¿Por qué mi perra ataca a mi otra perra?

¿Por qué mi perra ataca a mi otra perra?

Puede ser que una de tus perras no siempre haya buscado pelea y que, hasta hace poco, haya sido muy pacífica. Sin embargo, los últimos días comienza a gruñir hasta el punto que atacar a tu otra perra. Aunque puede ser motivo de preocupación, esto es más común de lo que crees, y es una situación que tiene un par de explicaciones con su raíz en la biología y psicología animal.

Siempre es más sabio y más seguro prevenir una pelea que intentar detener una que ya ha iniciado. Continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal para dar respuesta a la pregunta: "¿por qué tu perra ataca a tu otra perra?". Te ayudaremos a entender el comportamiento de tu mascota y darte las posibles soluciones para evitar o, al menos, disminuir los ataques.

¿Por qué dos perras se pelean?

Al igual que ocurre con las personas, los perros pueden llevarse mal entre ellos sin que exista ninguna razón para ello. Aún así, cuando hablamos de dos perras que conviven en un mismo hogar, una conducta agresiva puede estar revelando ciertos problemas de conducta que quizás no habíamos advertido antes.

A continuación te explicamos algunos de los motivos que pueden explicar por qué tu perra ataca a tu otra perra:

  • ¿Has realizado una buena presentación? Lo ideal es presentar a dos perras en un terreno neutro y realizar varios paseos antes de juntarlas en un mismo hogar, utilizando además premios y felicitaciones para reforzar una asociación positiva. Poner de pronto una nueva perra en casa puede hacer que tu perra actual reaccione de forma agresiva desde el primer instante, por territorialidad, miedo, etc.
  • ¿Existe una gran diferencia de edad? Aunque no siempre es así, en ocasiones juntar una cachorrita con una perra anciana puede ser una mala idea. Las perras mayores necesitan tranquilidad y suelen padecer dolencias por lo que pueden aparecer respuestas agresivas hacia la pequeña juguetona.
  • ¿Tratas distinto a tus dos perras? Quizás sin quererlo has estado regañando más a una o has felicitado a una y a la otra no. Los perros son totalmente capaces de percibir la discriminación y, al margen de generar un conflicto social contigo, hará que asocie negativamente a la otra perra, provocando situaciones tensas e incluso agresividad.
  • ¿Ambas perras están bien socializadas? La socialización se lleva a cabo durante la etapa de cachorro, antes de que aparezcan los miedos y es fundamental para evitar fobias o conductas agresivas. ¿Has socializado a ambas perras desde las 3 hasta las 12 semanas? De no ser así, quizás no conozcan correctamente el lenguaje canino y actúan con miedo, errores de comunicación, etc.
  • ¿Puede existir una protección de recursos? ¿Has observado a una de tus perras gruñir a la otra cuando se acerca a su agua? ¿A su cama? ¿A los juguetes? Si es así quizás te encuentras ante una protección de recursos, algo que se debe empezar a trabajar cuanto antes.

La genética, la depredación, un trauma o la implicación hormonal (que empeora durante y/o después del celo) puede ser la causa que ha provocado la agresividad entre las dos perras. Es importante acudir al veterinario para descartar problemas físicos y hormonales pero también a un etólogo o educador canino para obtener el diagnóstico correcto antes de empezar a trabajar en este problema.

Factores hormonales

Las perras tienen períodos más sensibles que alternan con otros de mayor serenidad. Es importante saber cuándo inician esos períodos, ya que si los ataques aumentan y empeoran podrían llegar a causar grandes peleas donde el daño puede ser severo. Estamos hablando del celo en las perras. No ocurre siempre, pero algunas perras cambian de carácter después de la llegada de su primer celo. Los cambios hormonales y físicos afectan al humor y a la personalidad de tu perra.

Si bien algunos machos reducen sus niveles de agresividad tras la castración, jamás se debe esterilizar a una hembra agresiva. ya que eso favorecería la disminución de estrógenos y el aumento de testosterona, favoreciendo aún más la agresividad.

¿Cómo evitar que tu perra ataque a tu otra perra?

Las conductas agresivas no son fáciles de tratar y requieren la supervisión de un especialista, el cual puede ofrecernos pautas a seguir en casa, ayudarnos a leer mejor el lenguaje de nuestros perros e incluso realizar sesiones de modificación de conducta. Nunca es tarde para trabajar tolerancia con tu perro.

A continuación te ofrecemos algunos consejos que puedes aplicar en casa:

  1. Evita castigar a ninguna de tus perras, ya que ello favorece la respuesta agresiva.
  2. Piensa cuáles han sido las situaciones que han provocado la agresividad y evítalas.
  3. Si crees que se está a punto de producir una agresión distráelas con unas palmadas fuertes, moviendo una bolsa, etc. Evita siempre que puedan llegar a morderse.
  4. No regañes cuando una de tus perras gruña, les estás diciendo que en lugar de avisar pase directamente a atacar.
  5. Observa a ambas perras para saber qué cosas consideran incómodas, agradables, etc.
  6. Retira del hogar los objetos que puedan generar disputa (juguetes, un hueso, etc.)
  7. No refuerces nunca una conducta agresiva o que no sepas qué puede significar.
  8. Por el contrario refuerza conductas que te agraden: estar relajadas, olfatearse ligeramente e incluso evitarse. Puedes hacerte con pedacitos de golosinas para perros, pero también puedes reforzar con la voz, "¡Muy bien!".
  9. Trabaja obediencia de forma diaria con ambas para asegurarte que, poco a poco, responderán mejor a tus órdenes, lo que se traduce en más seguridad. Con una o dos sesiones de entre 5 y 10 minutos tendrás suficiente.
  10. Asegúrate que ambas perras están sanas, sin parásitos, que disfrutan de una buena alimentación así como de una calidad de vida óptima.

Muy a pesar de que los ataques puedan empeorar y no se detengan, nunca consideres deshacerte de una de las perras, planteate acudir a un profesional, como puede ser un etólogo, a alguna asociación animalista o pedir ayuda a un familiar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perra ataca a mi otra perra?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.