¿Por qué mi perra embarazada no quiere comer?

¿Por qué mi perra embarazada no quiere comer?

El embarazo de una perra dura aproximadamente 65 días y durante este periodo de tiempo pueden distinguirse distintas fases que obviamente repercutirán sobre el comportamiento de nuestra mascota, aunque no todos los casos muestran exactamente los mismos cambios.

Durante la gestación los requerimientos nutricionales de la perra son cambiantes, ya que deben adaptarse a esta nueva etapa fisiológica y, por ello, la alimentación, que siempre es importante, merece en este caso aún una mayor atención. En este sentido, es posible que hayas observado una pérdida de apetito y, por ende, te hayas preguntado por qué tu perra embarazada no quiere comer. Esto se da en más de una ocasión, y en este artículo de ExpertoAnimal te ayudamos a encontrar la respuesta.

La pérdida del apetito debido a las náuseas

Esta es la causa más habitual y también fisiológica por la que una perra embarazada puede perder su apetito, ya que a partir de las 3 semanas de embarazo las náuseas suelen hacer acto de aparición, y obviamente este deseo de vomitar provocará malestar y en consecuencia observaremos que nuestra perra embarazada no quiere comer.

¿Cómo afrontar esta situación? Si bien es cierto que la alimentación de una perra embarazada es muy importante, debemos entender que ningún ser suele tener apetencia por la comida si está experimentando un síntoma tan molesto como las náuseas. Para ayudar a que la ingesta calórica se mantenga a pesar de las náuseas es recomendable que se le alimente de forma frecuente durante el día, pero con raciones de alimento pequeñas, esto podría estimularla para recuperar su apetito.

La pérdida de apetito en este caso debería solucionarse de esta forma al cabo de unos días, de no ser así, es recomendable acudir al veterinario, especialmente a partir de la quinta semana, ya que entonces los requerimientos nutricionales aumentan notoriamente.

Otras causas de pérdida de apetito en la perra embarazada

Además de las náuseas, una perra embarazada puede dejar de comer por otros motivos que conviene conocer para hacer frente a esta situación:

  • Es posible que sus preferencias alimentarias hayan cambiado y esté esperando más cambios en el menú o bien un alimento más suculento.
  • Si existe sedentarismo, en ausencia de ejercicio físico no se provocará el estímulo necesario para despertar el apetito.
  • Una perra embarazada puede dejar de comer porque se le dé una toma excesiva de alimento, en este caso no responderá con apetito a la toma posterior.
  • Problemas estomacales, especialmente si los mismos ya se habían dado de forma previa al embarazo.

¿Qué puedo hacer para estimular el apetito de mi perra embarazada?

A continuación, te brindamos algunos sencillos consejos que te ayudarán a que tu perra vuelva a recuperar unos buenos hábitos de alimentación a pesar de la situación distinta que provoca el embarazo en su organismo:

  • Es posible cambiar de forma más frecuente la alimentación. Si no queremos emprender esta acción será necesario que nunca cambiemos la comida habitual, solo así la perra entenderá que eso es lo que debe comer, de lo contrario su comportamiento será muy similar al de un niño que sabe que va a ser premiado con un postre.
  • Es importante mantener una rutina, es decir, darle de comer siempre a las mismas horas y preferiblemente después del paseo, ya que así el apetito se encontrará más estimulado. En relación con este punto, puedes consultar nuestro artículo sobre "¿Pasear al perro antes o después de comer?" e informarte de todo, no solo para esta etapa de tu perra, sino para establecer las mejores rutinas.
  • No debemos dejar en el comedero el alimento que no haya tomado la perra, es decir, si pasados 10 minutos no ha comido más, entonces es momento de retirarle la comida hasta la próxima toma.

Si a pesar de emprender estas acciones el apetito de la perra no mejora, es importante acudir al veterinario, ya que el mismo puede recomendarte la utilización de algún complemento nutricional, el cual seguramente deba retirarse una vez el animal recupere su normal apetito.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perra embarazada no quiere comer?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación.