Compartir

Obesidad en periquitos australianos

Por Ángeles A. Martínez, Veterinaria. Actualizado: 23 febrero 2018
Obesidad en periquitos australianos

Ficha del animal: Periquito

Los coloridos y sociables periquitos australianos se han adaptado muy bien a nuestros hogares desde su lejano hábitat de origen. La vida en cautividad tiene algunas ventajas para estas aves, como una longevidad extra, y tener garantizada la comida..., ¡incluso demasiada!

Como ocurre con todos los animales de compañía, su posición acomodada en cuanto al alimento se refiere puede traerle algún problema inesperado. Por ello, ExpertoAnimal te propone en este artículo sobre obesidad en periquitos australianos unas pautas para intentar evitarla y te informa de las consecuencias que puede provocar esta concición, así como las distintas patologías que pueden derivar de ella.

También te puede interesar: Labradores y obesidad - Causas y tratamientos

Causas de la obesidad en periquitos australianos

Puede que la obesidad no sea en sí una enfermedad, pero da pie a que se desarrollen demasiadas patologías, así que podríamos definirla como una causa predisponente a sufrir múltiples alteraciones.

Cuando hay un exceso calórico en la ingesta diaria, y una quema deficiente de la energía que se consume, el balance final es positivo y nuestro periquito comienza a engordar sin que apenas nos demos cuenta. El plumaje puede hacernos dudar sobre la condición corporal, pero cuando nuestro periquito parece "eternamente embolado", es que ya le sobran bastantes gramos.

Exceso de energía

Las dietas a base de mixtura de semillas tienen un peligro, y es la capacidad de escoger. En esas mezclas encontraremos componente muy grasos y apetitosos que serán devorados los primeros, como semillas de colza o pipas de girasol. Solemos cometer, además, el error de suplementar de forma extra a animales que no lo necesitan, como seguir dando pasta de cría a periquitos a los que no les hace falta, porque les encanta.

Les proporcionamos premios como barritas con miel, galletas o pan con demasiada frecuencia, o nos decantamos por los piensos comerciales para aves, pero sin tasar. La tendencia a creer que las aves se autorregulan, y a que sus comederos siempre tengan mezcla de semillas, contribuye todavía más a este exceso de oferta y consecuente obesidad en periquitos.

Falta de ejercicio

Todo lo anterior se ve agravado por el sedentarismo de nuestros periquitos, que rara vez saldrán de su jaula, o si lo hacen, será para un corto vuelo por la habitación. En condiciones normales, las aves necesitan mucha energía para ponerse en marcha y volar considerables distancias, pero nuestros periquitos se limitan a saltar de una percha a otra, y las calorías que sobran tras cubrir la demanda del metabolismo para mantenimiento se acumulan en forma de grasa.

¿Y qué puedo hacer para corregirlo?

La dieta variada debe ser también medida. La fruta y verdura que se les ofrezca debería tener unos días establecidos y unas horas, al igual que las semillas o pienso. Por ejemplo, la mixtura de semillas un corto periodo de tiempo por la mañana y por la noche, y los días establecidos (lunes, miércoles, viernes...), la fruta y verdura a mediodía, rotando lo que se le ofrezca: lunes manzana, miércoles espinaca.... Se debe retirar al cabo de un rato para evitar que ensucien los alimentos si tenemos pensado volver a ofrecérselos algo más tarde. En el artículo correspondiente sobre "Fruta y verdura para periquitos" se puede ampliar esta información.

Si nuestros periquitos australianos tienen un voladero en un patio, lo tendremos más fácil, pues podrán gastar algunas calorías en algún desplazamiento corto. Y si además enriquecemos su ambiente con más juguetes, columpios, espejos que favorezcan la interacción, y troncos o perchas extra a los que trepar, consumirán energía al tiempo que su calidad de vida mejora considerablemente. De lo contrario, podremos optar por una jaula más amplia (se recomienda visitar el artículo de ExpertoAnimal sobre "Tipos de jaulas para periquitos"), y con varias alturas.

Los suplmenetos vitamínicos o minerales muy de moda según las épocas no son realmente necesarios en aves con una dieta variada y mantenidos como animales de compañía, por lo que es mejor prescindir de ellos mientras tratamos de bajar de peso a nuestro periquito.

Los premios como galletas o hidratos de carbono en general, deben ser suprimidos. Aunque sabemos que a todos los propietarios de periquitos nos ha hecho ilusión compartir un trozo de magdalena con ellos, ¡ni la necesitan, ni les conviene!

Las patologías desarrolladas como consecuencia de la obesidad que se van a mencionar a continuación, seguramente disuadirán a quien continúa ofreciendo todo lo que come a sus periquitos:

  • Pododermatitis
  • Lipomas
  • Xantomas
  • Problemas reproductivos
Obesidad en periquitos australianos - Causas de la obesidad en periquitos australianos

Pododermatitis

La aparición de lesiones en la superficie plantar de las patas es una consecuencia directa de estar soportando más peso del debido. Nuestros periquitos viven, e incluso duermen sobre ellas, y se mantienen en perchas que no siempre tienen la superficie adecuada. Si además hay que aguantar unos 30 gramos extra todo el día, acabará por aparecer la típica lesión en forma de cabeza de clavo en la parte de la pata que se agarra a la percha. De hecho, la dolencia se suele conocer como "clavo".

Podemos notar que el periquito rehúsa subirse a las perchas, dormitando en una esquina de la jaula y haciendo vida en el suelo. Puede encontrarse algo apático por el dolor, y si hay contaminación secundaria con bacterias los problemas se multiplican.

¿Cómo se trata?

Mientras se pone en marcha un plan para bajar de peso, lo ideal es buscar perchas acolchadas, de superficie lo bastante ancha como para poder agarrarse sin descargar todo el peso en la lesión, y aplicar pomadas cicatrizantes.

En los casos más severos, es preciso vendarle ambas patitas para evitar las rozaduras. Nuestro veterinario nos pautará un antiinflamatorio para aliviar el dolor asociado a esta consecuencia de la obesidad en periquitos. Y si las pomadas con antibiótico y cicatrizante no surten efecto, puede precisar antibioterapia sistémica.

Lipomas

El exceso de grasa da lugar a la formación de lipomas, es decir, un cúmulo de adipocitos localizados en la piel o tejido subcutáneo. Pueden estar pediculados, de forma que su extirpación resulte más o menos sencilla, pero la anestesia general es inevitable. Por desgracia, la obesidad es uno de los factores que más riesgos añade a una anestesia general en todos los animales.

En otros casos, estas formaciones están adheridas al cuerpo, de forma que una extirpación limpia es casi imposible. Se puede observar el color amarillento de esta formación grasa apartando el plumaje del abdomen o en la zona de la quilla.

La terapia con fármacos, productos que favorezcan la eliminación de lípidos en sangre, o esteroides anabolizantes, para intentar disminuir su tamaño no ha dado buenos resultados. De esta forma, siempre es preferible prevenir que curar, y en es este caso con más motivo.

Xantomas

Se trata del depósito de cristales de colesterol en la piel. Aparecen como masas localizadas, más o menos definidas aunque suelen ser irregulares, y se caracterizan por ser bastante sangrantes.

Una localización especialmente comprometida es en el borde de las alas, zona bastante delicada, pues está constantemente expuesta a rozaduras, y aunque se realizase una extirpación limpia, la cicatrización es complicada. En muchas ocasiones, no queda más remedio que extirpar una parte del ala. De nuevo nos vemos obligados a una anestesia general en un periquito obeso, algo que puede resultar más arriesgado que la patología que queremos solucionar.

El diagnóstico mediante citología para diferenciarlo de cualquier otra masa o tumor es sencillo, en ella se podrán apreciar los cristales de colesterol al microscopio sin dificultad. La terapia con fármacos en este caso tampoco ha dado buenos resultados en un intento por evitar el quirófano.

Problemas reproductivos en periquitos australianos

El exceso de grasa puede dar lugar en los periquitos australianos a problemas reproductivos por dos motivos principalmente:

  • Imposibilidad para realizar la cópula: la gran cantidad de grasa que acumulan en el abdomen puede impedir que las cloacas del macho y la hembras se acoplen y, por ello, la fecundación.
  • Distocias: debido a la grasa abdominal, la hembra puede sufrir retención de huevos o imposibilidad para la puesta. Esto da lugar a una complicación mayor, la celomitis por yema de huevo, que acontece cuando finalmente el huevo retenido se rompe dentro del cuerpo de la periquita, dando lugar a una urgencia de la que pocas hembras se recuperan.

Ahora que conoces las consecuencias de la obesidad, si observas que tu periquito australiano está hinchado, gordo y por encima de su peso ideal, no dudes en acudir al veterinario para que te indique cómo ayudarle a bajar de peso. Así mismo, te recomendamos consultar las enfermedades más comunes en periquitos para estar al tanto de todas ellas y evitar su desarrollo.

Obesidad en periquitos australianos - Problemas reproductivos en periquitos australianos

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Obesidad en periquitos australianos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Escribir comentario sobre Obesidad en periquitos australianos

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
carla
muy util

Obesidad en periquitos australianos
1 de 3
Obesidad en periquitos australianos

Volver arriba