¿Por qué mi perro no tiene fuerza en las patas traseras?

¿Por qué mi perro no tiene fuerza en las patas traseras?

Ante determinados problemas de salud podemos observar alteraciones en la marcha de nuestro perro, pero cuando se produce en las extremidades anteriores es probable que nos preguntemos por qué mi perro no tiene fuerza en las patas traseras. ¿Es también tu caso? En este artículo de ExpertoAnimal detallaremos las causas más comunes que lo provocan.

Aunque en ocasiones se trata de una debilidad asociada a la edad, existen otras causas que afectan tanto a animales mayores como más jóvenes, por lo que nunca debemos dejar que esta situación avance sin consultar con el veterinario. También hablaremos de las medidas que podemos adoptar para mejorar el tono muscular de las patas.

Debilidad en las patas traseras del perro

En este artículo hablaremos de problemas en las patas traseras de los perros que cursan con debilidad en estas extremidades. Así, los animales afectados tendrán dificultades para mantenerse en pie y se caerán o claudicarán del tren posterior. También es posible que el animal consiga andar pero de una manera extraña, tropezando ambas patas entre ellas y cayéndose.

La flojedad de las patas traseras del perro tiene diversas causas y de determinar su origen va a depender el tratamiento. Por eso, si a nuestro perro le fallan las patas traseras siempre debemos acudir al veterinario ya que, aunque pensemos que puede estar provocado por una edad avanzada y no tiene remedio, lo cierto es que podría deberse a algún trastorno tratable o, al menos, conseguiríamos mejorar la calidad de vida del perro. A continuación explicaremos causas de por qué un perro no tiene fuerza en las patas traseras.

Parálisis repentina de las patas traseras del perro

El porqué un perro no tiene fuerza en las patas traseras puede deberse a un problema agudo, es decir, que aparece de repente, dejando al animal inmovilizado o con las patas muy debilitadas. No son patologías muy frecuentes. Entre ellas destacarían las siguientes:

  • Parálisis por garrapatas: algunas de las garrapatas que puede padecer el perro contienen un tóxico en su saliva que afecta a los nervios motores, los debilita o los paraliza. Comienza afectando a las patas traseras pero la parálisis asciende al punto de provocar una parada respiratoria.
  • Botulismo: se trata de una enfermedad paralizante causada por neurotoxinas que produce la bacteria Clostridium botulinum. Los perros pueden contraerla al ingerir carroña o alimentos mal enlatados. El pronóstico depende del grado de afectación.
  • Miastenia grave: es una enfermedad que afecta a la movilidad muscular a nivel del sistema nervioso. La debilidad que causa es generalizada, pero se visualiza mejor en las patas traseras. El perro se tambalea al andar y le cuesta levantarse. Hay una forma autoinmune de la enfermedad que puede producirse junto a hipotiroidismo.
  • Hipocaliemia o bajos niveles de potasio sérico: se produce cuando hay una pérdida de potasio como la producida por vómitos intensos o tras la administración prolongada de diuréticos. El síndrome de Cushing es otra de las causas posibles.
  • Lesiones medulares: suelen producirse tras atropellos o caídas y traumatismos de gravedad. Infecciones y tumores también pueden dañar la médula. Hay dolor, debilidad, parálisis, tropiezos al andar o incontinencia urinaria o fecal. El pronóstico dependerá del alcance de la lesión y puede ser necesaria la cirugía.

Perro con displasia de cadera

La displasia de cadera suele manifestarse con cojera pero la incluimos en las causas que explican por qué un perro no tiene fuerza en las patas traseras porque algunos ejemplares van a presentar dificultades en estas extremidades como balanceo, saltos a modo de conejo al correr o problemas para elevarse sobre ellas.

Todo este cuadro puede ser interpretado como falta de fuerza. Se debe a una inestabilidad en la articulación del fémur con la cadera. Hay diferentes grados de afectación que se determinan mediante una radiografía. A partir de ahí el veterinario establecerá el tratamiento más adecuado. Puede ser necesaria la cirugía, para la que hay diferentes técnicas.

Mi perro no mueve las patas traseras y tiembla

Un perro con temblor en las patas traseras puede estar experimentando dolor, como explicaremos con más detalle en el apartado siguiente. Pero hay otras causas que pueden hacer que el animal presente parálisis, debilidad, temblores e incluso veremos que a nuestro perro le dan espasmos en las patas traseras.

Las siguientes patologías también explicarían por qué un perro no tiene fuerza en las patas traseras:

  • Una inflamación cerebral o encefalitis en la que, debido a diversas causas, se produce una afectación a nivel cerebral.
  • Las intoxicaciones con distintas sustancias, además puede provocar vómitos, hipersalivación, ansiedad, etc.
  • En perros mayores podemos encontrarnos un cuadro así en el síndrome de disfunción cognitiva.
  • Traumatismos y enfermedades metabólicas, congénitas o las que afectan al sistema nervioso pueden generar esta sintomatología.

A mi perro le duelen las patas traseras

La aparición de dolor en las patas traseras suele deberse a problemas degenerativos asociados a la edad. En estos casos, el porqué el perro no tiene fuerza en las patas traseras se relaciona con procesos como la artrosis en perros o la artritis canina.

Otras veces el animal tendrá debilidad en las patas traseras, andares tambaleantes, cojeras y dolor, que nos puede parecer originado en las patas pero en realidad puede deberse a una hernia discal en el lomo. Existen dos tipos de hernias según el daño que se haya producido en el disco intervertebral. Pueden aparecer sin ninguna causa aparente, aunque otras veces se producen tras movimientos tan comunes como saltar del sofá al suelo. La sintomatología de las hernias puede aparecer de forma repentina o, más habitual, de manera progresiva.

¿Qué hacer cuando a un perro le fallan las patas traseras?

Independientemente de la edad, debemos descubrir por qué nuestro perro no tiene fuerza en las patas traseras. Para ello se hace imprescindible una visita al veterinario. Además de atender a la historia clínica del animal podrá examinarlo y realizar pruebas como radiografías, análisis de sangre o resonancias. Al haber tantas causas posibles detrás de este cuadro clínico es importante llegar a un buen diagnóstico porque de él dependerá el tratamiento y el pronóstico.

Fortalecer las patas traseras del perro

Una vez vistas las causas de por qué un perro no tiene fuerza en las patas traseras, además de seguir el tratamiento pautado por el veterinario en algunos casos puede ser necesario que ayudemos al perro a recuperar fuerza en sus patas. Siempre atendiendo a las recomendaciones del facultativo están indicadas las siguientes medidas:

  • Masajes
  • Electroacupuntura
  • Paseos
  • Natación
  • Arnés para elevar las patas traseras
  • Alimentación completa y adecuada

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro no tiene fuerza en las patas traseras?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.