Compartir

Procox para perros - Dosis y para qué sirve

 
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 12 mayo 2020
Procox para perros - Dosis y para qué sirve

Ver fichas de Perros

El procox para perros es un fármaco con efecto antiparasitario que puede administrarse a partir de las dos semanas de vida. Actúa frente a parásitos internos bien conocidos, como son los nematodos y los coccidios. Destaca especialmente que consigue destruir las formas resistentes de los coccidios, lo que disminuye su carga en el ambiente y, por lo tanto, reduce el riesgo de nuevas infestaciones.

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a explicar qué debemos tener en cuenta a la hora de utilizar este producto, cuál es la dosis de procox para perros recomendada y cómo administrarlo.

También te puede interesar: Urbason para perros - Dosis y para qué sirve

¿Qué es procox para perros?

Procox es un medicamento cuyos principios activos son la emodepsida y el toltrazurilo. La emodepsida es un compuesto semisintético incluido en el grupo de los depsipéptidos. Por su parte, el toltrazurilo es un derivado triazinónico.

Procox está formulado específicamente para perros y tiene acción antiparasitaria contra nematodos y coccidios, ambos parásitos internos relativamente frecuentes en los perros. La emodepsida actúa a nivel neuromuscular y causa la parálisis y la muerte de los nematodos. El toltrazurilo acaba con todas las fases del ciclo de vida de los coccidios. Procox para perros se presenta como una suspensión oral de color blanco amarillento que hay que agitar antes de usar y administrar con jeringuilla, directamente en la boca del perro. Hay presentaciones de 7,5 o de 20 ml.

Procox para perros - Dosis y para qué sirve - ¿Qué es procox para perros?
Imagen: sucoex.com

¿Para qué sirve el procox para perros?

Procox está pensado para el tratamiento de infecciones parasitarias mixtas, es decir, en las que se sospecha de la concurrencia de más de un parásito, en este caso, nematodos y coccidios. En concreto, es activo frente a especies de nematodos como Toxocara canis, en varias fases de su ciclo vital, Uncinaria stenocephala adultas y Ancylostoma caninum también adultos. En cuanto a los coccidios, combate el complejo de Isospora ohioensis e Isospora canis. Actúa tanto contra la replicación de isosporas como contra la difusión de sus ooquistes, que son las formas que persisten largos períodos de tiempo en el ambiente y que, además, son resistentes a ciertos desinfectantes. De esta manera, se consiguen reducir las infestaciones. Es una acción muy importante y, por este efecto, procox está especialmente recomendados para perros que viven en grupo.

Eso sí, si nuestro perro tiene ya síntomas provocados por estos parásitos, este producto no los va a curar y el veterinario tendrá que resolverlos recurriendo a otros fármacos. Es decir, los daños que los parásitos pueden causar en la mucosa intestinal, como la enteritis, que suele manifestarse en forma de diarrea, no van a desaparecer tan solo si damos procox. El veterinario tendrá que valorar otro tratamiento de apoyo.

También es necesaria la prevención, tratando regularmente a los animales, limpiando las heces lo antes posible y desinfectando el ambiente. Por último, es muy importante usarlo solo para infestaciones conjuntas de nematodos y coccidios. Un uso inadecuado puede crear resistencias y acabar por afectar a la efectividad del producto.

Dosis de procox para perros

Solo el veterinario puede indicarnos la pauta de administración, ya que dependerá de las circunstancias de cada caso. En general, es necesaria una única dosis, por lo que solo hay que repetir el tratamiento si el veterinario determina que se mantiene la infestación conjunta de nematodos junto a coccidios.

En cuanto a la dosificación, esta se establece en función del peso del perro. Por eso, es muy importante pesarlo justo antes para poder asegurarnos de que la dosis de procox es la correcta para ser efectiva. La dosis mínima que recomienda el fabricante es de 0,5 ml por kg de peso del perro. Pero, como siempre, será el veterinario quien tenga la última palabra respecto a dosis y posología. Es muy importante tratar a la vez a todos los perros que convivan, aunque no todos hayan mostrado síntomas de infestación parasitaria. Para ello, te recomendamos consultar el artículo sobre Coccidiosis en perros - Síntomas y tratamiento.

Contraindicaciones del procox para perros

Procox no puede administrarse a cachorros que tengan menos de dos semanas de vida o un peso inferior a los 400 gramos. Por supuesto, no puede darse a perros que hayan manifestado alguna reacción alérgica a alguno de los principios activos o los excipientes que lo componen. Hay que tener en cuenta que uno de estos principios, la emodepsida, puede resultar problemático si se administra a collies o perros de razas similares. Parece que en estos animales el margen de seguridad es más bajo. No se recomienda procox para los cachorros de estas razas, ya que no hay estudios suficientes que permitan determinar su tolerancia.

Por otra parte, en aquellos ejemplares especialmente debilitados o con daños severos a nivel renal o hepático el veterinario tendrá que valorar las ventajas y los riesgos de administrar procox. También por la falta de estudios que lo avalen, no se recomienda procox para perras que se encuentren en estado de gestación ni en período de lactancia, al menos durante las dos primeras semanas. Además, la emodepsida puede interaccionar con otros fármacos. Por eso, no se recomienda utilizarla conjuntamente con ivermectina para perros, eritromicina, prednisolona o ciclosporina, ya que se desconoce cuál sería el resultado.

Efectos secundarios del procox en perros

En cuanto a los efectos secundarios del procox en perros, en general, se trata de un producto seguro. En algunos casos, tras la ingesta sí podríamos notar algunas alteraciones digestivas leves, como vómitos o heces blandas, que suelen solucionarse pronto.

Es difícil que se produzca una intoxicación, ya que los niveles de seguridad del procox son elevados. Si esta se diese, apreciaríamos en el perro síntomas relativos al aparato digestivo como los producidos como efecto secundario, es decir, vómitos y descomposición. Por supuesto, ante cualquier síntoma es fundamental consultar con el veterinario.

Procox para perros - Dosis y para qué sirve - Efectos secundarios del procox en perros

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Procox para perros - Dosis y para qué sirve, te recomendamos que entres en nuestra sección de Medicamentos.

Escribir comentario sobre Procox para perros - Dosis y para qué sirve

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Procox para perros - Dosis y para qué sirve
Imagen: sucoex.com
1 de 3
Procox para perros - Dosis y para qué sirve

Volver arriba