¿Por qué mi perro me sigue a todos lados?

¿Por qué mi perro me sigue a todos lados?

Después de adoptar a un perro y, si nunca hemos tenido uno antes, podremos percatarnos rápidamente que el animal no deja de seguirnos allá dónde vayamos. Quizás esta situación te incomode o únicamente buscas una respuesta a su comportamiento. Por ese motivo, en ExpertoAnimal vamos a explicarte las causas que generan esta conducta en el perro.

Descubre a continuación por qué tu perro te sigue a todos lados, qué significa realmente este comportamiento y algunos detalles importantes que deberías conocer como propietario. ¡No te lo puedes perder!

El perro, un animal social

Los perros se caracterizan por ser animales muy sociables, un rasgo que además se ha buscado y potenciado durante su domesticación y crianza. Por ese motivo, no es de extrañar que busquen constantemente nuestra atención y afecto, incluso más que hacia otros miembros de su misma especie.

Los perros ven en nosotros una figura de referencia que les aporta seguridad. Especialmente en lugares pocos conocidos para él, es totalmente normal que nos siga, tanto para no perderse como para seguir teniendo a su lado esta figura que es una "base segura" para ellos, algo que influye directamente en su bienestar.

Ya dentro de casa, el perro nos sigue para ver qué actividades realizamos, una forma más de enriquecer su día a día y salir de la monotonía. Aún así, también es posible que nos sigan para asegurarse que podrán recoger algunas migajas que se nos han caído en la cocina o para tratar de participar en aquello que hagamos.

Los perros tienden a seguir a quienes les proporcionan las comodidades o los privilegios dentro y fuera de la casa. Además hace falta añadir que un perro no solo seguirá a un propietario por todo aquello material o físico, esta conducta está marcada, además de todos estos privilegios, por el amor y cariño que le proporcionamos.

¿Qué hacer si nuestro perro nos sigue a todos lados y no nos gusta?

Si has decidido adoptar a un cachorro o a un perro de la protectora de animales ya adulto, es normal que observes este comportamiento de manera exagerada. Debes preguntarte si esta actitud te molesta o no, y lo más importante: si es fruto de algún problema de conducta. Muchos propietarios se sienten cómodos al sentir el apoyo del perro detrás suyo, otros en cambio no aceptan la perpetua y silenciosa compañía de la mascota.

Sigue estos consejos si quieres evitar que tu perro te siga siempre:

  1. Para empezar a trabajar, tu perro debe aprender dos órdenes básicas: que son sentarse y quedarse quieto. Aprender todo tipo de órdenes básicas para perros es fundamental para que entiendan qué esperas de él.
  2. Utilizarás siempre el refuerzo positivo en el adiestramiento de estas órdenes. Deberás tener paciencia y constancia. Recuerda que un perro estimulado mentalmente será un perro sano y feliz. Por ese motivo, además de enseñarle órdenes básicas indispensables para su rutina diaria le generarás más confianza y poco a poco observarás un descenso de la actitud dependiente. Prémiale siempre que se lo merezca y haya realizado un buen trabajo.
  3. Acepta su compañía. Recuerda que un perro es un animal social. Deja de jugar con él si te hace daño o si estás cansado pero no evites relacionarte a menudo con él. Enséñale órdenes y trucos y felicítalo si juega con otras mascotas. Es muy importante que se sienta socializado y feliz.
  4. Puedes intentar menguar la dependencia hacia ti adoptando un segundo perro en un refugio.

Recuerda siempre que la actitud natural del perro es la convivencia en grupo. Aunque existan perros más distantes y otros que se muestran más apegados todos necesitan relacionarse y disfrutar de la compañía junto a otros humanos y perros.

Cuando seguir se convierte en un problema de conducta

Más allá de nuestra actitud favorable o desfavorable hacia que nuestro perro nos siga a todos lados, existe otro factor que influye en este comportamiento y que es muy importante que se trabaje: la ansiedad por separación. Si no se trata, la ansiedad por separación genera en tu perro una personalidad insegura, desconfiada y temerosa, lo que puede conllevar la aparición de otros problemas de conducta.

Si crees que el comportamiento de tu perro es exagerado y que puede padecer algún problema de conducta, te recomendamos que repases algunos de los síntomas que puedes observar en el perro:

  • Cuando estás fuera de casa el perro se vuelve destructor, ladrador e incluso orina o defeca.
  • Te recibe de forma exagerada y se deprime cuando sabe que te marchas.
  • Comportamientos inseguros, asustadizos y dependientes.
  • Incapacidad para quedarse solo y gestionar su soledad de forma adecuada.

La ansiedad por separación es un problema de conducta grave que afecta a muchos perros. Es importante acudir a un profesional para que diagnostique correctamente este problema y nos de las pautas adecuadas para solucionarlo. Para ello puedes consultar con un adiestrador, un educador canino o un veterinario especializado en etología.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro me sigue a todos lados?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.