¿Por qué mi perro se rasca mucho las orejas?

¿Por qué mi perro se rasca mucho las orejas?

Los que convivimos con perros sabemos que muchas veces es fácil comunicarse con ellos, sin embargo, en otras ocasiones puede resultarnos complicado entender qué está ocurriendo con nuestro peludo amigo. Si es tu caso, puede que hayas observado a tu perro rascarse las orejas sin parar y te hayas preguntado por qué lo hace. Las orejas son una parte delicada del cuerpo de los canes, por este motivo es muy importante que conozcas qué problemas pueden darse en ellas para que, así, puedas actuar pronto y solucionar a tiempo lo que sea que esté provocando un problema en esta zona.

Continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal y descubre los distintos motivos que responden a la duda de por qué tu perro se rasca mucho la oreja y averigua qué puedes hacer en cada caso para ayudarle.

Parásitos

Los parásitos externos en los perros son una de las causas más comunes que dan respuesta a por qué tu perro se rasca mucho las orejas. Estos se contagian fácilmente y hacen que nuestros peludos se rasquen sin parar y se restrieguen por el suelo. Debido a las picaduras de garrapatas, ácaros y pulgas, los perros pueden pasarse el día intentando aliviar el picor y el dolor, incluso algunos pueden padecer reacciones alérgicas. Suelen estar en las orejas de los perros porque en esta parte del cuerpo pueden picar y alimentarse fácilmente. Así que si a tu perro le pica la oreja y se sacude, o se rasca ambas orejas, puede que tenga alguno de estos parásitos:

Garrapatas

Existen muchas especies de garrapatas en los perros, pero estas principalmente se dividen entre las garrapatas duras y las blandas. Algunas de estas especies son Ixodes, Haemaphysalis, Hyalomma y Dermacentor. Es posible que tu can únicamente tenga una garrapata en una de las orejas o que, por el contrario, presente una infestación más grave, donde son varias las garrapatas que se alimentan de su sangre. En este último caso, pueden estar todas juntas en una misma zona, como la oreja, o en varias partes del cuerpo del animal, preferentemente aquellas con menos grasa.

Es importante que para quitar las garrapatas lo hagas de forma adecuada para evitar daños en la oreja de tu perro. Deberás utilizar algún producto especial recomendado por tu veterinario o bien unas pinzas y retirar el parásito con mucho cuidado. Para ello, tendrás que coger al parásito lo más cerca de su boca posible y tirar de él poco a poco sin girarlo ni realizando movimientos bruscos. El riesgo de esta técnica es que la cabeza de la garrapata se quede dentro del cuerpo del perro, lo que provocaría una infección.

Pulgas

Las pulgas son otro de los parásitos más comunes en canes y que, normalmente, se extienden por todo su cuerpo. Así que si observas que tu perro se rasca mucho las orejas, pero también se rasca otras partes del cuerpo, es probable que tenga pulgas. En tal caso, observarás que tu perro tiene cosas marrones en las orejas, puesto que las pulgas, a simple vista, se observan como pequeños puntos de color marrón que se mueven. Consulta con tu veterinario qué producto antiparasitario es mejor utilizar para eliminar las pulgas de tu perro y ten cuidado con la dosis indicada según el peso del animal. Actualmente, encontramos tanto pipetas como productos en espray e incluso comprimidos y jarabes.

Ácaros

Son varios los ácaros que pueden afectar a los perros, sin embargo, son dos especies concretas las que prefieren estar en las orejas y oídos: os ácaros Otodectes cynotis provocan la sarna otodéctica y los ácaros Demodex canis provocan la sarna demodécica localizada. Si tu perro tiene ácaros en los oídos, observarás mucha cera oscura en el oído, verás que además de rascarse las orejas sacude la cabeza bruscamente y puede que también veas alguna herida o costra en las orejas debido al rascado intenso. En este caso, deberás acudir a tu veterinario para que diagnostique qué tipo de ácaro es y te recete el mejor tratamiento.

En este otro artículo hablamos en profundidad sobre estos ácaros: "Ácaros en las orejas del perro - Síntomas y tratamiento". Además, en este vídeo detallamos los distintos tipos de sarna, incluidas las que afectan al canal auditivo, y sus tratamientos:

Hongos

Otra causa posible por la que tu perro se rasca mucho las orejas es que tenga hongos, los cuales aparecen fácilmente cuando hay humedad y calor. Uno de los hongos en los perros más conocidos es la tiña, pero existen muchas más especies. Si observas que tu perro tiene una lesión en la orejas, no deja de rascarse, ha perdido pelo en esta parte y se ha enrojecido u oscurecido la piel, es probable que tenga algún tipo de hongo que le cause el picor y malestar.

En este caso, si crees que tu perro tiene tiña u otro tipo de hongo que provoca que le piquen las orejas, deberás acudir a tu veterinario de confianza para que diagnostique qué especie de hongo es el que está provocando problemas en la salud de tu perro y recetarte el tratamiento antifúngico.

En este otro post hablamos en profundidad sobre la Tiña en perros.

Otitis y otras infecciones en el oído

Las otitis en los perros son una de las causas principales por las que pueden rascarse sin parar debido al picor intenso que sienten. Se trata de la inflamación del canal auditivo que puede estar provocada por un cuerpo extraño alojado en el oído, parásitos o por alergias, entre otras posibilidades. Algunos síntomas que te ayudarán a conocer si tu perro tiene inflamación en el oído son:

  • Rascarse mucho las orejas.
  • Frotar la cabeza contra superficies como el suelo, el sofá o su cama.
  • Sacudir mucho la cabeza.
  • Secreciones en el canal auditivo.
  • Oreja inflamada por dentro y por fuera.
  • Heridas y pérdidas de pelo.
  • Pérdida de equilibrio.

Muchas veces, se deriva en una infección de oído y, por esto, deberás acudir al especialista para que diagnostique la otitis y la posible infección antes de que se compliquen mucho y provoquen más problemas en el oído y las orejas de tu perro.

Cuerpos extraños

Además de todas las causas anteriores que dan respuesta a por qué tu perro se rasca mucho la oreja, hay algunas posibilidades más simples y de fácil solución si se tratan enseguida. Por ejemplo, la intrusión de un cuerpo extraño puede ser muy molesta y fácil de retirar si se detecta antes de que penetre en el oído y desarrolle una infección. Una brizna de hierba si ha corrido por el campo, por ejemplo, puede provocar que tu perro se rasque la oreja y llore porque no consigue retirarla. De esta forma, deberás inspeccionar su oído para retirar de inmediato el cuerpo extraño y evitar, así, problemas que deriven en infecciones.

Heridas

El picor en la oreja también puede deberse a heridas causadas por una pelea o por jugar con otros perros. Del mismo modo que nosotros sentimos ese leve picor cuando la herida está cicatrizando, nuestros perros experimentan esa sensación y, por ello, es habitual que se rasquen al sentirla. El problema es que la herida no logrará cicatrizar y, por ende, el perro no dejará de rascarse la oreja. En estos casos, es importante acudir al veterinario/a para que nos indique cómo limpiar la herida para evitar que se infecte, pero también para que nos diga si es preferible utilizar un collar isabelino con el fin de evitar el constante rascado.

De forma complementaria al tratamiento, puedes aplicar estos Remedios caseros para cicatrizar heridas en perros.

Seborrea o dermatitis seborreica

Cuando las glándulas sebáceas producen más cantidad de sebo de lo normal, nos encontramos ante una dermatitis seborreica, conocida también como seborrea. Es uno de los tipos de dermatitis más frecuentes en los perros y puede ocurrir por diferentes motivos, entre los que se encuentran los hongos, los parásitos, una mala alimentación o enfermedades autoinmunes. También es posible que sea de origen genético, sin que ocurra ninguna de las circunstancias mencionadas.

Existen dos tipos de seborrea, la seca y la oleosa. La segunda produce todavía más cantidad de grasa, un olor corporal más fuerte, mayor cantidad de cera en las orejas y más picor que la seca. Por tanto, si tu perro tiene mucha cera, se rasca mucho la oreja y huele mal, puede ser que tenga seborrea. En este caso, el veterinario deberá determinar, primero, si se trata de una dermatitis de origen genético o si se ha producido como consecuencia de otro problema. Así mismo, iniciará el mejor tratamiento, que suele incluir un jabón antiseborreico y una adecuada higiene de las orejas.

Para aprender a limpiar correctamente las orejas de tu perro, no te pierdas este vídeo con el paso a paso:

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Por qué mi perro se rasca mucho las orejas?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.