¿Por qué mi gato no utiliza el arenero?

¿Por qué mi gato no utiliza el arenero?

El comportamiento felino hace de los gatos unas mascotas independientes y de carácter genuino, lo que en ocasiones puede comportar que los propietarios no comprendan fácilmente ciertas conductas o bien que las interpreten de forma errónea.

Uno de los problemas de conducta felina más habituales es no utilizar el arenero para realizar las deposiciones, lo que en muchas ocasiones los dueños interpretan como un comportamiento vengativo por parte del gato (por ejemplo, cuando ha pasado mucho tiempo solo), pero esto es erróneo, ya que esta actitud no es típica de un felino y además, ellos no tienen una concepción desagradable de sus desechos fisiológicos.

Cuando nos preguntamos por qué el gato no utiliza el arenero debemos analizar las distintas causas posibles, que van desde un problema de higiene hasta un trastorno patológico.

La limpieza del arenero

Si hay algo que caracteriza a los gatos es su necesidad continua de higiene, de ahí que puedan pasar varias horas diarias acicalándose, por lo tanto, debemos comprender que un entorno higiénico es una de las necesidades que nuestro gato reclama de forma prioritaria.

Si nuestro gato realiza sus deposiciones fuera de la caja debemos supervisar la higiene del arenero siendo necesario que lo limpiemos dos veces al día y que retiremos toda la arena una vez a la semana, procediendo también de forma semanal a una limpieza más exhaustiva de la caja, con agua y jabón.

No debemos confundir estas medidas higiénicas básicas con el uso de arena perfumada, ya que en este caso, ésta puede ser la causa de que nuestro gato no utilice el arenero, ya que puede sentirse incómodo ante ciertos tipos de olores provocados por aditivos químicos.

La localización del arenero

Si el gato no utiliza el arenero otra posible causa puede ser la localización del mismo, es cierto que como propietarios no queremos tener la caja de deposiciones de nuestro gato en un lugar céntrico de la casa, algo que nuestra mascota tampoco necesita en absoluto, pero tampoco debemos alejar en exceso el arenero, ya que esto no resultaría atractivo para el gato.

Debemos encontrar un lugar íntimo y tranquilo para colocar el arenero de nuestro gato, pero que no se aleje en exceso de los lugares más concurridos del hogar, obviamente, no debemos colocar el arenero frente a la pared, si no que es mucho más recomendable que nuestro gato pueda tener contacto visual con todo el espacio disponible en la habitación.

Al colocar el arenero también debemos evitar aquellos espacios donde puedan haber corrientes de aire frío, ya que de ser así nuestro gato no se sentirá cómodo y no usará este espacio.

Una posible patología

Si nos preguntamos por qué nuestro gato no utiliza el arenero una de las causas que debemos descartar de forma prioritaria es la enfermedad. Algunos trastornos patológicos pueden causar un mal funcionamiento de los riñones o inflamación renal, lo que le causa dolor al gato, que asocia el arenero con el malestar físico y por tanto evita su uso. Este problema es relativamente sencillo de identificar ya que observaremos que nuestra mascota gime y se queja mientras hace sus necesidades.

Muestra de enfado

Efectivamente, los gatos en ocasiones expresan su malestar y enfado orinando en sitios de la casa que no son los adecuados. Puede ocurrir si pasa muchas horas solo, tras una mudanza, la adopción de un segundo gato o una experiencia traumática. Descubre en ExpertoAnimal por qué tu gato orina en todas partes.

Falta de aprendizaje

¿Tu gato nunca ha aprendido a utilizar el arenero? Ya sea cachorro o adulto, no te preocupes, aunque te lleve más tiempo, siempre es posible educar a tu felino y enseñarle a utilizar el arenero. Eso sí, deberás ser muy paciente durante todo el proceso, seguir correctamente las pautas y hacer uso del refuerzo positivo para que aprenda más rápido y te entienda.

Marcaje

Es importante aprender a diferenciar la orina del marcaje. Este tipo de problema de conducta es más frecuente en gatos que no están esterilizados y que conviven con otros felinos o circulan cerca de lo que él considera su territorio. Se trata de pequeñas gotas en muebles, paredes y suelo. Descubre qué hacer si un gato marca territorio.

Consejos para un buen uso del arenero

A continuación te mostramos algunos consejos que permitirán que tu gato pueda utilizar adecuadamente su arenero. Si sigues estas sencillas pautas podrás lograr que tu gato utilice el arenero sin mayores dificultades:

  • Antes de considerar que se trata de un problema de conducta acude a tu veterinario para descartar cualquier problema de salud. Puedes acudir además a un veterinario especializado en etología (ciencia que estudia el comportamiento animal) ya que te ayudará a valorar mejor si se trata de un problema del comportamiento.
  • Tu gato debe disponer de un arenero que ocupe aproximadamente 1,5 veces su tamaño.
  • La arena debe ocupar aproximadamente 4 centímetros de altura en el cajón.
  • El gato puede realizar sus necesidades fuera del arenero por un comportamiento territorial, por lo que si tienes más de un gato es recomendable que cada uno disponga de su propio arenero.
  • Realiza una limpieza frecuente y constante del arenero.
  • No limpies la orina de fuera del arenero con lejía o amoníaco, apuesta por productos enzimáticos, como el "Sanytol", que eliminan al 100% los rastros de orina.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi gato no utiliza el arenero?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.