¿Por qué mi perro me mira cuando duermo?

¿Por qué mi perro me mira cuando duermo?

¿Alguna vez te has despertado y te has encontrado con tu perro mirándote fijamente? Son muchos los tutores que afirman que sus perros se los quedan mirando mientras duermen o incluso estando despiertos, pero... ¿a qué se debe esta conducta?

Si a ti también te ha pasado, no te pierdas este artículo de ExpertoAnimal, donde explicaremos por qué mi perro me mira cuando duermo.

¿Cómo se comunican los perros con las personas?

Con el paso de los años, los perros han desarrollado diversos modos de comunicarse con nosotros. En este sentido, los ojos en su conjunto (párpados, globo ocular, pupilas y músculos que les permiten el movimiento) cumplen una función muy importante. Son una forma muy evidente y eficiente de comunicar a su tutor las emociones que siente en ese momento.

Las dimensiones que adoptan los ojos (bien abiertos y redondos hasta más pequeños y achinados) son producto de un hecho voluntario del individuo a través del movimiento de todos los músculos que rodean los ojos. Esos músculos, conocidos como grupo muscular palpebral, son los responsables de las distintas formas que pueden tomar los ojos. Es un hecho totalmente voluntario por parte del animal que según su estado de ánimo moverá los distintos músculos del grupo nombrado anteriormente, siendo todo este proceso manejado a través del sistema nervioso central del perro.

Con respecto a las pupilas, eso ya es otra historia. El mayor o menor diámetro pupilar que puede presentar un perro en sus ojos ya no depende de él, al menos voluntariamente. Un perro no puede decidir “Voy a dilatar mis pupilas”, es algo que ocurre debido a procesos internos motivados por el momento emocional que esté pasando y manejado por el sistema nervioso autónomo del perro.

Esta combinación de párpados y pupilas junto a las distintas posiciones de las orejas y de los labios es lo que se conoce como comunicación facial y es la que nos brinda en mayor medida una idea del estado emocional del perro. Esta comunicación facial o gestual sumada a todas las expresiones de comunicación corporal de un perro hacen que con un poco de voluntad, práctica y paciencia uno pueda entender cuando nuestro perro nos “habla”.

Para más información, consulta este otro artículo sobre ¿Cómo se comunican los perros?

Mi perro me mira cuando duermo, ¿qué significa?

Por otro lado, los perros tienen un instinto protector muy desarrollado, por lo que puede "montar guardia" cuando siente que estamos en una situación muy vulnerable, como cuando vamos al baño o, en este caso, nos quedamos dormidos.

Es probable también que te hayas percatado que tu perro se tumba a tu lado cuando vas a descansar, o que se quede cerca de personas más vulnerables, como bebés o ancianos. Aunque no se te quede mirando fijamente, que tu perro se quede cerca de ti o de otras personas a las que considera "débiles", es su forma de protegerte de un posible peligro y de demostrarte que te quiere.

¿Por qué se te queda mirando tu perro?

Ahora bien, ¿y si no estás durmiendo y aún así tu perro te mira fijamente? ¿Qué significa su mirada en estas ocasiones? Puede deberse a estos motivos:

  • No te entiende: a un perro le resulta muy sencillo comunicarse con un congénere, pero con las personas ya se le torna más complicado, pues la mayoría de las veces no entienden lo que les estamos diciendo, y es en esa situación donde el animal, algo perplejo por la falta de comprensión de su compañero humano, se queda mirándolo. El animal entra en un estado de confusión donde no entiende bien la situación, y es entonces que entre perplejo y confundido insiste en seguir intentando darse a entender.
  • Mira lo que haces: también puede pasar que, simplemente, tu perro se quede ensimismado mirando lo que haces y tratando de comprender el tipo de actividad que estás llevando a cabo.
  • Busca tu contacto visual: si además el perro está interesado en realizar alguna actividad física con su acompañante, como puede ser jugar, salir a caminar o simplemente se ha pasado la hora de su comida, más insistentemente el perro buscará el contacto visual con su tutor para lograr que este último comprenda lo que le está “diciendo” y obre en consecuencia.
  • Mirada de advertencia: no hay que descartar este otro tipo de mirada. Cuando existe una situación de conflicto entre perro y tutor, la mirada fija del animal significará algo más que un llamado de atención. En este caso, la mirada hacia su acompañante es para transmitirle principalmente su enfado. La mirada fija es un modo de evitar conflictos mayores entre los perros. Es un desafío donde se miden fuerzas y que, cuando uno de los dos participantes entiende que el otro está en una posición superior o ventajosa, acepta dicha situación y baja la mirada. En ese momento, se acaba el potencial conflicto sin que la cosa haya tenido que pasar a mayores. Casi siempre que un perro mire fijamente a su tutor en determinadas circunstancias y, evaluando también los otros parámetros comunicacionales de los perros, se podría inferir que es el preludio de una conducta agresiva del animal hacia su cuidador con las consecuencias pertinentes.

En fin, son muchas las razones por las que un perro puede quedarse absorto mirando a su acompañante humano, pero siempre la motivación principal del animal es comunicarse con su estimado compañero de vida.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro me mira cuando duermo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Bibliografía
  • Konrad Lorenz. (1999). Cuando el hombre encontró al perro. Tusquets editores.
  • Desmond Morris. (1996). Guía para entender a los perros. Ed. EMECÉ.
  • Konrad Lorenz. (1985). Consideraciones sobre las conductas animal y humana. Ed. Planeta-Agostini.