Por qué mi perro tiembla de miedo

Por qué mi perro tiembla de miedo

No todos los perros son iguales. Unos son extrovertidos, otros agresivos, otros tímidos y otros perros son miedosos. Algunos perros son tan miedosos y nerviosos, que cualquier cosa les asusta, tiemblan constantemente, no se sienten cómodos al separarse de su cuidador y tampoco se relacionan mucho con cualquier perro que ven en el parque.

Si tu perro es muy nervioso, no sabes cómo resolver su situación y quieres saber por qué mi perro tiembla de miedo, continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal, donde te daremos algunos consejos para intentar remover los miedos de tu perro y que se sienta más seguro y feliz.

Causas del miedo en perros

En el tema de las posibles causas del miedo en perros, juegan papeles importantes dos factores: la genética y las experiencias. Un can puede haber nacido con la predisposición hacia el temor, como haber creado los patrones a través de experiencias vividas en su plena etapa de desarrollo. El proceso de socialización es una etapa esencial en la vida canina que si no se trabaja de forma correcta, puede convertir a tu perro en un animal seguro o en uno temeroso.

Este período se encuentra en el primer año de vida del perro y es el momento idóneo para integrarlo, poco a poco, a la vida social y al mundo exterior. Si esto no se realiza, podríamos estar criando a nuestro perro de la forma incorrecta. De este modo, en el futuro le produciremos al perro miedos e inseguridades debidas al desconocimiento del entorno y los eventos que suceden en él.

Si te preguntas por qué mi perro está muy nervioso y tiembla, es muy común ver como los perros desarrollan fobias a diferentes eventos, circunstancias externas y elementos como aspiradoras, vehículos, ruidos fuertes, personas y hasta sombras. Lo bueno de esto es que, en la mayoría de los casos, es fácil de detectar porque el perro suele reaccionar de forma evidente.

Algunos perros han tenido experiencias traumáticas como abandono y maltrato o vienen de padres nerviosos o con fobias que, luego, son transmitidas al cachorro. Si esto es así, primero es importante conocer la historia de tu perro, empatizar con él e iniciar un proceso de rehabilitación, que en algunos casos, requerirá de mucha paciencia, pues podría tardar un largo período de tiempo.

Signos del miedo en perros

Algunos signos, en las primeras etapas de los miedos y las fobias, podrían pasar desapercibidos. Atento si tu perro tiene actitudes constantes como mirar hacia otro lado cuando le hablas, bostezar, lamerse los labios y retroceder.

En la segunda etapa, el perro ya pasará a realizar acciones más obvias como esconderse, meter la cola, encorvarse o encogerse. Otros signos de ansiedad y miedo en perros son aplanar las orejas, erizar el pelo detrás de su cuello, tirarse al suelo y deslizarse mucho. Cuando tu perro ya esté al borde de los nervios, comenzará a temblar, aullar, lamer todo lo que vea (en especial al dueño), brincarte encima y orinar constantemente. En los peores casos podría tener comportamientos agresivos con las personas a su alrededor, incluso con su querido cuidador.

¿Qué hacer cuando mi perro tiembla de miedo?

Debes mantener tu energía estable y en calma. Es clave que tu perro, ante cualquier situación, reciba de ti mucha seguridad. Por más que tú también te encuentres nervioso, trata de no transmitirle ningún temor. Un cuidador nervioso, tendrá un perro nervioso.

Después de haber equilibrado tu energía y haber identificado la raíz de las fobias de tu perro, para conseguir que deje de temblar de miedo deberás alejarlo de las posibles situaciones que le generen estrés y temor o intentar desviar su atención con juegos de forma muy sutil. haz todo lo posible por mantener su mente alejada del objeto de sus miedos. Si lo ves muy nervioso, nunca lo obligues a confrontarse de golpe con sus temores, en vez de mejorar su situación, fomentarás su ansiedad.

Si te preguntas por qué mi perro se asusta y tiembla, debes evitar mimarlo demasiado cuando tu perro esté nervioso y venga asustado hacia ti, él creerá que su sentir es el correcto, que es normal que sienta miedo y además lo verá como una recompensa. Tampoco te vayas al otro extremo de castigarlo porque podría cogerte miedo. Haz uso de todas tus buenas facultades y con voz serena pero determinante, intenta calmarlo y hacerle ver que todo está controlado. Cuando ya estén en una mejor situación emocional, hayan regresado a casa o se sientan lejos del temor, será el momento de darle todo tu amor.

Poco a poco y a medida que vayas viendo como sus nervios disminuyen, ve acercándolo a diferentes circunstancias que pudieron haber sido incómodas en el pasado, pero sin concentrar toda la atención en esto. Recuerda dispersar cualquier tensión con algunos juegos y ve hablándole con total normalidad. No lo dejes solo, monitorea su proceso.

Si ves que, tras poner las soluciones anteriores en práctica, tu perro sigue temblando de miedo o empeora, deberás llevarlo al veterinario.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi perro tiembla de miedo, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas mentales.