Mi perro orina mucho, ¿por qué?

Mi perro orina mucho, ¿por qué?

En este artículo de ExpertoAnimal nos fijaremos en situaciones en las que un perro orina mucho para responder a por qué se produce este aumento de la micción. Veremos que, en algunos casos, puede ser algo totalmente normal, mientras que en otros puede indicar que algo no anda bien.

Es habitual que nuestro perro orine varias veces al día, más si se trata de un macho sin castrar que va a querer marcar su territorio. Esta orina será de una tonalidad amarilla clara, con ligeras oscilaciones de color. Cualquier cambio que notemos en este aspecto debe ponernos en alerta, ya que una mayor o menor cantidad de orina nos va a indicar problemas de salud que tendrá que tratar el veterinario. Sigue leyendo y descubre por qué tu perro orina mucho para poner solución lo antes posible.

Mi perro orina mucho y transparente

A través de la orina se eliminan sustancias de desecho. Su color amarillo se debe a su componente principal, que es la urea, pero esta coloración, como veremos, puede sufrir modificaciones y, algunas, serán indicativas de patologías. Si nuestro perro orina mucho y transparente quiere decir que su orina está poco concentrada y esto puede suceder cuando existe un problema renal. En general, los perros que orinan mucho, para compensar la pérdida de líquidos, también ingieren mucha agua. Así, el aumento en la micción y en la ingesta de agua suelen ser los primeros síntomas de enfermedad renal, aunque también pueden observarse en otras dolencias, como la insuficiencia hepática o la diabetes. Estos perros también pueden orinar mucho y vomitar debido al daño que las toxinas que se concentran en el organismo hacen al sistema digestivo. Por el mismo motivo, son perros que orinan mucho y huelen muy fuerte, el propio animal y su boca.

Si el animal no recibe tratamiento, la enfermedad avanzará, apareciendo más síntomas. En estos casos los perros pueden orinar mucho y con sangre, presentar un mal aspecto del manto, adelgazar, etc. La enfermedad renal puede aparecer de manera aguda, lo que supone una urgencia vital, o crónica, la más común, en la que los riñones van deteriorándose paulatinamente. Esta situación puede sostenerse en el tiempo, manteniendo al perro con dieta especial y, en ocasiones, medicación. En estos casos, si observamos que el perro orina mucho y no toma agua, bebe poca agua o alguna otra alteración, debemos acudir al veterinario, pues podría tratarse de un empeoramiento. Sin la correcta reposición de líquidos puede producirse una deshidratación que empeore el cuadro.

Mi perro orina mucho y poca cantidad

En este supuesto, el perro orina mucho a lo largo del día, muchas veces, pero elimina muy poca cantidad. Podremos observar también esfuerzos al orinar, lamido de sus genitales y molestias. Además, es posible que notemos que el perro orina mucho y amarillo, turbio o incluso con sangre. La causa suele ser una infección de orina, provocada por bacterias y que podrá diagnosticar el veterinario examinando una muestra de orina. También puede haber cálculos.

El tratamiento consiste en antibióticos durante varias semanas. Es importante iniciarlo al primer síntoma porque, de lo contrario, la infección puede ascender hasta los riñones y llegar a lesionarlos, como hemos visto en el apartado anterior.

Mi perro orina mucho y con sangre

En este caso, como en el anterior, el perro orina mucho pero muy poca cantidad, con esfuerzo, y es posible que veamos que gotea orina, siendo sangre algunas de estas gotas. Este cuadro suele aparecer en perros sin castrar de más edad y se debe a un aumento del tamaño de la próstata que, debido a su localización alrededor de la uretra, la comprime y dificulta la salida de la orina. También afecta a la defecación.

El tratamiento de elección incluye la castración, ya que esta hiperplasia benigna está relacionada con las hormonas. Así, sin este estímulo, la próstata recupera su tamaño y el perro puede llevar una vida completamente normal.

Por otro lado, que el perro gotee orina también es síntoma de obstrucción de vejiga, que pueden producir cálculos o tumores. Requiere inmediata atención veterinaria para evitar que la obstrucción pase a ser completa. El goteo también puede deberse a incontinencia urinaria, que tiene varias causas y de ello dependerá el tratamiento. No obstante, lo cierto es que son muchas más las causas que justifican la presencia de sangre en la orina del perro, tanto en forma de gotas como de coágulos. Por ello, recomendamos revisar este otro artículo y acudir inmediatamente al veterinario: "¿Por qué tu perro orina sangre?".

Enfermedades sistémicas que hacen que el perro orine mucho

Que un perro orine mucho no solo nos indica problemas en el sistema urinario. Un aumento en la eliminación de orina acompañado de síntomas como incremento en la ingesta de agua o comida, vómitos, adelgazamiento, etc., son signos inespecíficos, lo que quiere decir que pueden aparecer en diferentes enfermedades, de ahí la importancia de acudir al veterinario para que, mediante pruebas que suelen incluir un análisis de sangre, determine cuál es la patología concreta. Entre ellas se encuentran la diabetes o el síndrome de Cushing, que son enfermedades crónicas que, por lo tanto, requieren tratamiento de por vida.

Mi perro está viejo y orina mucho

Si tu can es anciano y te preguntas por qué tu perro orina mucho, la respuesta puede encontrarse en algún tipo de patología degenerativa o propia de la edad, como el síndrome de disfunción cognitiva, la ya mencionada incontinencia urinaria, etc. Aunque lo cierto es que cualquiera de las afecciones anteriores podrían ser la causa del incremento de la orina. Por ello, una vez más, visitar al veterinario es crucial para dar con el origen del problema y solucionarlo lo antes posible, más aun en perros de avanzada edad.

Mi perro orina mucho en casa

Al margen de los problemas de salud más habituales que pueden explicar por qué un perro orina mucho en casa o fuera de ella, existen otros motivos relacionados con el aprendizaje o los cuidados que ofrecemos al animal. En todos ellos la orina presenta una coloración normal, lo que ocurre es que orina con mucha frecuencia, posiblemente, en pocas cantidades. ¿Por qué? A continuación exponemos las causas más frecuentes:

  • Ansiedad por separación, especialmente si el perro orina mucho cerca de la puerta. Este trastorno provoca múltiples síntomas en los animales que lo padecen, y entre ellos se encuentra este tipo de micción.
  • Marcaje, sobre todo en perros machos no esterilizados o castrados, aunque las hembras también pueden marcar territorio orinando en varios puntos del hogar.
  • Preferencia de sustrato, común en cachorros que todavía no han aprendido dónde deben hacer sus necesidades. Simplemente orinan en casa porque tienen preferencia por esos lugares concretos.
  • Mal aprendizaje o salidas insuficientes. En aquellos perros que no han aprendido adecuadamente dónde orinar o que no disfrutan de todas las salidas a la calle que necesitan para hacer sus necesidades, es habitual ver que orinan mucho en casa. La solución se encuentra en prestar más atención al animal y garantizar su bienestar ofreciéndole todos los cuidados que requiere.
  • Falta de atención. En relación con el punto anterior, un perro desatendido puede acudir a comportamientos como este para captar nuestra atención.

Todos estos casos deben tratarse mediante técnicas de modificación de conducta adecuadas y, si es posible, de la mano de un profesional, como un educador canino o un etólogo, siempre y cuando se haya verificado que el aumento de la conducta de eliminación se deba a un problema de salud.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro orina mucho, ¿por qué?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.