¿Por qué mi perro no quiere comer pienso?

¿Por qué mi perro no quiere comer pienso?

¿Tu perro ha dejado de comer pienso? ¿No quiere comer y está triste? La anorexia es un problema frecuente en distintas patologías y es también habitual en perros que padecen problemas de conducta, como la ansiedad por separación.

Hallar la causa que está provocando que no coma será fundamental para tomar las medidas oportunas. Si te preocupa esta situación, no sabes cómo hacerle comer o tienes dudas acerca de la causa, no te preocupes, en este artículo de ExpertoAnimal te orientaremos para descubras por qué tu perro no quiere comer pienso y qué debes hacer para solucionarlo.

Causas que provocan que el perro deje de comer

Existen muchas causas que pueden provocar que tu perro haya dejado de comer pienso, pero antes de analizar problemas relacionados con el entorno, la conducta o la dieta en sí, será fundamental descartar cualquier enfermedad mediante una visita al veterinario.

Como te explicábamos en la introducción, la anorexia es es uno de los primeros signos clínicos de varias enfermedades, por lo que descartar la presencia de virus o parásitos es una prioridad.

A continuación vamos a exponerte las causas más comunes:

  • Cambio de dieta: si recientemente has modificado el pienso que le ofreces a tu mejor amigo, puede ocurrir que esta sea la causa que está provocando que no quiera comer. Recuerda que es imprescindible cambiar el alimento progresivamente para evitar problemas de salud (el perro es mucho más sensible a los cambios de alimento) e incluso para favorecer una mejor adaptación al nuevo.
  • Pienso de mala calidad: si además de cambiar de dieta has ofreciendo un pienso de mala calidad a tu perro, el rechazo va a ser radical. Muchos alimentos procesados para perros de mala calidad no contienen los nutrientes esenciales que requiere o bien utilizan ingredientes que no son palatables para él. Revisa la composición del pienso para perros para saber si le ofreces un producto de calidad o no.
  • Aburrimiento: aunque no es muy frecuente, algunos perros pueden "aburrirse" de comer siempre lo mismo. Generalmente está relacionado con la depresión y le observaremos inapetente de forma general, no exclusivamente con el pienso.
  • Sobrealimentación: en el envase de cualquier pienso comercial debe aparecer de forma clara una tabla nutricional que indica, según el peso, la edad y el nivel de actividad, la cantidad de pienso que debemos ofrecer al can. Quizás te estás excediendo en la cantidad de alimento, revisa que sea la cantidad apropiada.
  • Introducción de otros tipos de dieta: si has ofrecido recientemente a tu perro otro tipo de dieta que no sea pienso puede que sea este el motivo. Muchos perros rechazan su comida habitual por comida mucho más apetecible para ellos: dietas caseras, alimento húmedo... Si además, al observar que no comía, le has vuelto a ofrecer este tipo de alimento has encontrado la causa. Tu perro se niega a comer ya que ha aprendido que probablemente va a recibir otro tipo de comida más apetitosa.

Finalmente, y no por ello menos importante, será fundamental recordar que existen plantas tóxicas para perros, así como alimentos dañinos para perros que están presentes en nuestro entorno, por ello, queremos seguir remarcando la importancia de visitar a un veterinario si no se ha encontrado la causa que está provocando que el perro deje de comer.

¿Cómo hacer que mi perro vuelva a comer pienso?

Antes de empezar con la reintroducción del pienso, será imprescindible que te asegures que el alimento de tu mejor amigo es de calidad, adecuado a sus necesidades y nutricionalmente completo. Si no estás seguro de cuál debes ofrecerle, no dudes en visitar nuestro artículo sobre los 15 mejores piensos para perros del mercado o consultar con tu veterinario de confianza.

El proceso que te vamos a mostrar a continuación debe aplicarse siempre en un perro sano, nunca en un animal enfermo, y necesita cierta rigurosidad para que sea efectivo. Recuerda que no puedes permitir que tu perro coma todo lo que desee, no le estás haciendo ningún bien.

Pasos a seguir para la reintroducción del pienso

A continuación te explicamos el paso a paso a seguir para que tu perro vuelva a comer pienso seco, recuerda, debes ser constante:

  1. Elimina completamente de su dieta comida húmeda, recetas caseras y comida humana.
  2. Calcula la cantidad de comida diaria para tu perro y divídelo en dos tomas, que ofrecerás por la mañana y por la tarde, siempre a las mismas horas.
  3. Sirve su comida de la mañana en el bol y espera 15 minutos, si no ha comido, retíralo.
  4. Ya por la tarde, sirve su comida en el bol, espera 15 minutos y si sigue sin comer, retíralo.
  5. Al día siguiente sigue el mismo proceso, el perro finalmente, por hambre, comerá.

Aunque pueda parecerte un poco estricto, esta es la mejor forma de lograr que tu perro vuelva a comer su alimento habitual y deje de esperar alimento húmedo u otro tipo de comida sabrosa. No obstante, recuerda que para ellos es importante que de vez en cuando se realice un cambio en su dieta. De forma semanal, te aconsejamos modificar una de las raciones por alimento húmedo, pero sin convertir este alimento en parte de su dieta diaria.

Trucos extra para que mi perro coma pienso

En ocasiones, algunos perros se niegan a comer, especialmente cuando se les ha mezclado alimento seco con alimento húmedo. Aunque puede ser un truco positivo para animar a comer a perros enfermos, lo cierto es que combinar pienso con comida casera o comida húmeda no es algo adecuado, ya que los tiempos de digestión son distintos, producen fermentaciones inadecuadas en el estómago, la aparición de gases, etc.

A continuación te mostramos trucos para que tu perro coma pienso que sí puedes utilizar:

  • Mezcla el pienso con un poco de agua tibia: de esta forma, el alimento estará más blando, le ayudarás a hidratarse y será mucho más apetecible en las épocas de frío.
  • Mezcla el pienso con caldo (sin cebolla y sin sal): al sustituir el agua por caldo estarás ofreciendo un extra de nutrición. Además, será mucho más apetecible para el perro.
  • Mantén una rutina proactiva: cada perro tiene sus propias necesidades de ejercicio, por ello, realizar paseos y actividades al aire libre será fundamental para mantener su musculatura, el metabolismo activado y, en definitiva, proporcionarle un estilo de vida sano y adecuado.
  • No abuses de los premios: durante tus sesiones de adiestramiento evita el uso excesivo de premios, ya que a la larga podrían saciarlo. Puedes apostar por dividir cada premio en dos, utilizar premios light, preparar snacks de verdura deshidratada e incluso pasar a reforzarle únicamente con la voz y las caricias.
  • No le des tus sobras: como hemos comentado anteriormente existen alimentos dañinos para el perro, pero además, existen otros que son poco indicados. El abuso de cereales, fruta o lácteos no son beneficiosos para tu mejor amigo, evítalos.

¿Sigues teniendo dudas sobre este proceso? No dudes en comentar para que desde la redacción de ExpertoAnimal podamos resolver algunas cuestiones. Así mismo, también te animamos a compartir tu experiencia y tus consejos para que otros usuarios se beneficien.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro no quiere comer pienso?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de alimentación.