¿Por qué los gatos tienen la nariz mojada?

¿Por qué los gatos tienen la nariz mojada?

Puede que alguna vez hayas escuchado que los gatos tienen que tener la nariz húmeda, ya que es un signo de buena salud y de ausencia de enfermedad. Pues bien, esto no es del todo cierto, pues la humedad de la nariz de nuestros gatos puede cambiar a lo largo del día, con las temperaturas, el ejercicio, la alimentación, el acicalamiento o el estado de salud.

Pero, ¿por qué los gatos tienen la nariz mojada? En este artículo de ExpertoAnimal explicamos a qué se debe la nariz mojada en los gatos, qué tan normal es y a qué puede originar alteraciones en la humedad de la nariz felina.

¿Es normal la nariz húmeda de un gato?

Si te preguntas qué pasa si mi gato tiene la nariz mojada, no te preocupes, es normal. Esta humedad es producida por las glándulas situadas alrededor de sus fosas nasales, en la zona del rinarium. Junto con el conducto lagrimal interior, favorecen las secreciones y hacen que la nariz de tu gato naturalmente se encuentre algo mojada. Pero que la nariz de tu gato esté mojada también puede deberse a otras causas, como explicamos en el siguiente apartado.

Por otra parte, si, al contrario, notas que la nariz de tu gato está seca y ha perdido su humedad, puede ser debido a motivos como el calor, la deshidratación o la fiebre. Te lo explicamos en el artículo ¿Es normal que un gato tenga la nariz seca?

Causas de nariz húmeda en el gato

Además de la humedad de la nariz de tu gato, hay algunas causas que pueden explicar que esté mojada. Destacamos las siguientes:

  • Acicalamiento: ya sabes que los gatos, siempre que estén sanos, dedican mucho tiempo de su día a esta actividad, lo que les permite relajarse y sentirse limpios de suciedad y de organismos que pudieran poner en riesgo su salud.
  • Ingesta de agua: otro motivo que puede explicar la humedad en la nariz de tu gato es que acabe de pasar por el bebedero para ingerir un poco de agua.
  • Condiciones climatológicas: los meses más fríos del año y los lugares con humedad ambiental más elevada, también suelen hacer que las narices de nuestros pequeños felinos se encuentren más frías y húmedas que en otros meses del año yoque en otras localizaciones más secas.

Mi gato estornuda y tiene la nariz mojada

Sin embargo, pese a que la nariz húmeda en los gatos es algo normal, si te parece que tu gato tiene la nariz muy húmeda, esto puede responder a una enfermedad infecciosa frecuente en los gatos, como es la rinotraqueitis felina. Esta enfermedad está causada por el herpesvirus felino de tipo I (HVF-1), que tiene la capacidad de establecer latencia en las células de los gatos a los que infecta. Dicha latencia se puede acabar ante situaciones estresantes o de inmunosupresión, en las que el virus se reactiva y vuelven a aparecer signos clínicos. Los más característicos incluyen rinitis, descarga nasal y ocular mucopurulenta, anorexia, estornudos, infecciones bacterianas secundarias e incluso neumonía.

Pero, además de la rinotraqueítis, hay otras enfermedades que pueden cambiar la humedad de la nariz felina, además de producir secreción nasal. Se trata de patologías como las siguientes.

Carcinoma de células escamosas

Debido a los rayos ultravioletas, se desarrolla especialmente en los gatos blancos o con mucho blanco, de nariz rosada y que toman el sol. Se trata de un tumor maligno que se extiende de forma local por el plano nasal, la cara, la boca y las orejas. En determinadas ocasiones puede llegar a extenderse a pulmones o nódulos linfáticos. La piel se va volviendo rojiza, con zonas ulceradas y costras de bordes elevados y duros. Las lesiones pueden llegar a sangrar. El tratamiento consiste en la extirpación del tumor cuanto antes para evitar la invasión de tejidos adyacentes. En ocasiones también se deben extirpar las orejas, pero, si el tumor se localiza en los párpados o en la nariz, la extracción es más complicada. Puede considerarse la radioterapia adicional o la criocirugía.

Pólipo o tumor nasal

Los nódulos en la cavidad nasal interfieren y pueden aumentar las secreciones, incrementando la humedad y provocando descarga nasal. Los pólipos inflamatorios en los gatos son masas no tumorales que se forman de la mucosa del tímpano, el conducto de Eustaquio y/o la nasofaringe. En gatos jóvenes es más frecuente y puede ser congénito, debido al desarrollo de un remanente procedente del arco faríngeo, o consecuencia de infecciones de tipo crónico en las vías respiratorias altas, infecciones ascendentes de la nasofaringe u otitis media. Estos gatos presentan respiración estertórea, así como rascado de oreja o signos vestibulares o de Horner. El tratamiento es la osteotomía ventral de la bulla con tracción del pólipo y retirada quirúrgica, aunque también se puede hacer por endoscopia. Posteriormente es posible usar corticoides para prevenir recidivas. Los tumores más frecuentes de la cavidad nasal en los gatos son el linfoma, el carcinoma y el sarcoma, que provocan signos clínicos como sangrado nasal, sonidos respiratorios, deformidad facial o descarga nasal.

Neumonía

Consiste en una infección/inflamación del pulmón causada por bacterias, virus o parásitos. Los gatos afectados además de nariz húmeda, presentarán tos, fiebre, anorexia, sonidos pulmonares y dificultad respiratoria. Hay que acudir al veterinario para iniciar el tratamiento.

Cuerpo extraño

El daño causado por un cuerpo extraño que entra en la nariz del gato, como una pequeña espiga, es el responsable de irritar la cavidad nasal, causando inflamación, rinitis y secreción nasal, además de poder predisponer a infecciones secundarias. Especialmente si ves que la secreción pasa de transparente a purulenta o es amarillenta o con sangre, acude de urgencia al centro veterinario. Puede ser grave y necesitar una rápida atención.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué los gatos tienen la nariz mojada?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Harvey, A. y Tasker, S. (eds). (2014). Manual de Medicina Felina. Barcelona. Ed. Sastre Molina.
  • Palmero y Carballés. (2010). Enfermedades infecciosas felinas. Zaragoza. Ed. Servet.