y la diarrea, el perro corre el riesgo de deshidratarse, lo que será especialmente preocupante en los más vulnerables como cachorros, enfermos o geriátricos, como hemos dicho.

Estos casos pueden indicar que el perro padece alguna enfermedad en el sistema digestivo pero, también, patologías como las que afecta a riñones o corazón pueden hacer que el perro presente falta de apetito, decaimiento o vómitos. Debemos saber que un perro deshidratado suele tener un menor apetito, de ahí la importancia de restablecer fluidos tanto de manera subcutánea como intravenosa, caso en el que será necesario ingresar al perro en la clínica.

Mi perro está enfermo y no quiere comer nada

Tras una enfermedad y un tratamiento es habitual que nos encontremos con que nuestro perro no quiere comer o que nuestro perro no quiere comer solo. Tras pasar unos días en ayuno a algunos perros les cuesta volver a comer como lo hacían antes de la enfermedad y debemos insistir para que lo hagan.

Podemos tener en cuenta las siguientes recomendaciones para reintroducir la comida:

  • Utilizar algún alimento especial para la convalecencia, muy palatables y de textura pastosa o líquida, lo que facilita su ingesta. Podemos consultar en la clínica veterinaria si tienen comida húmeda gastrointestinal.
  • Ofrecer comidas que sepamos que sean de su agrado.
  • Si calentamos los alimentos estimularemos su olfato y apetito. Eso sí, debemos controlar que no quemen.
  • Si come pienso puede aceptarlo mejor si lo remojamos en agua tibia y se lo ofrecemos haciendo una pasta.
  • A algunos perros les ayuda que les vayamos dando la comida con la mano.
  • En unos días debería estar comiendo solo su alimentación habitual o la prescrita por el veterinario, aunque tengamos que ofrecerle la ración repartida en pequeñas cantidades más veces al día.
  • La alimentación es fundamental para la recuperación de forma que si el perro no come debemos informar al veterinario.
  • En el caso de perros con enfermedades crónicas se recomienda proporcionar una alimentación específica para la patología de la que se trate aunque, si el perro la rechaza, podemos darle la comida que pida, ya que es más importante que coma lo que sea antes que deje de hacerlo.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro no quiere comer - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.