¿Por qué los perros comen excrementos?

¿Por qué los perros comen excrementos?

La coprofagia o la ingestión de heces, ya sean propias o de otros animales, es común tanto en los perros como en otras especies y, aunque es un comportamiento habitual, suele crear rechazo por parte del cuidador. Además, debes saber que si tu perro come heces está expuesto a diversos problemas de salud que pueden fomentar la aparición de bacterias o parásitos en el intestino, entre muchos otros problemas. No se trata solamente de un comportamiento que nos desagrada, pues también puede traer consecuencias graves para su salud.

Si lo que deseas es solucionar definitivamente este problema, sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal para saber por qué los perros comen caca, las cusas más comunes y la solución a aplicar para corregir esta conducta de una vez por todas. En algunos casos puede ser necesaria la visita al veterinario.

Mi perro come caca, ¿es normal?

La coprofagia es un comportamiento habitual que llevan a cabo muchos cánidos, incluidos los lobos salvajes, no obstante, es algo que muchos propietarios primerizos desconocen. Si bien es un comportamiento que nos desagrada, debemos entender que en algunas ocasiones es totalmente normal y aceptable, como ocurre en perras lactantes, que ingieren las heces de sus cachorros para mantener limpio el nido. Así mismo, en otras situaciones, no será considerado un comportamiento normal y es entonces cuando debemos actuar.

Pero, ¿cómo saber si este comportamiento debe ser o no reprimido? Y lo más importante, ¿cómo evitar que un perro coma heces? Lo primero que debemos hacer es conocer las causas más comunes que explican la aparición de la coprofagia, descartar un problema orgánico mediante una visita a nuestro veterinario de confianza y, finalmente, si no logramos solucionarlo nosotros mismos, acudir a un especialista en modificación de conducta, como un etólogo, educador canino o adiestrador.

¿Por qué los perros comen caca?

Para poder determinar realmente la causa de este comportamiento será fundamental prestar atención a varios facotores, como el bienestar animal, las horas que pasa solo, su estado de salud y en qué momento ingiere las heces. Si lo hace en tu ausencia, puede ser aconsejable colocar una cámara para observar su comportamiento y determinar así la causa real del problema.

A continuación, te ofrecemos una lista con las causas principales que explican por qué los perros se comen sus heces, las de otros perros del hogar e incluso las heces de otros animales. Todas estas causas están pensadas para explicar este comportamiento en perros adultos, en cachorros y perras lactantes lo justificamos en los siguientes apartados.

Por enfermedades y problemas de salud

Algunas patologías pueden provocar que los perros adultos ingieran heces propias o de terceros. La conducta puede estar causada por el síndrome de malabsorción intestinal o por la insuficiencia pancreática exocrina, entre otros problemas. Es importante resaltar que antes de plantearnos que esta conducta se debe a un problema comportamental descartemos causas orgánicas realizando una visita al veterinario. Podemos saber que estamos ante un problema de salud si observamos problemas para digerir el alimento (flatulencias, vómitos o diarrea).

Por una nutrición deficiente

En ocasiones, puede estar causado además por un alimento de mala calidad, como un pienso con un porcentaje de cereales demasiado elevado. Recuerda que para poder digerir correctamente los cereales, el cuerpo necesita una enzima llamada amilasa, la cual se encarga de asimilar el almidón de este alimento, no obstante, el perro no produce una gran cantidad, por lo que no es capaz de digerir un alto porcentaje de cereales. Por esa razón, si el perro come heces, encuentra las enzimas y los oligoelementos necesarios para poder sintetizar la amilasa de su dieta. No olvides que, además, un alto porcentaje de cereales conduce a la obesidad y provoca que nuestro perro pueda padecer problemas de comportamiento relacionados con la hiperactividad, así como un exceso de azúcar y cortisol en sangre.

Para llamar la atención

Aunque pueda parecer extraño, se trata de una de las causas más habituales que explican por qué los perros comen "popo". La falta de socialización con sus cuidadores, especialmente si se produce una situación de castigo posterior, puede explicar esta conducta: el perro come heces con el único objetivo de que le hagan caso, aunque luego se produzca un castigo. Puede ocurrir dentro del propio hogar o cuando visitamos un pipí-can e ignoramos al perro.

Por falta de estimulación y soledad

Si tu perro pasa muchas horas solo es probable que por aburrimiento y soledad decida comer sus propias heces. Pregúntate si estás suficiente tiempo con él o bien si su ambiente está adecuadamente enriquecido (dispone de juguetes y estímulos) y de no ser así toma medidas al respecto. Recuerda que un perro no debería pasar más de 6 u 8 horas solo en casa y que debe salir a pasear, como mínimo, dos veces al día. Así mismo, también debe socializar, jugar y practicar ejercicio físico.

Por uso del castigo por parte del propietario

Si utilizamos el castigo regularmente con nuestro perro cuando defeca en el hogar o le acercamos el hocico a las heces riñéndole, el perro puede llegar a comérselas para evitar nuestro enfado. Se trata de una situación muy negativa para el perro que, además, debilita nuestro vínculo con él, por lo que debemos evitar por completo el castigo ante estas situaciones.

Por estrés y ansiedad

Si has observado alguna de las 10 señales de estrés en el perro quizá debas repasar la situación de tu can en relación a las horas de soledad, actividad física, confinamiento, otros problemas del comportamiento o uso excesivo del castigo. La ansiedad y el estrés suelen derivar en diversos problemas del comportamiento, entre ellos la coprofagia.

Por falta de higiene en el hogar

Si tu perro es especialmente limpio puede que decida comer sus propias heces a fin de evitar que su hábitat esté sucio. Pregúntate si realizas suficientes paseos con él y de no ser así empieza a modificar tus hábitos de paseo para evitar que haga caca en el hogar. Dedica tiempo a la limpieza de la casa y jardín de forma regular.

Perros que comen heces de otros animales

Es frecuente que los perros ingieran heces de otros animales como pueden ser: gatos, conejos, ratas o caballos entre muchos otros. Para ellos, las heces de otros individuos pueden resultar especialmente apetitosas y sabrosas. No obstante, mientras las heces de caballos no suelen provocar alteraciones digestivas, las heces de gato pueden ser dañinas, al considerarse una forma de contagio de algunas patologías y parásitos.

Otros problemas que provocan que tu perro se coma su caca

Existen muchos problemas que, de forma directa o indirecta, provocan la ingestión de heces. Por ese motivo, si no has podido identificar la causa de este comportamiento en tu perro podría ser interesante visitar un veterinario especializado en etología.

Cachorro que come sus heces: causas

¿Es normal que un cachorro se coma su caca? Son muchos los perros cachorros que llevan a cabo este comportamiento y generalmente se debe a una conducta exploratoria propia de la edad que suele remitir con el tiempo. En estos casos, podemos observar que ingieren heces propias o de otros animales.

También es habitual en cachorros que se encuentran en ambientes muy empobrecidos (falta de juguetes, soledad o abandono, estímulos deficientes...) y en cachorros que han pasado su etapa de socialización en tiendas de animales o alejados de su madre y hermanos. Debemos considerar anormal este comportamiento a partir de los tres o cuatro meses.

Mi perra se come las heces de sus cachorros, ¿es normal?

Una vez más, estamos ante un comportamiento totalmente normal. Las hembras lactantes ingieren las heces de sus cachorros para mantener limpio el nido y no es algo malo o negativo que debamos evitar. Si bien podemos ayudarla a mantener limpia la zona, es aconsejable dejar que manifieste este comportamiento para no provocar situaciones estresantes para ella. Recuerda que, especialmente en las primeras etapas de vida de los pequeños, la manipulación excesiva de los pequeños y del nido puede provocar rechazo hacia los pequeños y hasta niveles elevados de estrés.

Si ya has conseguido identificar la causa que explica por qué tu perro come heces sigue leyendo, te daremos algunos trucos y consejos para que puedas empezar a trabajar para solucionar este problema.

¿Cómo evitar que mi perro coma caca?

Antes de mostrarte las posibles soluciones a este problema de comportamiento será fundamental resaltar que no existe un tratamiento único e infalible, pues cada caso es único y las pautas a seguir deben adaptarse al perro en concreto y a las causas que lo están provocando. Precisamente por ese motivo, la visita a un veterinario (para descartar causas orgánicas), etólogo o educador canino puede ser tan necesaria para trabajar este problema de forma adecuada.

Como hemos visto en apartados anteriores, no es igual el porqué un perro se come las heces de otro perro o las suyas propias al porqué un perro come caca de gato. De todas formas, si tu perro come heces mostramos la solución para cada caso.

¿Cómo evitar que un perro coma caca o excrementos? - 8 consejos

A continuación, te ofrecemos un pequeño listado con información útil que puede ayudarte a remediar este comportamiento y a solucionar este problema de una vez por todas. Toma nota y aplica los trucos que te mostramos a continuación para evitar que tu perro coma caca:

  1. Evita que pueda comer heces supervisándolo de forma regular (especialmente si es un cachorro), limpiando con productos enzimáticos y enseñando a tu perro a orinar y defecar en el exterior del hogar. Recuerda que es una conducta de autorefuerzo, es decir, que al comer heces el perro se "premia" a sí mismo, por lo que cuantas más heces pueda comer peor evolucionará el caso. ¡Evita que tenga acceso a ellas!
  2. Revisa la alimentación de tu perro para asegurarte de que el porcentaje de cereales es bajo y el de proteínas alto. Si crees que se trata de un producto de baja calidad no dudes en apostar por alguno de los mejores piensos naturales del mercado, ya que son los más aconsejables, o empezar un nuevo estilo de nutrición de la mano de tu veterinario, como la dieta barf para perros.
  3. Más paseos, ejercicio y bienestar. Especialmente si crees que tu perro sufre un problema de conducta o tiene mucho estrés acumulado, será interesante realizar más paseos, entre dos y tres al día, así como dedicarle algunas horas a distintos juegos: ir a buscar un objeto, juegos de inteligencia, de olfato... Todo ello le ayudará a distraerse y a mejorar su bienestar, fundamental para tratar el problema y evitar que tu perro se coma sus heces o las de otros.
  4. Evita el castigo, pues el perro puede estar asociando el castigo con una respuesta a la atención que él demanda o bien puede comer heces para evitar precisamente el castigo ante tu llegada al hogar. En cualquier caso, es preferible tomar todas las medidas necesarias para evitar que ingiera heces a castigarle, pues además estaremos generando estrés y ansiedad extra en el animal, agravando así el cuadro. Finalmente señalar que el castigo (entendido únicamente como un "No") solo es efectivo cuando se aplica justo en el momento de la acción, no después. Aunque el perro te muestre señales de sumisión no está siendo consciente de su mala conducta, sino que adopta esta postura para que finalices el castigo.
  5. Mantén su zona limpia. Obviamente la higiene no solo ayudará a resolver este problema sino que además hará que sea menos propenso a sufrir algún tipo de enfermedad o infección. La higiene de su espacio, en el comedero y bebedero o en su cama es esencial para la vida de cualquier mascota. Recuerda utilizar productos enzimáticos y evitar por completo el uso de lejía o amoniaco.
  6. Ofrécele premios de piña o calabacín. La piña y el calabacín son alimentos excelentes que además suelen gustar a muchos perros. En lugar de aplicar el refuerzo positivo con golosinas normales, intenta ofrecerle estos alimentos. Si los acepta, harán que el sabor de sus propias heces se vea alterado y es habitual que dejen de comer los excrementos.
  7. Mejora el enriquecimiento del hogar dejando a su alcance diversos juguetes, como el kong clássic, pelotas, mordedores o huesos dentales. Además, podemos crear un ambiente relajado con música, luces y otros elementos para que no se sienta tan solo y empiece a mostrar esta conducta por aburrimiento.
  8. Reparte su ración diaria de alimento en varias tomas para que se sienta más saciado y durante más tiempo, de este modo evitarás la sensación de hambre, que favorece la aparición de coprofagia.

Recuerda que ingerir heces tanto suyas como de otras mascotas (perros y gatos) o animales es una practica peligrosa, insalubre y que conlleva riesgo para la salud de tu perro. Este comportamiento puede ser causa de una enfermedad o trastorno del propio animal. Evita a toda costa este comportamiento dedicándole tiempo a tu can y acudiendo al veterinario o al especialista canino si no encuentras una solución.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué los perros comen excrementos?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Bibliografía
  • A.V.E.P.A. (2013). Boletín de etología, nº11. Grupo de especialidad de etología clínica de avepa. Disponible en: https://avepa.org/pdf/boletines/Etologia_Boletin_11.pdf
  • Gil Edwards, S. Coprofagia en perros. Clínica Veterinaria Fuente El Saz.