¿Por qué a mi perro se le decolora la nariz?

¿Por qué a mi perro se le decolora la nariz?

El proceso de pigmentación de la piel del perro funciona exactamente igual al nuestro, de manera que para ellos la proteína conocida como melanina también resulta de gran importancia. Así mismo, también es normal encontrar en su piel manchas, lunares e, incluso, zonas con despigmentación, siendo algunas causadas por determinadas enfermedades o por una anomalía que no necesariamente implica el desarrollo de problemas de salud.

Cuando se observa que al perro se le está decolorando la nariz, por ejemplo, no es de extrañar alarmarse e intentar identificar si se trata de un problema grave o, por el contrario, de algo natural. Por ello, en este artículo de ExpertoAnimal trataremos las causas más comunes de esta irregularidad y explicaremos por qué a tu perro se le despinta la nariz.

Despigmentación de la trufa del perro por nariz Dudley

Se conoce como nariz Dudley a la anomalía genética que produce la decoloración permanente de la nariz del perro, y destaca por ser la causa principal que explica por qué a los perros se les despinta la nariz. En general, el can presenta la despigmentación de forma progresiva, conforme crece, hasta mostrar la trufa ligeramente rosada. No produce otros síntomas y no supone ningún problema de salud, de manera que los perros con nariz Dudley pueden llevar una vida completamente normal. Eso sí, se debe prestar especial atención a esta zona durante las épocas de calor para evitar quemaduras solares.

Despigmentación de la trufa del perro por enfermedades autoinmunes

Las llamadas enfermedades autoinmunes son aquellas en las que el organismo produce anticuerpos que atacan a las células sanas; las detecta como cuerpos extraños o malignos y, por ende, intenta destruirlas o expulsarlas. Así, es el propio sistema inmunitario que, al trabajar de forma incorrecta, desarrolla patologías en el cuerpo del afectado.

En general, son tres las afecciones autoinmunes que tienden a producir una despigmentación de la nariz del perro como parte de su sintomatología:

  • Síndrome uveodermatológico. Es similar al síndrome de Vogt-Koyanagi-Harada humano y se trata de un trastorno autoinmune que produce inflamación ocular, despigmentación facial en trufa, labios y párpados principalmente, costras en algunos casos y lesiones en la zona perianal, escroto, vulva o almohadillas. En general, la inflamación del interior del ojo del animal, junto con la despigmentación de la nariz y el resto de partes del rostro, suelen ser los síntomas que llevan al veterinario a sospechar de la presencia de este síndrome, y a llevar a cabo las pruebas pertinentes para su diagnóstico, tales como biopsia cutánea, hemograma, análisis de sangre y orina o test de anticuerpos antinucleares.
  • Lupus eritematoso sistémico. Esta enfermedad autoinmune puede desarrollar síndromes relacionados como consecuencia de su acción en el organismo, como anemia hemolítica, poliartritis o alteraciones cutáneas. En este sentido, puede presentar despigmentación de la nariz, úlceras en la boca, fiebre, decaimiento o signos neurológicos como dificultad para caminar, entre otros. Para diagnosticar la enfermedad, el test de anticupuertos antinucleares suele ser clave, aunque el veterinario puede realizar otras pruebas cutáneas y analíticas.
  • Vitíligo. Como consecuencia, el síndrome uveodermatologíco acostumbra a desarrollar vitíligo, siendo esta otra de las causas que puede explicar por qué a un perro se le decolora la nariz. No obstante, esta afección producida por una deficiencia de pigmentación en determinadas zonas de la piel del perro no solo puede producirse a raíz de este síndrome, puesto que en muchas ocasiones el origen se desconoce. Así, se caracteriza por la presencia de decoloración de la nariz del perro, labios, párpados y otras zonas de la piel del cuerpo, mostrándose claramente el contraste entre el color rosa y el oscuro (negro o marrón), así como manchas blancas en el pelaje.

Despigmentación de la trufa del perro por nariz de invierno

Conocida también como "nariz de nieve", la nariz de invierno se produce en el golden retriever, labrador retriever, husky siberiano, boyero de Berna y boyero de Flandes, principalmente, durante las épocas de frío. La falta de luz solar perjudica la función de las proteínas encargadas de la pigmentación de la piel y, por ende, se produce una decoloración estacional. Así, las razas mencionadas tienden a mostrar la trufa negra o marrón durante las épocas de calor, y ligeramente rosada durante el invierno. No obstante, no son las únicas que pueden sufrir nariz de invierno, los mestizos de estos canes también pueden heredarlo y, por supuesto, otras razas caninas pueden desarrollarlo, aunque es menos frecuente.

Despigmentación de la trufa del perro por alergia

Muchos son los canes que presentan alergia al plástico del que están hechos la mayoría de los comederos, mostrando una despigmentación de la trufa y labios, picor, inflamación, enrojecimiento o irritación de estas zonas y aquellas que entren en contacto con el alérgeno.

Si sospechas que esta puede ser la causa que explique por qué a tu perro se le decolora la nariz, lo primero que debes hacer es cambiar el comedero de plástico por uno de acero inoxidable, barro o cerámica. Si los síntomas remiten y su trufa recupera el color habitual, habrás acabado con el problema y sabrás que debes evitar el contacto de tu can con ese material.

No obstante, el plástico no es lo único que puede producir hipersensibilidad en el can, y es que productos de limpieza, pinturas o cualquier otro material de fabricación puede generar una reacción alérgica. Así mismo, como consecuencia, puede producirse dermatitis por contacto en la parte del cuerpo que haya tocado el agente irritante, ocasionando los síntomas anteriores, además de costras o endurecimiento de la piel. Por ello, si el cambio de comedero no funciona y se sigue sospechando de una reacción alérgica, se debe acudir al veterinario para que encuentre el alérgeno.

Despigmentación de la trufa del perro por cáncer de piel

El cáncer de piel está catalogado como el más frecuente en los perros, seguido del cáncer de mama en las hembras. Aunque son varios los tumores o neoplasias que afectan a la piel, el más común y caracterizado por la despigmentación de la nariz del perro es el linfoma epiteliotrópico. Así, además de la mencionada decoloración, el linfoma epiteliotrópico o micosis fungoide produce nódulos, pérdida de pelo localizada, úlceras, descamación exfoliativa o ganglios linfáticos, en función de la forma y el estadio de la enfermedad.

En general, el linfoma epiteliotrópico pasa por cuatro episodios clínicos:

  1. Eritrodermia exfoliativa, en el que el can enfermo muestra la despigmentación de la piel, parches sin pelo, descamación e inflamación de la piel. Aunque el eritema tiende a ser generalizado, también es cierto que las zonas más afectadas acostumbran a ser el tronco y la cabeza.
  2. Localización mucocutánea, con los síntomas anteriores, la presencia de úlceras, el desarrollo de enfermedades autoinmunes o cutáneas, como la necrólisis epidérmica tóxica.
  3. Placas y nódulos, siendo posible presentar un único tumor o varios. Además, durante este episodio el paciente suele exponer costras en la piel, úlceras mucho más expandidas y los ganglios linfáticos se ven afectados.
  4. Enfermedad de la mucosa oral, en la que encías, lengua y paladar se ven perjudicados, desarrollando úlceras, inflamación y despigmentación.

Según el episodio en el que se encuentre la enfermedad, el tratamiento a seguir será uno u otro, siendo los más comunes la cirugía, fototerapia y radioterapia. Así pues, solo el veterinario puede diagnosticar y tratar el linfoma epiteliotrópico, por lo que recomendamos acudir a la clínica lo antes posible en caso de observar cualquiera de los síntomas anteriores.

Las razas de perros más propensas a padecer esta enfermedad son el San Bernardo, setter irlandés, bóxer, pastor alemán, cocker spaniel y golden retriever.

Otras causas que explican por qué a tu perro se le despinta la nariz

Aunque los motivos anteriores son los más comunes, no son los únicos que dan respuesta a la pregunta por qué a los perros se les despinta la nariz. Al tratarse de un problema de pigmentación, resulta lógico pensar que una alimentación pobre, de baja calidad y sin alimentos que estimulen la creación de melanina, esta proteína se ve afectada negativamente, produciéndose en el organismo del animal una deficiencia de la misma y consecuente despigmentación de determinadas zonas. Para determinar si esta es la causa, bastará con revisar la dieta ofrecida para mejorar su calidad y proporcionar una alimentación adecuada, con alimentos que favorezcan la producción de melanina, como la zanahoria, el melón, la calabaza, las espinacas o la papaya. Dichos productos son ricos en betacarotenos, pigmento que se transforma en el organismo en vitamina A e interviene en la producción de melanina.

Por otro lado, como decíamos en el apartado destinado a la nariz de invierno, los rayos solares también influyen en la producción de melanina y, por ende, un perro que no dispone de la exposición a la luz solar puede sufrir un déficit de esta proteína y presentar hipopigmentación. ¿Por qué? Muy sencillo. De forma resumida, la melanina se produce a partir de las células conocidas como "melanocitos" y tiene como función principal, además de determinar el color de la piel, proteger al cuerpo de los efectos negativos de los rayos ultravioleta, absorbiendo la radiación que emiten. De esta forma, al recibir el organismo la llegada de los rayos solares, se activa de forma natural para estimular a los melanocitos y favorecer la producción de melanina. Sin esa señal, el sistema inmunitario no inicia dicho proceso. No obstante, esto no quiere decir que el animal deba recibir una sobreexposición si se observa una hipopigmentación, puesto que podría generar quemaduras solares u otros problemas de la piel derivados.

Por último, cabe destacar que las perras en periodo de lactancia pueden ver perjudicado sus sistema inmunitario, produciendo una clara despigmentación de la nariz y labios.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué a mi perro se le decolora la nariz?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.