¿Por qué mi gato no se relaciona con otros gatos?

¿Por qué mi gato no se relaciona con otros gatos?

El hecho de que un felino se relacione con otros gatos resulta muy beneficioso, ya que va a disfrutar de una mayor compañía y en consecuencia no existirá cabida para el aburrimiento, además, cuando los gatos que se relacionan juegan, se da salida a su instinto de depredadores, algo que obviamente también es saludable.

No obstante no podemos esperar una buena respuesta de todos los gatos, en ocasiones, algunos felinos permanecen muy reacios a entablar contacto con otro animal de su misma especie y si esta situación es la que te toca vivir, seguramente busques respuestas. Si te has preguntado, ¿por qué mi gato no se relaciona con otros gatos? No dejes de leer este artículo de ExpertoAnimal, donde intentamos resolver tus dudas.

El entorno del gato

Si bien las salidas al exterior en libertad son fundamentales para el gato, en ocasiones el hogar donde nuestra mascota es acogida no permite disfrutar de este espacio, en cambio, en otras ocasiones aunque se disponga de espacio al aire libre no se deja salir al gato por los peligros que esto pueda entrañar.

Inicialmente debes saber que aunque el entorno exterior parezca peligroso, dentro de nuestro hogar existen peligros comunes que pueden matar a un gato, no obstante, también debes saber que los gatos que se mantienen en el entorno doméstico estadísticamente viven más que aquellos que salen al exterior sin control alguno.

Si tu gato solo vive dentro del hogar y no tiene posibilidad de explorar su entorno también va a ser más normal que no quiera relacionarse con otros gatos y esto muchas veces puede venir motivado por una situación de estrés. ¿En este caso cuál es la solución? Lo cierto es que antes de tener dos gatos en casa hay que estudiar bien esta situación, pero existen otras opciones, por ejemplo, enseñar a tu gato a pasear con correa.

Esto te permitirá que salga al exterior bajo tu control, que tenga más probabilidades de relacionarse con otros gatos y que además disminuya su estrés.

La socialización del gato

Durante las primeras semanas de vida un gato absorberá gran información de su entorno y esto marcará en gran parte su conducta y también determinará el riesgo de que en una etapa adulta muestre un comportamiento agresivo.

Si bien es cierto que el comportamiento agresivo tiene un componente genético, el resto de factores influyentes son ambientales y lo más recomendable para moldearlos a nuestro favor y al de nuestra mascota es que el gato permanezca aproximadamente hasta las 8 semanas con su madre, ya que será de la gata de quien reciba la socialización primaria.

Después nos queda a nosotros un largo camino por delante donde debemos exponer al gato de la forma adecuada a los estímulos que lo van a rodear a lo largo de su vida y donde también debemos exponerlo a la compañía de otros animales.

Si no has podido estar con tu gato desde cachorro porque lo has acogido posteriormente, no te desalientes, debes saber que es posible socializar a un gato adulto.

El gato enfermo y anciano

Si nuestro gato se encuentra ya en la etapa más longeva de su vida es normal que no esté predispuesto a relacionarse de forma frecuente ni activa con otros gatos, y aunque esto no implica que no deba ser estimulado, lo cierto es que es un comportamiento natural en el gato anciano, que busca más que nunca el descanso y la tranquilidad.

En cambio, un gato joven o adulto que no se relacione con otros gatos, más aún cuando sí lo hacía, puede ser un gato enfermo. Observa a tu mascota para saber si padece alguna enfermedad y acude al veterinario ante la mínima condición anómala que observes.

Obviamente si no puedes localizar la causa de la falta de relación de tu gato con otros congéneres y no puedes solucionar este problema, es recomendable que acudas a un etólogo, el profesional experto en comportamiento felino.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi gato no se relaciona con otros gatos?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.