¿Por qué a los gatos les gusta dormir en lugares altos?

¿Por qué a los gatos les gusta dormir en lugares altos?

Los gatos adoran las alturas, tanto es así que existe un síndrome exclusivo para ello, conocido como "el síndrome del gato paracaidista" que hace referencia a aquellos felinos que trepan hasta lugares muy altos y, desafortunadamente, caen al vacío, lo que puede provocar serios problemas de salud, como lesiones graves.

Pero no todas las alturas entrañan peligros, de hecho, es muy positivo que un gato descanse en superficies elevadas. ¿El tuyo también lo hace? ¿Te preguntas por qué? En este artículo de ExpertoAnimal te explicaremos por qué a los gatos les gusta dormir en lugares altos, mostrándote 5 motivos principales.

¿Por qué los gatos duermen en lugares altos? - 5 MOTIVOS

Si analizamos el comportamiento de los felinos, observamos rápidamente que dedican más tiempo al descanso y al desplazamiento que a otras conductas propias de la especie. Es la combinación perfecta que explica por qué los gatos se suben a los árboles, así como a otras superficies elevadas.

Sin embargo, ¿qué beneficios les aporta? ¿Por qué les gusta tanto? A continuación hablaremos de los motivos que explican por qué los gatos duermen en lugares altos:

1. Se entretienen

Los gatos domésticos son animales especialmente curiosos, tanto es así que no dudan en husmear cuando traemos algo nuevo o cuando alguna cosa les sorprende. Sin embargo, debemos recordar que la estimulación dentro del hogar puede resultar muy limitada para estos animales domésticos, por ello, los gatos encuentran en las alturas un medio excelente para ver lo que ocurre a su alrededor.

Precisamente por este motivo es tan necesario ofrecerles estructuras cómodas y seguras donde puedan descansar y, al mismo tiempo, observar. Podemos fomentar esta conducta colocando un árbol rascador cerca de las ventanas, de esta forma el felino podrá ver lo que pasa por la calle sin riesgos.

2. Se sienten más seguros

Existen muchos factores que pueden provocar que tu gato "se sienta en peligro". Se trata de animales muy sensibles que, en ocasiones, pueden considerar ciertos cambios como una amenaza. Un ejemplo podría ser la introducción de un perro en el hogar. Eso puede generar conductas relacionadas con el miedo o la agresividad, pero para evitarlo, los gatos preferirán subirse a determinadas estructuras, donde se sentirán más seguros.

Así y de forma general, los gatos buscarán sitios elevados para refugiarse y recuperar su bienestar cuando se sientan amenazados, inseguros o asustados.

3. Descansan mucho mejor

Los gatos dedican la mayor parte del día al descanso y podríamos decir que es su actividad favorita. De hecho, los gatos llegan a tener diversas "zonas predilectas" dentro del hogar para descansar. No obstante, no siempre estarán durmiendo profundamente. En la mayoría de ocasiones están reposando, sin llegar a descansar realmente.

Los lugares altos suelen convertirse en esas zonas favoritas que hemos mencionado, pues ofrecen al gato la posibilidad de aislarse del tránsito del hogar y, por tanto, descansar mucho mejor.

4. Regulan mejor el calor

Si tienes un gato sabrás que estos animales no son grandes amantes del frío. Si en alguna ocasión los vemos en el suelo será en verano, cuando haga realmente mucho calor, o encima de una alfombra. En las épocas más frías del año los felinos buscan lugares cálidos donde poder acurrucarse y, contra más lejos del suelo estén, mejor.

Es muy probable que les observemos dentro de un armario o en la caja nido de un árbol rascador si disponemos de él. Además, la calefacción de las casas suele estar ubicada en la parte cercana al suelo, lo que inevitablemente provoca que el calor suba hacia arriba, manteniendo ciertos espacios calientes. Eso les proporciona más confort.

5. Gestionan mejor el estrés y la ansiedad

A pesar de que los gatos domésticos puedan parecer animales muy tranquilos, lo cierto es que se trata de animales muy sensibles ante los cambios. Es fácil que un gato pueda experimentar ansiedad y estrés por diversos motivos y que busquen refugiarse en ciertos espacios. Una vez más, las alturas proporcionan al gato el aislamiento necesario para obtener calma, tranquilidad y un descanso reparador.

Así mismo, suelen ser un refugio excelente para aquellos gatos que tienen miedo a las tormentas, los fuegos artificiales o al secador.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué a los gatos les gusta dormir en lugares altos?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.