Muda de pelo en los perros - Síntomas, época y duración

Muda de pelo en los perros - Síntomas, época y duración

La muda de pelo en los perros es un fenómeno natural en el cual el can pierde pelo para estar más fresco en verano, y vuelve a perderlo en otoño para renovarlo y estar abrigado en invierno. Por consiguiente, en la mayoría de las razas la muda del pelo en perros se realiza un par de veces al año.

En los perros de granja y de pastoreo, la muda tiene mucho que ver con la temperatura ambiente y con el fotoperiodo. O sea, con la cantidad de luz solar de cada estación que percibe el can. Por dicho motivo, estos perros no son problemáticos a la hora de mudar, mientras que los perros urbanos que viven en los pisos no perciben ambos factores y, por lo tanto, están constantemente en una muda larvada. Lee este artículo de ExpertoAnimal y podrás adquirir conocimientos básicos sobre la muda de pelo en los perros.

¿Por qué se cae el pelo de los perros?

La caída del pelo en perros a causa de la muda es un proceso natural en el cual el pelo de nuestro can se regenera de forma anual para ajustarse a las temperaturas, es decir, para estar frescos en verano y abrigados en invierno. Por otro lado, la muda del pelo en perros estará estrechamente relacionada con dos factores importantes: el tipo de pelo y la ubicación.

Se ha demostrado que los perros que viven en ciudades y urbanizaciones, suelen tener una muda de pelo bastante ininterrumpida durante todo el año, debido a que, al vivir en pisos donde suelen haber, por ejemplo, aires acondicionados y calefactores, así como debido al cambio climático, el organismo de estos animales detecta que no es necesario hacer una muda completa de pelo, por lo que se va dando a lo largo de todo el año. Por contrapartida, los perros que viven en el campo suelen tener las dos mudas anuales bastante marcadas.

Por supuesto, hay otros factores que interfieren en la caída del pelo en los perros y que no están directamente relacionados con la muda, como son la alimentación, salud y predisposición genética de los canes.

Época y meses de muda de pelo de los perros

Tal y como comentábamos, la temporada de muda de pelo en perros es en primavera y en otoño. Más concretamente, suele darse en los meses de abril y octubre aproximadamente. Sin embargo, con el cambio climático, la caída de pelo puede ocurrir un poco antes o después o incluso puede alargarse más de lo habitual.

Además, la duración de la muda del pelo en perro puede variar dependiendo de la raza, de si el perro pasa largas horas en el interior del hogar o no, así como de los hábitos de cepillado, por lo que la "época de muda de pelo" podría alargarse.

¿Cuánto dura la muda de pelo en perros?

La mayoría de perros terminan de mudar el pelo en uno o dos meses. Sin embargo, hay diversos factores que pueden alargar o acortar la duración del cambio de pelaje en perros, como son:

  • Tipo de pelo: tal y como indicábamos, algunos perros tienen tendencia a soltar más pelo que otros. Por ejemplo, en general los perros de pelo corto suelen desprender más pelo que los de pelo largo o rizado.
  • Raza: un poco vinculado con el punto anterior es la raza del perro, que ya algunas, por genética, tienden a soltar más o menos pelo. Como ejemplo, te dejamos este otro artículo sobre Perros que no sueltan pelo.
  • Alimentación: una buena alimentación es indispensable para tener un pelo sano y fuerte, lo que haría que, por consiguiente, el perro perdiera menos pelo. Te animamos a leer Los mejores alimentos balanceados para perros.
  • Cepillado: cepillar el pelo de los perros es una de las mejores maneras de acortar la duración de la muda del pelo en nuestro perro, además de prevenir la caída de pelo a lo largo del año.

Por supuesto, la salud es otro factor clave en la caída del pelo, pues si nuestro perro está soltando más pelo de lo normal, o se le generan zonas de alopecia, ya no estaríamos ante una muda de pelo natural, sino ante un problema de consulta veterinaria.

Síntomas de la muda de pelo en perros

Como acabamos de ver, según el tipo de pelo no es fácil saber si nuestro perro ha iniciado ya la muda de pelo o no. Por ello, es importante fijarnos en los siguientes indicios que indican que ha empezado la época de muda de pelo de los perros:

  • Pelos por casa o en la ropa: se trata de uno de los signos más evidentes de la caída de pelo en perros. No obstante, algunos perros suelen soltar pelo durante todo el año. Por ello, para asegurarnos de que se debe a la muda de pelo, deberemos comprobar si hay más cantidad que de costumbre o si la caída de pelo se está produciendo con mayor frecuencia.
  • Bolas o mechones de pelo: siguiendo un poco el punto anterior, cuando la caída del pelo se produce por la temporada de muda, normalmente podremos ver mechones enteros o bolas de pelo por el suelo o incluso desprendiéndose de nuestra mascota.
  • El perro se rasca: otro de los síntomas de la muda de pelo en perros es que el perro se rasque con frecuencia. Esto se daría porque el pelo suelto aún adherido a su cuerpo generaría picor en nuestro animal, por lo cual, este necesitaría rascarse a menudo. Sin embargo, que un perro se rasque no siempre es síntoma de la muda de pelo. Por ello, te animamos a leer este otro artículo sobre ¿Por qué mi perro se rasca mucho?
  • Capas de pelo distintas: también, durante la temporada de muda de pelo en perros, podremos apreciar un cambio en el color o textura en el manto de nuestro perro. Esto se debe, por un lado, al pelo que se cae a causa de la muda, y al "nuevo" pelo que aparece debajo.

No obstante, otras causas también pueden generar caída de pelo en perros. Por ello, te animamos a leer este otro artículo de ExpertoAnimal sobre Caída de pelo en perros - Causas y tratamiento.

Tipos de pelo en el perro

Existen diversos tipos de pelo canino en función de la raza del perro. Averiguar concretamente el tipo de manto nos ayuda a cuidarlo mejor acertando en el tipo de cepillo o de champú más indicado, por ejemplo. A continuación te exponemos los diferentes tipos:

  • Pelo raso: se caracteriza por ser muy corto, recio y homogéneo por todo el cuerpo. El boxer, doberman y dálmata entre otros se caracterizan por esta tipología de pelo. Es el típico pelo que se clava en la ropa.
  • Pelo corto doble: está formado por un subpelo o lana densa y abundante, protegida por una púa o cobertura corta, suave y lisa. El pastor alemán, husky y labrador poseen dicho tipo de manto. Es el pelo que se condensa en pequeñas nubes por todo el suelo del piso. Su longitud varía en función de la parte del cuerpo a la que pertenece.
  • Pelo semilargo: se trata de un pelaje compuesto por una lana corta y densa, protegida por una cobertura de largada media, suave, densa y brillante. El cocker es un buen ejemplo.
  • Pelo largo: este tipo de pelo posee una lana densa y suave, cubierta por una púa larga, sedosa, brillante y de longitud desigual dependiendo de la zona del cuerpo. El galgo afgano, border collie y terranova poseen dicho tipo de manto.
  • Pelo rizado: este pelo no tiene subpelaje prácticamente. Todo él es una mezcla de pelo de cobertura en bucles o rizos lanosos de crecimiento constante. El bichón frisé y el caniche son buenas muestras de este tipo de pelo.
  • Pelo duro: es una púa o pelo de cobertura áspera al tacto. Apenas existe el subpelo. El fox terrier es un buen ejemplo.

Para tener un manto bonito y saludable, te aconsejamos leer este otro artículo sobre Alimentos buenos para el pelo del perro.

¿Cómo detener la muda de pelo en los perros?

Dado que se trata de un proceso natural, no hay ninguna forma de detener o combatir la muda de pelo en los perros, pero sí que existen diversas maneras de reducir la cantidad de pelo que sueltan nuestros animales durante la temporada de muda, como las que comentaremos a continuación.

Cepillar el pelo del perro

Sea cual sea el tipo de pelo que cubra a nuestro perro, un cepillado frecuente es una buena manera de mantenerlo limpio y cómodo. Si el cepillado es diario se tratará de una forma óptima de cuidar a nuestro perro y mantener nuestro piso casi impoluto de pelos.

Aún así, durante la muda de pelo el perro pierde mucho pelo por lo que el cepillado deberá ser diario si queremos evitar realmente que nuestra casa se llene de pelo. Cada tipo de manto requiere peines, cepillos y cardas específicos para su longitud y textura:

  • El pelo corto doble y el pelo raso requieren cepillos de cerda corta y elástica (los de crin de caballo son excelentes). También son adecuadas las manoplas. Unos cepillados a contrapelo y a favor de pelo con cierto vigor eliminarán el pelo muerto.
  • El pelo semilargo debe cepillarse con una carda metálica o un cepillo de cerda media y con las puntas acabadas en bolita. Debe cepillarse con suavidad.
  • El pelo largo es el más trabajoso y el que requiere más atención, ya que es fácil que se formen nudos en él. Un peine metálico, una carda son los útiles idóneos para el mantenimiento de dicho pelo. No deben provocarse dolorosos tirones de pelo. Un par de veces al año es conveniente la visita a un peluquero profesional.
  • En el pelo rizado es conveniente vigilar la aparición de nudos y eliminarlos con tijera si se forman. Debemos peinar al perro con los dedos o con un cepillo de cerdas muy suaves y separadas para no deshacer los bucles o rizos.
  • El pelo duro se carda con cuidado, procurando eliminar los posibles nudos.

Bañar al perro en época de muda

Durante ambos periodos de muda es conveniente hacer coincidir algún baño. Pero debemos tener presente que antes de bañar al perro hay que cepillarle a fondo, ya que durante el baño el pelo muerto podría formar enredos y nudos difíciles de eliminar posteriormente.

Es muy conveniente no excederse en la frecuencia de baños de nuestro perro.

Siempre deberán utilizarse champús específicos para bañar a nuestros perros, ya que el ph de su piel es mucho menos ácido que el de la epidermis humana. Los champús para humanos pueden ser muy irritantes para los perros.

Desparasitar a los perros

Después del baño del perro es fundamental prevenir la aparición de parásitos en el pelaje del perro, una medida higiénica imprescindible para el can y también para los miembros humanos que convivan con la mascota.

Las pulgas, por ejemplo, viven y comen en los perros; pero en ocasiones les gusta apearse del perro y saborear sabores nuevos. Nuestra sangre es un cambio de dieta excelente para estos molestos parásitos que tantas enfermedades transmiten. Especialmente durante la muda y después del baño es básico desparasitar a nuestro perro con el uso de pipetas.

La alimentación de los perros durante la muda

Una correcta alimentación es fundamental para que el manto de nuestro perro luzca hermoso. Durante el periodo de muda es conveniente consultar con el veterinario la conveniencia, o no, de suministrarle algún complemento dietético al perro que favorezca la aparición de un pelo nuevo más sano.

Sin embargo, existen alimentos o piensos con Omega 3 y Omega 6 propicios para que el pelo luzca más brillante. Existen también otros alimentos totalmente naturales que favorecen la aparición de un nuevo pelaje más hermoso, para ello revisa nuestro artículo acerca de los trucos para dar brillo al pelo de mi perro.

Si deseas leer más artículos parecidos a Muda de pelo en los perros - Síntomas, época y duración, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidado del pelo.