¿Por qué mi cachorro no come?

¿Por qué mi cachorro no come?

Una de las mayores preocupaciones que manifiestan los cuidadores es la falta de apetito de su perro. Que un perro no coma acostumbra a generarles tanto estrés que están dispuestos a probar de todo con tal de que se termine su plato. En ocasiones, el animal no padece ninguna patología y basta con implantar determinadas pautas para que vuelva a comer, pero hay casos en los que podemos estar ante una enfermedad, incluso grave. Esta opción es especialmente peligrosa en los cachorros, ya que en esta etapa resultan mucho más vulnerables. Pero, ¿por qué mi cachorro come muy poco o nada?

A continuación, en este artículo de ExpertoAnimal hablamos de las diferentes circunstancias que pueden explicar por qué un cachorro deja de comer y qué debemos hacer para que recupere el apetito.

Pautas de alimentación canina

Independientemente de la opción de alimentación por la que nos decantemos para nuestro cachorro, es recomendable que, para evitar problemas, desde el primer momento establezcamos unas rutinas:

  • Ofrece la comida a la misma hora. De esta manera, el perro sabe cuándo le toca y no pasará el día mendigando comida.
  • No le des de tu plato. De lo contrario, es probable que todos los días insista en pedir un bocado más. Esto no solo interfiere con la convivencia, sino que, cuanto más le demos, muchas veces con la intención de que deje de molestar, menos comerá de su ración.
  • Reparte en una o más tomas su comida en función de su apetencia y de su edad. Los cachorros deben comer pequeñas cantidades varias veces al día. Al ir creciendo, podrás ir reduciendo el número de tomas hasta darle una o dos.
  • Ponle el comedero durante unos minutos y, transcurrido el tiempo, retíralo hasta la siguiente vez.
  • Es importante respetar la cantidad de comida que marque el fabricante o el veterinario. A veces, no es que el cachorro no coma, sino que le damos comida de más.
  • Si algún día quieres darle algún extra, también conviene que lo ofrezcas como parte de una rutina o para premiar una buena acción que deseas que repita. Por supuesto, hay que descontarlo de la ración diaria para prevenir problemas de sobrepeso.

Todos estos consejos resultan fundamentales para establecer una relación sana con la comida. Un cachorro que come cuando quiere sin ningún control es más probable que pierda el interés por su alimento, al punto de negarse a comerlo.

¿Por qué mi cachorro no come pienso?

Los perros son mamíferos que pasan las primeras semanas de vida alimentándose exclusivamente de la leche de su madre o, en su defecto, de la leche artificial formulada especialmente para cachorros, si son huérfanos. Hacia las 3-5 semanas de vida comenzarán a interesarse por los alimentos sólidos, en primer lugar los que se encuentren en el comedero de su madre.

Es muy probable que el motivo principal por el cual nuestro cachorro no coma sea porque su dieta le resulta aburrida e inapetecible, e incluso no sea capaz de digerirla por su misma dureza y tamaño. ¿Estarías toda tu vida comiendo unas bolitas secas, procesadas y del mismo sabor?

El pienso es un alimento procesado con un porcentaje de humedad muy bajo en casi todos los casos. Es por ello que es totalmente normal que el cachorro lo rechace y prefiera los alimentos naturales y frescos, como carne, pescado e incluso frutas y verduras. Es por esto, que la mejor forma de alimentar a un cachorro, garantizando que no se canse de la comida y manteniéndolo sano y fuerte, es a base de una dieta natural con comida real. Si lo hacemos bien, las carencias nutricionales a lo largo de las etapas de su vida, no van a existir, además de crecer mucho más sano, tal como lo haría en su hábitat natural.

Si te gustaría poder ofrecer a tu cachorro una alimentación natural, hecha a base de ingredientes frescos y 100% naturales, pero no dispones del tiempo ni de los conocimientos para elaborar una dieta equilibrada y balanceada que cubra todas sus necesidades nutricionales, en Dogfy Diet se encargarán de todo. Dogfy Diet es una marca de comida casera para perros a domicilio y personalizada, elaborada únicamente con ingredientes frescos cocinados a baja temperatura. Funciona mediante una suscripción, a través de la cual puedes determinar la frecuencia de envío de los pedidos siguiendo el asesoramiento del equipo veterinario, con el cual puedes agendar llamadas para resolver todas tus consultas. El alimento llegará a tu casa ya racionado y congelado, de manera que solo tendrás que descongelarlo cuando debas ofrecérselo a tu cachorro y listo. Para que puedas ahorrar en tu primer pedido, usa el cupón EXPERTOANIMAL20 para tener un 20 % adicional al comprar en Dogfy Diet.

¿Por qué mi cachorro no quiere comer nada?

En ocasiones, podemos encontrarnos con que nuestro cachorro no quiere tomar nada, ni su comida ni premios ni la nuestra. Puede deberse al estrés de la adaptación si acaba de llegar al hogar. Otras veces coincide con la administración de alguna vacuna. Aunque en general no provocan efectos secundarios, algunos cachorros pueden experimentar malestar que normalmente se resuelve solo en unas 24 horas. Además, hay cachorros con inapetencia tras una intervención quirúrgica, como puede ser la esterilización. Igualmente, no debería durar más de unas 24 horas.

Fuera de estas situaciones puntuales, un cachorro sin apetito requiere la atención del veterinario/a. Sobre todo si se prolonga más de un día o aparecen otros signos clínicos como diarrea, vómitos, fiebre, apatía, etc. La falta total de apetito en cachorros puede deberse a múltiples enfermedades, desde infecciones víricas hasta parásitos intestinales. Los cachorros son muy vulnerables y su estado puede agravarse en cuestión de horas. Ante cualquier duda respecto a su salud, hay que consultar con el veterinario.

¿Qué hacer si mi cachorro no come?

En primer lugar, hay que saber si no come por algún problema o deja su plato intacto porque se está alimentando a base de los extras que le proporcionamos casi sin darnos cuenta. En este último caso se hace necesario establecer y mantener las pautas de alimentación mencionadas. Pero, si no come nada, hay que acudir a la clínica veterinaria para descartar que se deba a alguna enfermedad, ya que son muchísimas las que cursan con pérdida del apetito.

Si el veterinario determina que está sano y sigues las pautas de alimentación, la mejor opción es cambiarle el alimento a otro de mayor calidad. Lo mismo ocurre si acaba de llegar a casa. Además de que necesite un tiempo de adaptación al nuevo ambiente, es posible que tengas que presentarle distintas alternativas hasta dar con el alimento que más le guste. Por supuesto, independientemente de la opción por la que te decantes, tiene que ser una comida formulada específicamente para cachorros, ya que en esta etapa de rápido crecimiento hay unos requerimientos nutricionales concretos que deben cubrirse para evitar problemas de salud. Así mismo, el cambio tiene que hacerse de forma progresiva.

Recuerda que si te gustaría alimentar a tu cachorro con una alimentación natural, con ingredientes frescos y 100% naturales, cocinados a baja temperatura, puedes contar con Dogfy Diet. Ellos se encargan de elaborar un menú personalizado para tu cachorro que se adapte a sus necesidades nutricionales para que pueda mantener una dieta sana y equilibrada. Recuerda que puedes ahorrar en tu primer pedido, usando el cupón EXPERTOANIMAL20 para tener un 20% de descuento adicional. Para más información, puedes contactar directamente con Dogfy Diet a través de WhatsApp al siguiente número de teléfono: +34 611 48 04 52

Trucos para animar a un cachorro a comer

Una vez el veterinario certifica que el cachorro está sano, hemos elegido una alimentación de calidad y la ofrecemos según las pautas adecuadas, todavía podemos hacer el plato más apetecible para aquellos cachorros reticentes o en proceso de adaptación. Por ejemplo:

  • Tenemos la opción de ofrecerle la comida tibia, que no queme, calentándola durante unos segundos. La temperatura aumenta el olor que desprende el alimento y lo hace más apetecible para el perro.
  • Si el cachorro todavía es muy pequeño, se le puede dar la comida hecha papilla, con más o menos tropezones, o triturada.
  • También podemos añadirle agua, un chorrito de aceite o un caldo casero de carne, pescado o verduras, sin sal ni grasas, para conseguir una textura más suave que le facilite la ingesta.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi cachorro no come?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de alimentación.