Compartir

Problemas en el adiestramiento de perros

Por Alejandro Martínez, Educador y adiestrador canino. Actualizado: 9 enero 2018
Problemas en el adiestramiento de perros

Ver fichas de Perros

Las sesiones de adiestramiento canino son un motivo de alegría en el perro, especialmente si trabajamos con él el refuerzo positivo. Pero en ocasiones, dependiendo de la técnica empleada o de algunos factores, pueden surgir algunos problemas.

Lo ideal es trabajar estos pequeños detalles para mejorar nuestra comunicación con el perro, conocerle más a fondo y empezar a entender algunos técnicas que pueden ser muy útiles en el adiestramiento..

Si tu perro no muestra progresos, no te obedece o parece tener una reacción adversa al adiestramiento, has entrado al sitio adecuado, ExpertoAnimal te da algunos consejos y te ayuda a valorar qué está sucediendo:

También te puede interesar: Problemas en la muda de la serpiente

Duración y frecuencia de las sesiones

Si estas empezando a practicar adiestramiento y obediencia con tu perro, lo primero será fijarnos en la duración y la frecuencia de las sesiones. Lo ideal sería trabajar de forma diaria entre 5 y 10 minutos. No obstante, cuando tu perro esté más habituado podrás dedicar entre 15 y 20 minutos, repartidos en dos sesiones diarias.

La primera parte de una sesión de adiestramiento debe consistir en la práctica de aquellas órdenes ya aprendidas y después trabajar en nuevos objetivos.

Problemas en el adiestramiento de perros - Duración y frecuencia de las sesiones

El lugar de adiestramiento

Si empiezas a entrenar en un lugar con distracciones será muy difícil que tu perro te preste atención. Empieza a practicar obediencia en parques o recintos libre de distracciones. Cuando el perro relacione correctamente las órdenes, ya podrás practicar en lugares más transitados para fomentar una buena respuesta en las distintas situaciones.

La cantidad y la calidad del refuerzo

En muchas ocasiones, el nivel de respuesta del perro es bajo debido al alimento que le ofrecemos como recompensa. Aunque le estemos ofreciendo un pienso de excelente calidad, al ser un recurso ya conocido, el perro no se siente suficiente motivado. Si este es tu caso, prueba otras cosas.

Generalmente la comida regular sirve si es que entrenas antes de sus horarios de comer, pero en algunos casos vale la pena usar otro tipo de comida. Algunos ejemplos pueden ser pedacitos de frankfurt, golosinas sabrosas o puedes elaborar tú mismo unas deliciosas galletas para perros caseras.

También es bueno darle un puñado de comida en algunas respuestas excepcionales, como un "premio mayor". Esto sólo en contadas ocasiones y como consecuencia de respuestas extraordinarias.

Problemas en el adiestramiento de perros - La cantidad y la calidad del refuerzo

¿Ha comido antes tu perro?

Si tu perro no responde adecuadamente al alimento, asegúrate que está con algo de hambre antes de entrenar. Esto no significa que le hagas pasar hambre, sino que tienes que entrenar antes de sus comidas.

Si acaba de comer, no podrás motivarlo con comida. De igual manera, cuando uses juegos como reforzadores tu perro tiene que estar con ganas de jugar. Si acaba de jugar intensamente y está cansado, no le interesará perseguir la pelota o mordisquear la cuerda.

El premio, en el momento justo

Verifica si tu timing es adecuado. Para que una conducta se vea realmente reforzada con el alimento, debemos premiar al perro cuando realice correctamente la orden, nunca antes o después. Un timming inadecuado provoca que el perro no comprenda qué esperamos de él y que no relacione correctamente una orden con su correcta ejecución.

Problemas en el adiestramiento de perros - El premio, en el momento justo

El refuerzo adecuado

Por otro lado también debemos asegurarnos que la tasa de refuerzo es la adecuada. Cuando nuestro pero realice una orden, no siempre debemos ofrecerle golosinas, en ocasiones bastará con una palmadita afectuosa, palabras amables o caricias.

Siempre debemos premiar a nuestro perro después de hacer una orden, pero utilizar comida en exceso solo provocará que, sin la presencia de golosinas, no nos obedezca. Por otro lado, si utilizamos muy pocas recompensas también es probable que el perro pierda el interés en seguir nuestras indicaciones.

Nuevas señales y órdenes de adiestramiento

Si una señal se ha vuelto irrelevante para tu perro, será difícil que la asocie con una conducta en particular, así que es mejor que uses otra señal nueva. Por ejemplo, si dices con frecuencia el nombre de tu perro sin que eso esté asociado a nada, tu perro habrá aprendido a ignorar su nombre. En ese caso es mejor que uses otra señal (otra palabra o gesto físico) para llamar su atención.

Por otro lado, es muy importante que las palabras de vuestro vocabulario sean coherentes y siempre las mismas. Descubre en nuestro artículo sobre cómo hablar con tu perro, una completa lista con órdenes en distintos idiomas.

Problemas en el adiestramiento de perros - Nuevas señales y órdenes de adiestramiento

Entender el proceso de aprendizaje

Otro error frecuente es levantar mucho el criterio de adiestramiento. Mucha gente piensa que apenas sus perros responden a una señal ya pueden usar esa señal en la vida cotidiana, y se sorprenden cuando el perro no les responde en situaciones diferentes a aquellas en las que entrenaron. Avanza poco a poco sin querer saltar criterios. Lo ideal es que vayas trabajando órdenes en lugares, situaciones y ambientes distintos.

Variedad de entornos

Es muy importante generalizar los ejercicios del curso en diferentes lugares. Esto significa volver a entrenarlos en diferentes lugares, sólo que cada vez será más fácil y rápido hacerlo. Si no generalizas los ejercicios, tu perro solamente responderá en un lugar. Las hojas de seguimiento tienen nueve casillas numeradas para que registres la generalización de cada criterio. Usa esas casillas para registrar que volviste a entrenar un criterio en diferentes lugares, bajo diferentes circunstancias o en diferentes ubicaciones.

Problemas en el adiestramiento de perros - Variedad de entornos

Mantenimiento

También es importante mantener el adiestramiento. Mucha gente entrena a sus perros y luego nunca más vuelve a hacer una sesión. Entonces, los perros se van olvidando las cosas hasta que ya no responden a ninguno de los ejercicios.

El mantenimiento de los ejercicios aprendidos será cada vez menos demandante, pero si notas que algún ejercicio se va deteriorando, vuelve a hacer sesiones sistemáticas de ese ejercicio para fortalecerlo. Después de unos años, estas conductas se habrán convertido en hábitos y serán resistentes, pero aún así tendrás que hacer mantenimiento cada cierto tiempo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Problemas en el adiestramiento de perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario sobre Problemas en el adiestramiento de perros

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Yolanda paredes martinez
Tengo un perro adoptado hace tres años, tiene reacciones agresivas, cuando paseamos tengo que llevarlo muy corto porque de manera impulsiva y sin avisar según quien pase por el lado, lo marca. En casa también lo hace según quien viene. He tenido ya un par de problemas con gente y me preocupa muchísimo, he tenido 2 educadores diferentes y no deja de hacerlo, lo peor de todo es que es imprevisible.
Gracias
Mercè Garcia (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola Yolanda, para empezar queremos decirte que sentimos mucho tu situación. Para poderte aconsejar mejor, ¿podrías explicarnos más cosas sobre el perro? Háblanos cómo ha sido su adopción, sus rutinas, cuándo empezaron estas conductas, qué haces al respecto, etc.
jose jesus vargas aguilar

Es didàctico, claro, sencillo pero importante. Gracias

Problemas en el adiestramiento de perros
1 de 6
Problemas en el adiestramiento de perros

Volver arriba