Compartir

¿Qué pasaría si no hubiera abejas?

Por Ricard Sabatés Quivira. Actualizado: 13 enero 2017
¿Qué pasaría si no hubiera abejas?

¿Qué pasaría si no hubiera abejas?... Es una pregunta de capital importancia que puede responderse de dos maneras distintas, partiendo de premisas diferentes.

La primera respuesta parte de un supuesto irreal: que jamás hubieran existido abejas en la Tierra. La respuesta es fácil: nuestro mundo sería absolutamente diferente en su flora, fauna e incluso nosotros probablemente seríamos distintos.

La segunda respuesta a la cuestión: ¿Qué pasaría si no hubiera abejas?, parte del supuesto de que las actuales abejas se extinguieran. La respuesta más probable sería esta: si no hay abejas se acaba el mundo.

Si te interesa saber la importancia capital que tienen las abejas para que toda la vida en el planeta funcione correctamente, prosigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal.

También te puede interesar: ¿Por qué mi pez betta no come?

Las abejas y la polinización

La polinización que efectúan las abejas es absolutamente imprescindible para la regeneración de los árboles y plantas del planeta. Sin dicha polinización el mundo vegetal languidecería porque no podría reproducirse a la velocidad actual.

Es cierto que existen otros insectos polinizadores, las mariposas por ejemplo; pero ninguno de ellos tiene la colosal capacidad polinizadora de las abejas y los abejorros. La diferencia en el grado superlativo de las abejas en su función polinizadora respecto a otros insectos, es que estos últimos liban las flores para alimentarse individualmente. Sin embargo, para las abejas esta función es un trabajo primordial para el sustento de la colmena.

Por consiguiente, las abejas visitan de forma exhaustiva toda la masa floral a su alcance, logrando que el polen de las flores, hembras y machos, visitadas por las meticulosas abejas llegue a todas y cada una de ellas. De este modo la vida se insemina y regenera entre las flores de plantas y árboles, tornándose productivas gracias al intercambio del polen que las abejas transportan adheridas en los pelillos de sus cuerpos y en las corbículas (una especie de cestillas que poseen en las patas traseras donde acumulan polen).

¿Qué pasaría si no hubiera abejas? - Las abejas y la polinización

Importancia de la polinización

La polinización de las plantas es indispensable para que no se rompa el equilibrio ecológico del planeta. Sin dicha función que realizan las esforzadas abejas el mundo vegetal se reduciría de forma drástica. Obviamente toda la fauna dependiente de la pujanza vegetal vería frenada su proliferación.

La disminución de la fauna dependiente de la regeneración vegetal: nuevos pastos, frutos, hojas, bayas, rizomas, infrutescencias, etc., provocaría una colosal reacción en cadena que tampoco respetaría la vida humana.

Si las vacas no pudieran apenas pastar, si a nuestros agricultores les mermaran las cosechas en un 80-90%; si la fauna salvaje se quedara súbitamente sin alimento..., quizás aún y así no sería el fin del mundo, pero se le parecería mucho.

¿Qué pasaría si no hubiera abejas? - Importancia de la polinización

Amenazas a su superviviencia

Los avispones gigantes asiáticos, Vespa mandarinia, son insectos que se alimentan de abejas. Desafortunadamente estos grandes insectos han trascendido más allá de sus fronteras naturales, donde las abejas autóctonas han desarrollado mecanismos de defensa efectivos contra los feroces avispones. Las abejas europeas y americanas se hallan indefensas ante el ataque de estos nuevos enemigos. 30 avispones pueden acabar con 30.000 abejas en unas horas.

Existen otros enemigos de las abejas: la larva de la polilla mayor de la cera, Galleria mellonela, que es el causante de los mayores estragos en las colmenas; el escarabajo pequeño de la colmena, Aethina tumida, es un coleóptero activo durante el verano. Sin embargo, estos son enemigos ancestrales de las abejas, las cuales tienen defensas naturales para repelerlos, y también colaboran en la defensa los apicultores.

¿Qué pasaría si no hubiera abejas? - Amenazas a su superviviencia

Insecticidas

Los insecticidas fumigados en las plantaciones agrícolas son el mayor enemigo oculto que padecen las abejas actualmente, y el que compromete más seriamente su futuro.

Es cierto que dichos insecticidas están diseñados para matar las plagas y no matar de inmediato a las abejas..., pero un efecto colateral es que las abejas que liban en los campos tratados viven un 10% menos.

El ciclo vital de una abeja obrera oscila entre los 65-85 días de vida. Dependiendo de la época del año y de la subespecie de abeja que se trate. Las abejas más productivas y conocedoras del entorno son las más viejas, y las más jóvenes aprenden de ellas. El hecho de que las abejas no puedan completar su ciclo natural de vida, envenenadas de forma silente por los plaguicidas "inocuos", debilita mucho a las colonias de abejas afectadas.

Se da un hecho escandaloso, descubierto recientemente por un estudio sobre este problema, que demuestra que están más sanas las abejas que viven en ciudades que las que viven en el campo. Las ciudades tienen parques y jardines, árboles, arbustos ornamentales y una gran diversidad de vida vegetal. Las abejas también polinizan estos lugares urbanos, pero sobre las ciudades no se fumiga.

¿Qué pasaría si no hubiera abejas? - Insecticidas

Abejorros mutantes

Otro efecto pernicioso derivado del problema de los insecticidas se debe a que algunas multinacionales han desarrollado en sus laboratorios abejorros mutantes que resisten mejor el veneno que acorta la vida de las abejas. Estos bichos están siendo vendidos a los agricultores cuyos campos ya sufren problemas por la falta de polinización. Son animales fuertes que están desplazando a las colonias envenenadas, pero no son ninguna solución por diversos motivos.

El primero se produce porque la trompa con la cual liban el néctar de las flores es excesivamente corto. No llegando a introducirse en el interior de muchas especies de flor. El resultado es un desequilibrio patente de la flora. Unas plantas se regeneran, pero otras mueren al no poder reproducirse.

El segundo problema, quizás para mí el más importante, es la desvergüenza criminal con la cual dichas multinacionales resuelven un gravísimo problema que han creado ellas mismas. Es como si una empresa que contaminara las aguas nos vendiera un fármaco que atenuase los efectos nocivos de la contaminación en nuestro organismo; para de esa forma seguir contaminando el río y poder vendernos más medicamentos para atenuar nuestros problemas de salud. ¿Este bucle infernal sería tolerable?

¿Qué pasaría si no hubiera abejas? - Abejorros mutantes

Campañas a favor de las abejas

Afortunadamente hay personas que son conscientes del gran problema que se les vendrá encima a nuestros hijos y nietos. Estos seres humanos están promoviendo campañas de recogidas de firmas para obligar a los políticos a enfrentarse a este gravísimo problema, legislando leyes en defensa de las abejas, en defensa nuestra.

No piden dinero, piden nuestro apoyo responsable para evitar una hecatombe en el mundo vegetal del futuro, que nos acercará peligrosamente a un oscuro tiempo de penurias y hambre. ¿Podría este tipo de futuro interesarle a alguna gran empresa productora de alimentos?

¿Qué pasaría si no hubiera abejas? - Campañas a favor de las abejas

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué pasaría si no hubiera abejas?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Animales en peligro de extinción.

Escribir comentario sobre ¿Qué pasaría si no hubiera abejas?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Qué pasaría si no hubiera abejas?
1 de 7
¿Qué pasaría si no hubiera abejas?

Volver arriba