Perros celosos - Síntomas y qué hacer

Perros celosos - Síntomas y qué hacer

Las personas solemos atribuir emociones o sentimientos propios del comportamiento humano a nuestros animales. No obstante, afirmar que los perros son celosos puede ser un término muy impreciso, ya que existen diversos motivos que pueden explicar por qué un perro se comporta de forma "celosa" con nosotros, nuestra pareja, hijos y hasta con otro animal.

En este artículo de ExpertoAnimal hablaremos a fondo de los considerados perros celosos, qué síntomas o comportamientos pueden advertirnos, qué problemas de comportamiento causan los celos en los perros y lo más importante: qué hacer cuando se presentan.

¿Los perros son celosos?

No es sencillo definir qué son los celos, no obstante, podemos entender como "celos" un conjunto de emociones y sentimientos que aparecen cuando una figura social que consideran importante se ve amenazada por un tercero, al que perciben como un rival.

Los celos son comunes en los animales gregarios, como el ser humano o el perro, y tiene una función adaptativa importante. No obstante, son también emociones complejas, que requieren que el individuo que las experimenta tenga capacidades cognitivas elevadas que le permitan razonar y comparar con experiencias pasadas.

Así, los perros pueden llegar a experimentar celos hacia otros individuos, pero no hacia objetos inanimados. Aún así, el uso de este término es muy discutido, por los pocos estudios que existen, y se tienen dudas acerca de si este comportamiento es comparable al experimentan los seres humanos.

No obstante, es fundamental señalar que existen otros problemas de conducta que pueden explicar algunos comportamientos que nosotros consideraríamos "celos en los perros", tales como la territorialidad, la protección de recursos, el aburrimiento o el juego. Para entender un poco mejor esta conducta, en el apartado siguiente explicaremos el comportamiento de los perros celosos.

El comportamiento de los perros celosos

Como ya hemos mencionado, existen pocos estudios que hablen acerca del comportamiento de los perros celosos, por ello resulta tan complicado determinar las conductas exactas y las diferencias con respecto a otros problemas de conducta comunes en los perros.

Aún así, algunos de los síntomas de los perros celosos pueden ser:

  • Intenta captar la atención del "socio social valorado" cuando se siente ignorado.
  • Intenta interrumpir la interacción entre el "socio social valorado" y el posible "rival social".
  • Se muestra atento cuando el "socio social valorado" y el "rival social" se relacionan.
  • Puede llegar a empujar, atacar o mostrar diversas señales de calma negativas.

Vídeos de perros celosos

Podemos encontrar multitud de vídeos de perros celosos en la red, sin embargo, debemos señalar que algunos tutores refuerzan conductas inadecuadas o agresivas en los perros, probablemente por desconocimiento, lo que hace aumentar aún más estos comportamientos en los canes.

Por el contrario, en este vídeo del canal de milperthusky podemos apreciar cómo el tutor gestiona de forma adecuada los celos de uno de sus perros, proporcionando atención y afecto por igual. Así mismo, en este caso, los celos no incluyen comportamientos alarmantes:

Situaciones que pueden desencadenar celos en los perros

Los perros celosos pueden serlo ante las siguientes situaciones:

  • Perro celoso de un cachorro o de otro perro: se produce cuando diversos canes conviven en un mismo hogar y el tutor ignora de forma continuada a uno o presta más atención a otro. Debemos diferenciar los celos de la territorialidad, que se muestra únicamente ante individuos desconocidos.
  • Perros celosos por embarazo: es muy común que las mujeres en estado cambien sus hábitos y rutina a medida que el embarazo avanza. En estos casos, el perro puede sentirse ignorado y por ello intentará captar la atención de la mujer embarazada de diversas formas. Es importante preparar al perro para la llegada del bebé de forma progresiva, nunca cambiando sus hábitos repentinamente y siempre apoyándonos en otra persona que nos ayude a hacer esa transición.
  • Perro celoso de un bebé o de un niño: es fundamental presentar al perro y al bebé correctamente, en ocasiones, incluso con la ayuda de un profesional. No obstante, si no se ha realizado bien o si se ha producido una asociación negativa, es probable que ello no ocurra. Puede aparecer si regañamos al perro en presencia del niño, si no le dejamos acercarse a él y le hemos castigado, etc. Podemos evitar los celos entre niños y bebés mediante el refuerzo positivo, pautas adecuadas y la supervisión de un profesional.
  • Perro celoso de mi pareja: podemos encontrar en YouTube multitud de vídeos divertidos perros celosos de parejas besándose. Si bien podríamos hablar de celos, en otros casos hablamos también de protección de recursos. El perro considera a su tutor algo de su propiedad y actúa protegiéndole. Los perros celosos de sus dueños pueden llegar a mostrar comportamientos muy agresivos.

Ahora bien, ¿qué hacemos con los perros celosos? En el apartado siguiente te explicaremos qué hacer de forma temporal y cómo puedes solucionar este problema de forma efectiva.

¿Qué hacer con perros celosos?

Los perros celosos, especialmente si llevan a cabo comportamientos relacionados con la agresividad canina, pueden llegar a ser muy peligrosos, especialmente si van dirigidos hacia un niño o un bebé.

Por ello, empezaremos tomando las medidas de seguridad pertinentes, evitando así el contacto directo entre el perro y la tercera persona o "rival social". Si hemos positivizado el bozal podremos utilizarlo temporalmente, pero nunca superando los 60 minutos. Evitaremos por completo el uso del castigo, pues ello puede agravar aún más el cuadro. Por el contrario, intentaremos controlar la situación con órdenes básicas de obediencia, pidiendo a nuestro perro un sentado, un tumbado o un quieto.

Será fundamental acudir a un veterinario especializado en etología o un adiestrador/educador canino titulado para descartar problemas de salud que puedan estar los problemas de conducta y recibir un diagnóstico certero. Solo de esta forma podremos recibir pautas de manejo y empezar a realizar sesiones de modificación de conducta.

Es muy probable que el profesional nos pida supervisar las interacciones de nuestro perro hacia otros individuos, nos ofrezca consejos para manejar esta situación y nos proponga un plan de actividades que nos ayude a mejorar la relación con nuestro perro, mediante hábitos y rutinas positivas. También puede ser necesario realizar sesiones de trabajo, utilizando como herramienta principal el refuerzo positivo, para mejorar el comportamiento del perro.

Si deseas leer más artículos parecidos a Perros celosos - Síntomas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Bibliografía
  • Abdai, J., Terencio, C. B., Fraga, P. P., & Miklósi, Á. (2018). Investigating jealous behaviour in dogs. Scientific reports, 8(1), 8911.
  • Prato-Previde, E., Nicotra, V., Poli, S. F., Pelosi, A., & Valsecchi, P. (2018). Do dogs exhibit jealous behaviors when their owner attends to their companion dog?. Animal cognition, 21(5), 703-713.
  • Morris, P. H., Doe, C. & Godsell, E. Secondary emotions in non-primate species? Behavioural reports and subjective claims by animal owners. Cogn. Emot. 22, 3–20 (2008).