Compartir

¿Por qué a mi gato no le crece el pelo?

 
Zorayda Coello
Periodista especializada en el mundo animal
¿Por qué a mi gato no le crece el pelo?

Ver fichas de Gatos

Los motivos principales que pueden explicar por qué a un gato no le crece el pelo son: la presencia de parásitos, el desarrollo de enfermedades cutáneas, alergias, estrés o la muda del manto. Para determinar la causa exacta, es fundamental prestar atención al resto de síntomas y acudir al veterinario. Y es que si hay algo que nos parece atractivo de los felinos es su hermoso pelaje. Ya sea corto o largo, unicolor, manchado o a rayas, el pelo de los gatos es de tanta belleza que parece increíble que sea acicalado mayormente con su propia saliva.

Algunas veces, recortar el pelo del gato se hace necesario, por las altas temperaturas o para realizar algún tratamiento médico; en otras ocasiones, una enfermedad es la culpable de la caída del pelo. Al superar estos acontecimientos, viene la inminente pregunta "¿por qué a mi gato no le crece el pelo?". En el siguiente artículo te hablamos un poco sobre este proceso. ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar: ¿Por qué mi perro no crece?

¿Se le puede cortar el pelo a un gato?

Antes de hablar de cómo debe crecerle el pelo a tu gato, o si es que realmente les crece, primero es necesario saber en qué circunstancias este perderá dicho pelo. Aparte de la habitual muda, que todo aquel con un gato reconoce en las hebras dejadas en los muebles de casa, existen razones por las cuales el gato también perderá parte de su pelaje. Entre ellas, se encuentran las ocasiones en las que se debe recortar el pelo del gato. ¿Cuáles son estas ocasiones? Cuando es necesario realizar un examen médico o colocar una vía para algún tratamiento, entre otras razones de salud. En estos casos, se rasura solo la zona en la que se va a realizar el examen o aplicar el tratamiento.

También es posible que, debido a las altas temperaturas, sea necesario recortar un poco el pelaje para refrescar al felino. Si te ves en la necesidad de hacer esto, recuerda no dejar la piel expuesta, pues es tan sensible a los rayos del sol como la piel humana y podría quemarse. Se rasura solo el torso, conservando el pelaje de las extremidades, la cola y por supuesto la cabeza; el peluquero felino te asesorará en cuanto a la cantidad que se debe cortar.

Otra razón para afeitar ciertas zonas es que al peinarlo te encuentres con un nudo imposible de deshacer; estos nudos, si los descuidas, pueden causar heridas muy dolorosas en la piel, infecciones, etc.

Tanto si es por la temperatura, un tratamiento o un nudo, lo más recomendable es que el recorte del pelaje lo realice un veterinario o, como ya hemos mencionado, un peluquero felino especializado.

¿Por qué a mi gato no le crece el pelo? - ¿Se le puede cortar el pelo a un gato?

¿Por qué a mi gato se le cae el pelo y no le crece?

Muchas son las razones que justifican la pérdida de pelo en el gato y la no regeneración del mismo, y aquí te mencionamos las más comunes.

Muda de pelaje

Al igual que ocurre con otros mamíferos, los felinos caseros mudan el pelo de acuerdo a las estaciones, para mantenerse más frescos en primavera y verano, y más calentitos cuando llega el invierno. Este tipo de muda es completamente normal; para que tu casa no se llene de pelos sueltos, te recomendamos acostumbrar al gato desde muy joven a ser cepillado.

Dermatofitosis

Aquí es cuando empiezan los problemas. Cuando la caída del pelo no se debe a una muda, existe algún problema. La dermatofitosis, comúnmente conocida como tiña, es un tipo de micosis que afecta la epidermis del gato debido a la infección por hongos.

Cuando el gato sufre de tiña, el picor en el cuerpo es muy intenso, sobre todo en la cara, las orejas y las extremidades. Este prurito desespera al animal y lo lleva a rascarse e incluso morderse con frecuencia, lo cual trae la pérdida del pelaje y heridas en la piel.

Parásitos externos

Las pulgas y las garrapatas son los principales parásitos externos del gato. Al igual que con la dermatofitosis, la incomodidad del picor hace que el gato se rasque y se lama con violencia, hecho que propicia la alopecia. Además, en este caso también puede darse alergia a la picadura de las pulgas, pues estas inyectan un anticoagulante con su mordida.

La presencia de pulgas o garrapatas se detecta cuando la apariencia del pelaje es sucia y desaliñada, aparte de que concentran sus lamidos en la base de la cola.

Sarna

Enfermedad de la piel causada por los ácaros, la sarna es otro problema común en los felinos caseros, y que ocasiona caída del pelaje en distintas zonas. Así mismo, también impide que el pelaje de la zona afectada vuelva a crecer, por lo que esta es una de las principales causas que pueden explicar por qué a tu gato no le crece el pelo.

Alergia

Existen dos tipos de alergias que afectan a los felinos: ambiental y alimentaria. La primera tiene que ver con alergia a distintos factores presentes en el entorno del gato, ya sea polen de flores, polvo, productos de limpieza o higiene con componentes tóxicos, entre otros; la alimentaria aparece cuando el cuerpo del felino reacciona negativamente a ciertos ingredientes contenidos en su dieta habitual. En cualquiera de los dos casos los síntomas son diversos, y uno de ellos es la caída del pelo y no regeneración del mismo.

Estrés

Detonante de muchos problemas de salud en los felinos, el estrés trae todo tipo de consecuencias, desde comportamiento agresivo y conductas de aseo obsesivas hasta alopecia. Descubrir la razón es la única forma de evitarlo y devolver la vitalidad al pelaje del animal, además de su estabilidad emocional, que es lo más importante.

¿Por qué a mi gato no le crece el pelo? - ¿Por qué a mi gato se le cae el pelo y no le crece?

¿A los gatos les crece el pelo?

Si tu gato ha sufrido alguno de los problemas arriba mencionados y perdido parte de su pelaje en el proceso, es normal que cuando empieces con el tratamiento adecuado te ataque la ansiedad sobre cuánto tardará recuperarse su manto. Sin embargo, esto varía de un gato a otro, y sobre todo dependiendo del tipo de problema que haya atravesado.

Para que te hagas una idea sobre los tiempos, en una situación normal de muda, que se da sobre todo entre verano y primavera y que es más notoria en felinos que salen al exterior que en aquellos que permanecen dentro de casa, el cambio de pelaje puede demorar entre 2 y 3 semanas. Y cuando hablamos del cambio, nos referimos a la caída total de las hebras a mudar y el inicio del crecimiento de las hebras nuevas, lo cual, obviamente, requiere de más tiempo para que se empareje con el resto del pelaje.

En las situaciones arriba descritas, donde no solo el pelaje sino también la piel se ven afectados, el proceso toma un poco más de tiempo después de que la causa haya desaparecido. Cuando la recuperación médica y psicológica ha sido completada, el pelo debería crecer por completo entre el primer y el tercer mes. Es decir, que efectivamente a los gatos les crece el pelaje. De esta forma, ante la pregunta "¿si rasuro a mi gato le crecerá el pelo?", la respuesta también es sí.

Ahora bien, si pasado este tiempo no ves una mejoría en el manto, entonces debes volver al veterinario. Puede existir un problema de tipo hormonal, o la alopecia sufrida es por otra causa distinta a la diagnosticada.

¿Por qué a mi gato persa no le crece el pelo?

El gato persa es uno de los más populares en todo el mundo por su hermoso y abundante pelaje. Por ello, al adoptar a un cachorro y ver que su manto no crece, no es de extrañar que los tutores se pregunten qué está pasando. Pues bien, las causas más comunes que explican por qué a un gato persa no le crece el pelo son las siguientes:

El gato es mestizo

Si el gato persa es fruto de un cruce con otra raza de pelo corto o medio, puede suceder que el manto presente características de ambos progenitores, mostrando la textura del pelo del persa y la longitud del gato de pelo más corto, por ejemplo.

Para comprobar si tu felino es persa puro o mestizo, consulta nuestra ficha de raza del gato persa. Y si finalmente se trata de un gato mestizo, recuerda adaptar los cuidados del pelo a su tipo de manto, ¡seguro que es igual de hermoso o más!

¿Es un gato persa o exótico de pelo corto?

Cuando son cachorros, es normal confundir ambas razas porque presentan características físicas muy similares. Sin embargo, conforme crecen, el gato persa desarrolla un abundante manto, mientras que el exótico muestra un palaje corto y denso, o longitud media, pero no largo. Así, si tu gato "persa" empieza a alcanzar la edad adulta, está totalmente sano, no es mestizo pero aún así no le crece el pelo, ¿podría ser en realidad un exótico de pelo corto?

¿Se alimenta correctamente?

Una deficiencia nutricional, o alimentación pobre en ácidos grasos omega 3, puede verse reflejada en la calidad del manto, mostrando un pelaje sin brillo, pobre y áspero. De esta forma, si tu gato persa presenta el pelo con estas características, prueba de cambiar su alimentación por un alimento de mayor calidad, o diseñado especialmente para esta raza, y observa si mejora.

Enfermedades cutáneas o parásitos

Tal y como ocurre con el resto de razas y gatos mestizos que pierden su pelo y no les vuelve a crecer, las causas más comunes de esta condición son las mencionadas en los apartados anteriores, relacionadas con problemas de salud. Así, si a tu gato persa no le crece el pelo por zonas, revisa su piel detenidamente y acude al veterinario. Y si la caída es general, ten en cuenta la posibilidad de la muda.

¿Por qué a mi gato no le crece el pelo? - ¿Por qué a mi gato persa no le crece el pelo?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué a mi gato no le crece el pelo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidado del pelo.

Escribir comentario sobre ¿Por qué a mi gato no le crece el pelo?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Por qué a mi gato no le crece el pelo?
1 de 4
¿Por qué a mi gato no le crece el pelo?

Volver arriba