Mi perro se ha quitado los puntos, ¿qué hago?

Mi perro se ha quitado los puntos, ¿qué hago?

En el periodo postquirúrgico es relativamente frecuente que los cuidadores acudan a su clínica veterinaria con la siguiente premisa: “mi perro se ha quitado los puntos, ¿qué hago?”. Pues bien, debes saber que el proceso de cicatrización suele generar picor, escozor y tirantez en la piel, lo que hace que los perros tengan tendencia a lamerse o rascarse la herida. Como consecuencia, puede producirse la pérdida de alguno de los puntos de sutura y, con ello, la dehiscencia o apertura de la herida. Para evitar esta complicación, es importante cumplir con una serie de recomendaciones en el periodo postquirúrgico, que incluirán la protección de la herida y el control del dolor y las molestias asociadas por la cirugía. En el siguiente artículo de ExpertoAnimal explicaremos cómo prevenirla y qué hacer ante esta situación.

 

¿Qué hacer si mi perro se ha sacado los puntos?

Durante el periodo postoperatorio es importante realizar curas periódicas de la herida y revisar que el proceso de cicatrización sea adecuado. Una herida quirúrgica que evoluciona favorablemente es aquella en la que:

  • Se observa una incisión limpia.
  • Los puntos de sutura se mantienen en su sitio, permitiendo que ambos bordes de la herida permanezcan en contacto.
  • Los bordes de la herida pueden estar ligeramente engrosados.
  • Puede existir una ligera secreción, transparente y fluida.
  • El color de la piel alrededor de la herida es rosado o ligeramente rojizo.

Sin embargo, en alguna de las revisiones diarias de la herida, es posible detectar alguna anomalía. Una de las más frecuentes es la pérdida de alguno de los puntos de sutura, especialmente cuando los animales llegan a lamerse o rascarse la herida. Si en el periodo postoperatorio observas que tu perro se ha quitado alguno de los puntos, es importante que acudas cuanto antes al centro veterinario donde realizaron la intervención, para que puedan revisar la herida y actuar en consecuencia.

¿En cuánto tiempo se le quitan los puntos a un perro?

Las heridas quirúrgicas suelen tardar unos 10-14 días en cicatrizar. Pasado este tiempo, es habitual que el veterinario/a que practicó la cirugía concierte una cita con el cuidador para realizar una revisión. En caso de que la herida haya cicatrizado correctamente y la sutura sea de un material no reabsorbible, el veterinario/a procederá a retirar los puntos. Para heridas que no cicatrizan recomendamos consultar este otro post.

No obstante, debes saber que hoy en día es habitual realizar suturas intradérmicas, las cuales quedan enterradas en la piel. Este tipo de suturas no se ven desde el exterior, lo que dificulta que los perros se arranquen los puntos. Para este tipo de suturas intradérmicas se emplea un material de sutura reabsorbible, el cual es eliminado por el propio organismo. Es decir, en este tipo de suturas no es necesario retirar los puntos, puesto que ellos mismos se reabsorben.

¿Qué pasa si mi perro se lame los puntos?

El proceso de cicatrización suele provocar algo de tirantez y picor en la herida, por ello, es habitual que los perros tengan tendencia rascarse o lamerse los puntos de sutura. Sin embargo, a pesar de ser común, si tu perro se ha quitado los puntos puede tener consecuencias importantes para la cicatrización de la herida, puesto que:

  • La sutura puede infectarse, lo que retrasa la cicatrización de los tejidos. Alguno de los signos que pueden indicar que la herida se ha infectado son: el enrojecimiento, hinchazón y calor alrededor de la herida, la secreción de material purulento o sanguinolento y el mal olor.
  • El propio lamido o rascado puede provocar la pérdida de alguno de los puntos de sutura y, con ello, la dehiscencia o apertura de la herida.

En cualquiera de los casos, es importante acudir al centro veterinario donde se realizó la intervención para explorar la herida y actuar en consecuencia. En función del estado de la herida, el grado de cicatrización y la funcionalidad de la sutura, se optará por instaurar un tratamiento más o menos agresivo. En casos leves, será suficiente con instaurar un tratamiento antibiótico. Sin embargo, en infecciones graves o cuando se haya producido la dehiscencia o apertura de la herida, será necesaria una intervención quirúrgica para limpiar la herida en profundidad y eliminar el material infectado o necrótico. Así pues, ante puntos abiertos en perros, lo mejor es dejar que sea un profesional quien actúe.

¿Cómo evitar que mi perro se quite los puntos?

Para evitar que los perros se quiten los puntos en el periodo postquirúrgico es importante cumplir con las siguientes recomendaciones:

  • Proteger la herida con apósitos y vendajes ligeros: estos no solo aportarán a la herida el grado de humedad óptimo para la cicatrización, sino que evitarán que el animal se lama o se rasque la herida.
  • Colocar una campana o collar isabelino: aunque pueden resultar algo molestos, sobre todo durante las primeras horas, es importante mantener colocada una campana o collar que evite que los perros lleguen a tocarse la herida.
  • Cumplir con el tratamiento postquirúrgico: administrar los analgésicos pautados por el veterinario/a ayudarán a reducir el dolor o las molestias en la herida, lo que evitará que el animal muestre un interés excesivo por tocarse o lamerse la herida.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi perro se ha quitado los puntos, ¿qué hago?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Primeros auxilios.

Bibliografía
  • Sopena, J. (2011). Tratamiento médico-quirúgico de heridas, aplicación en dermatología I y II. Décimo Congreso de Especialidades Veterinarias, AVEPA