Mocos en perros - Síntomas, causas y tratamientos

Mocos en perros - Síntomas, causas y tratamientos

A veces no es sencillo verlos porque acostumbran a lamerse continuamente, pero los perros también pueden tener mocos. Podemos descubrir secreción más o menos espesa saliendo por uno o los dos orificios nasales, además de otros signos clínicos como estornudos, secreción nasal o pérdida del apetito.

A continuación, en el siguiente artículo de ExpertoAnimal, en colaboración con VETFORMACIÓN, hablamos de los mocos en perros, sus síntomas, causas y tratamiento.

Tipos de mocos en perros

¿Tu perro tiene mocos? Fíjate en su aspecto. Dependiendo de cuál sea su causa, así será el aspecto de los mocos que podrás observar en el hocico de tu perro. Destacamos los siguientes tipos:

  • Mocos transparentes: se ven como una especie de agüilla en mayor o menor cantidad y en uno o en los dos orificios nasales.
  • Mocos espesos: pueden salir por uno o por los dos orificios de la nariz. Suelen ser amarillentos, verdosos o blanquecinos y, en ocasiones, desprenden mal olor.
  • Mocos verdes: el moco verde en perros puede verse en uno o en ambos orificios. Pueden ser espesos.
  • Mocos con sangre: el sangrado, de mayor o menor intensidad, puede proceder de uno o de los dos orificios y ser puntual o sostenido en el tiempo.

Si te encanta la salud canina y te gustaría seguir aprendiendo para cuidar mejor a tu perro o, incluso, dedicarte profesionalmente a ello para ayudar también a otros animales, puedes profundizar en este y otros temas relativos a la salud animal en el curso de Auxiliar Técnico Veterinario de VETFORMACIÓN. Aprenderás de la mano de los mejores profesionales del sector, realizarás prácticas en clínicas u hospitales veterinarios y obtendrás una titulación adaptada a la normativa oficial del Instituto Nacional de Cualificaciones (INCUAL).

Síntomas de mocos en perros

Muchas veces verás que tu perro tiene mocos y legañas, pero hay otros signos clínicos que pueden acompañar a los mocos dependiendo de su causa. Los más destacables son los siguientes:

  • Estornudos.
  • Tos.
  • Secreción ocular.
  • Picor.
  • Fiebre.
  • Dificultades respiratorias.
  • Pérdida del apetito.
  • Letargo.
  • Náuseas.

¿Por qué mi perro tiene mocos?

Aunque acostumbramos a asociar mocos y resfriado, lo cierto es que hay más enfermedades que cuentan con ellos como uno de sus síntomas. En este otro artículo te hablamos en profundidad del Resfriado en perros.

Según el tipo de mucosidad, explicamos, a continuación, las causas más habituales de mocos en perros.

Causas de mocos transparentes

Son los comunes en los casos de alergias. Una alergia es una reacción de hipersensibilidad que se produce ante una sustancia, como polen o polvo, que, en principio, no tendría por qué provocar ninguna respuesta del sistema inmune del perro, ya que es inocua. Si tu perro tiene mocos transparentes es normal que también observes secreción ocular y picor. El perro intentará rascarse la cara con las patas o contra cualquier objeto. Descubre todos los síntomas de la alergia en perros en este otro artículo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que también hay infecciones víricas que producen una secreción transparente y acuosa en las fases iniciales, cuando todavía no hay complicaciones por infecciones bacterianas secundarias. Lo mismo sucede con un cuerpo extraño que se acaba de quedar atrapado en la cavidad nasal.

Causas de mocos espesos

Pueden ser de color amarillento, verdoso o blanquecino y detectarse cuando hay alguna infección bacteriana o fúngica. Esta puede producirse si algún cuerpo extraño, como una semilla o cualquier fragmento vegetal, lleva un tiempo atascado en uno de los orificios nasales y desencadena una infección. En este caso, la mucosidad se presenta solo en el orificio afectado y es normal que el perro estornude e incluso se rasque con las patas para intentar expulsar el objeto.

En una fístula oronasal, un pólipo o un tumor los mocos también salen por un único orificio. La mucosidad puede tener mal olor. Un ejemplo típico de enfermedad que, sobre todo, provoca mocos en perros cachorros que llegan a ser espesos es el moquillo canino, pero una infección en los dientes también puede desencadenar este tipo de mucosidad, en este caso por el orificio del lado afectado.

Causas de mocos verdes

Si te preguntas por qué tu perro tiene mocos verdes, debes saber que aparecen cuando hay una infección e indican que el sistema inmune está luchando contra ella, pues la coloración se debe a la acción de los leucocitos.

Causas de mocos con sangre

El sangrado a veces solo es indicativo de que se ha roto algún pequeño capilar, por ejemplo, si el perro, además de mocos, presenta estornudos. Otras veces puede ser señal de la presencia de algún pólipo, tumor o cuerpo extraño, pero también las infecciones bacterianas o fúngicas pueden dañar la mucosa al punto de provocar mocos con sangre.

En los primeros casos, el sangrado será por un único orificio, donde se localice el pólipo, tumor u objeto. Mocos en perros ancianos es más fácil que se relacionen con un tumor que en animales jóvenes.

¿Cómo eliminar mocos en perros? – Tratamiento

Para tratar los mocos en nuestro perro tenemos que acudir al veterinario, ya que es imprescindible conocer la causa que los ha desencadenado. Si la mucosidad procede de un cuerpo extraño, como una espiga o cualquier objeto de pequeño tamaño, habrá que extraerlo, muchas veces con anestesia general, ya que es una zona muy delicada y sensible que puede sangrar mucho. Tras la extracción es habitual recetar antibiótico para prevenir infecciones provocadas por bacterias. Los pólipos también pueden extraerse. En el caso de los tumores es posible la intervención en los benignos, pero los malignos, aunque son tratables, tienen un pronóstico reservado.

Las infecciones requerirán tratamiento, normalmente consistente en un antibiótico tanto para eliminar bacterias como para prevenir la aparición de infecciones secundarias si la infección es de origen vírico. En los casos más graves en los que el perro deja de comer y llega a deshidratarse, puede necesitarse su ingreso para reponer fluidos e iniciar la medicación por vía intravenosa. Más complejo es el tratamiento de una alergia, ya que no siempre se determina el alérgeno o se puede evitar, son muchos, etc. El veterinario puede recetar fármacos para aliviar la sintomatología.

Remedios para los mocos en perros

Si nuestro perro tiene una enfermedad que le causa mocos, en casa podemos seguir algunas recomendaciones para mejorar su respiración mientras el tratamiento del veterinario hace efecto. Destacamos las siguientes:

  • El vapor de agua ayuda a despejar la mucosidad de las fosas nasales. Puedes meter a tu perro en el baño contigo mientras te duchas con agua caliente y la puerta cerrada para que se acumule el vapor.
  • Según las características de tu lugar de residencia, puede ser necesario poner en marcha un humidificador.
  • Mantén al perro bien hidratado ofreciéndole agua o caldos.

No hay remedios para tratar los mocos en perros que sustituyan el tratamiento veterinario, por ello únicamente podemos aplicarlos a modo de apoyo. Si tu perro tiene muchos mocos y sospechas que puede deberse a una enfermedad o cuerpo extraño, no dudes en visitar a tu veterinario/a de confianza para que encuentre la causa e inicie el mejor tratamiento.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mocos en perros - Síntomas, causas y tratamientos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.