¿Por qué mi perro hace caca en casa si antes no lo hacía?

¿Por qué mi perro hace caca en casa si antes no lo hacía?

¿Tu perro adulto se caga en casa cuando antes no lo hacía? ¿Muestra comportamientos inusuales? Existen muchas causas distintas que pueden provocar un cambio de hábitos en el perro, entre ellos una mudanza, la adquisición de miedos, la aparición de problemas de conducta... Es entonces cuando observamos conductas anormales que antes no realizaba. Pero, ¿qué significan realmente? ¿Cómo se deben solucionar?

En este artículo de ExpertoAnimal te explicaremos por qué tu perro se hace caca en casa si antes no lo hacía, mostrándote los 6 motivos más frecuentes y ofreciéndote algunos consejos extra a aplicar para tratar de solucionar el problema. Si estás harto de que tu perro se cague en casa por la noche o durante el día, sigue leyendo:

1. Enfermedades

Existen numerosas enfermedades que pueden provocar que el perro empiece a mostrar conductas inusuales, entre ellas el hecho de orinar o defecar dentro del hogar. Antes de sospechar que se trata de un problema del comportamiento, debemos descartar que se trate de una patología, por ello, el primer paso consistirá en acudir al veterinario y realizar una revisión general.

A continuación te mostraremos algunas de las patologías que pueden provocar que un perro adulto o cachorro haga sus necesidades en casa:

  • Alergia alimentaria
  • Síndrome del intestino irritable
  • Parásitos intestinales
  • Mala alimentación
  • Intoxicación
  • Infección bacteriana
  • Enfermedades virales
  • Gastroenteritis
  • Incontinencia
  • Otros

2. Trastornos relacionados con la separación

Si tu perro adulto se caga en casa cuando no estás, puede que te encuentres ante un caso de ansiedad por separación. Este problema de conducta aparece únicamente cuando el perro está solo, es decir, ante la ausencia del propietario y está causado por grandes niveles de estrés. Para determinar que, efectivamente, se trata de ansiedad por separación, tu perro debe defecar cuando no estás en casa, siempre que se produce una separación y debería producirse incluso en salidas muy cortas.

Si tu perro se orina y defeca en casa cuando lo dejas solo probablemente te encuentras ante un caso de ansiedad por separación. Es importante no castigar al perro si hace sus necesidades en casa, habituarle de forma progresiva a las salidas y realizar una limpieza adecuada del hogar, con productos enzimáticos.

3. Síndrome de disfunción cognitiva

El síndrome de disfunción cognitiva es una patología frecuente en perros ancianos y suele aparecer acompañada de otros síntomas, como desorientación, miedo, cambios de comportamiento y falta de apetito. Aunque se trata de una enfermedad degenerativa que no tiene tratamiento, sí se puede revertir ligeramente la condición e incluso detener el avance de la misma si realizamos ejercicios de estimulación mental, consultamos con nuestro veterinario la opción de administrar farmacología y mejoramos su bienestar de forma general.

4. Predilección por un lugar de la casa

Puede ocurrir que, debido a un episodio de diarrea, nuestro perro tenga un accidente en casa. Es totalmente normal y comprensible. No obstante, si después de ese episodio empieza a cagar siempre en el mismo lugar, ya no estamos ante un accidente. Puede ocurrir que nuestro perro tenga predilección por defecar en algún lugar de la casa, como en una alfombra, una zona del baño o en la terraza. Además, es frecuente que el perro se cague en casa por la noche, con la intención de evitar una posible riña.

En estos casos, debemos evitar el acceso al "lugar" donde hace sus necesidades de forma frecuente, colocando un objeto que le impida el paso. También será importante realizar una correcta limpieza, con el objetivo de evitar el olor y las feromonas que pueda dejar en esa zona. Para ello, utiliza productos enzimáticos. También será importante reeducar al can, enseñando al perro adulto a defecar fuera de casa mediante el refuerzo positivo, es decir, premiando con premios y con voz siempre que haga sus necesidades en la calle.

5. Miedo

Los perros pueden presentar miedo ante una gran variedad de estímulos: personas, otros perros, objetos, ruidos, oscuridad... Puede ocurrir en cualquier momento de su vida, generalmente tras un trauma o experiencia negativa, pero también puede ser una condición genética o aparecer tras el castigo continuado.

Las expresiones del miedo pueden ser muy variables y podemos encontrar perros que se orinen en los pies de sus propietarios, un perro que se caga en casa por la noche cuando antes no lo hacía o bien perros que se muestren excesivamente alterados tras un suceso, entonces se defecan encima.

El miedo es un problema de conducta muy complicado de tratar pero algunos consejos básicos para empezar pueden ser no castigar al perro, evitar el acceso a los estímulos que le provocan miedo, realizar una limpieza adecuada, el uso de feromonas sintéticas, realizar sesiones de modificación de conducta para tratar los miedos y realizar interacciones positivas y calmadas.

6. Marcaje

Aunque es una de las formas de marcaje menos frecuentes, es importante recordar que las heces también pueden considerarse marcaje. En estos casos el perro suele cagar en las paredes de casa, dejando pequeños o grandes rastros de heces. Algunas de las recomendaciones ante el marcaje podrían ser la castración, el uso de feromonas sintéticas, una correcta higiene y la reeducación del perro en la calle.

¿Cómo evitar que mi perro se cague en la casa?

No siempre es fácil saber por qué un perro se caga en casa si antes no lo hacía, por ello, si no has encontrado una causa evidente de este comportamiento, lo mejor será acudir a un veterinario etólogo para que te ofrezca un diagnóstico, ya se deba a un problema de salud o a un problema del comportamiento.

Si no te es posible encontrar esta figura profesional en tu país, puedes acudir primero a un veterinario para realizar una revisión general y después acudir a un educador canino o adiestrador. La evaluación del especialista puede ser clave para tratar este problema de forma pronta y evitar que se cronifique.

A continuación te vamos a ofrecer algunos consejos generales para evitar que el perro siga haciendo sus necesidades en casa que puedes aplicar antes de visitar al profesional:

  1. Para empezar deberás enseñar a tu perro adulto a hacer sus necesidades en la calle. Aunque ya sepa hacerlo, no está de más seguir las pautas que te mostramos en el artículo para reforzar la conducta de defecar en la calle y que sepa que esa es una acción deseable y que debe realizar.
  2. Elabora una horario fijo de paseos para que tu perro no tenga la necesidad de defecar en casa y sepa cuándo va a salir. Recuerda que un perro debería disfrutar de, como mínimo, entre 2 y 3 paseos diarios.
  3. Realiza una limpieza adecuada del hogar, con el uso de productos enzimáticos.
  4. Evita castigar o regañar a tu perro, ya que ello aumenta los niveles de estrés y no favorece la recuperación de una conducta higiénica positiva.
  5. Valora el uso de feromonas sintéticas.

Cabe señalar que estas pautas son orientativas y genéricas, por lo que cada caso podrá necesitar pautas específicas y concretas según las causas que hayan provocado esta conducta en el perro.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro hace caca en casa si antes no lo hacía?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.