¿Qué perros necesitan seguro obligatorio?

¿Qué perros necesitan seguro obligatorio?

Los seguros de casa, coche, vida o salud son habitualmente contratados por muchas personas, ya que algunos son obligatorios, mientras que otros se consideran muy recomendables. Lo que menos personas saben es que también hay seguros para perros y que para algunos ejemplares resultan obligatorios. A continuación, en este artículo de ExpertoAnimal, te explicamos qué perros necesitan seguro obligatorio y cuáles son las consecuencias de no tenerlo.

¿El seguro de perros es obligatorio?

Aunque contar con un seguro para perros es recomendable y puede resultar de gran utilidad en numerosas ocasiones, lo cierto es que, en general, ya que hay diferencias según las distintas comunidades autónomas, no es obligatorio contratarlo para todos los perros. En cualquier caso, conviene que te informes en cuanto adoptes por si la tenencia de tu ejemplar, según la legislación vigente en tu lugar de residencia, sí requiere que contrates un seguro para perros.

Si te encuentras en esta situación, te aconsejamos acudir a Terránea, donde podrás comparar entre las distintas compañías aseguradoras para encontrar el seguro que mejor se adapte a tus necesidades y a las de tu perro. Además, cuentas con el asesoramiento de expertos en la contratación de estos seguros para todo tipo de perros, independientemente de que sean de raza o cruces. Estamos hablando del seguro de responsabilidad civil, que es el que cubre daños a terceros y es el que se puede exigir. Existen otros seguros, como el de salud, cuya cobertura se ciñe a determinados gastos veterinarios del propio animal y que es siempre de contratación opcional.

Por último, antes de lanzarse a la contratación, es recomendable revisar, en primer lugar, qué seguro del hogar tenemos, pues si disponemos del llamado seguro multirriesgo para el hogar nuestro perro puede estar incluido en él, ya que lo que se engloba es una responsabilidad civil considerada «familiar». Eso sí, es importante resaltar que este tipo de seguros suelen cubrir daños que no requieran de un seguro obligatorio, como en el caso de los perros potencialmente peligrosos (PPP) que veremos a continuación. De esta forma, si te preguntas si el seguro de hogar cubre la mordedura de tu perro, deberás revisar las condiciones del seguro que tienes contratado para saberlo, ya que no todos ofrecen las mismas coberturas ni cubren a los llamados PPP.

¿Qué perros necesitan seguro obligatorio?

En primer lugar, hasta el momento, los perros considerados potencialmente peligrosos eran los que, sin excepción, debían tener contratado un seguro de responsabilidad civil de forma obligatoria y con una cobertura no inferior a los 120 000 euros, aunque se recomendaba escoger un importe superior, por si acaso, ya que no aumentaba en exceso el precio a abonar por el seguro cada año. En cualquier caso, y según las comunidades autónomas, hay variaciones en este importe mínimo, por lo que siempre es aconsejable consultar la legislación vigente en nuestro territorio. Volviendo a los perros llamados potencialmente peligrosos, la contratación del seguro de responsabilidad civil se consideraba uno de los requisitos imprescindibles para poder conseguir la tenencia de un ejemplar de alguna de estas razas y de sus cruces, que eran, según la ley de animales potencialmente peligrosos del año 1999, las siguientes:

  • Akita inu.
  • Tosa inu.
  • Rottweiler.
  • Staffordshire bull terrier.
  • American staffordshire terrier.
  • Dogo argentino.
  • Fila brasileiro.
  • Pit bull terrier.

Además, los perros con determinadas características, como un peso superior a los 20 kg, un cuerpo robusto, un carácter fuerte, una potente mordida o con antecedentes de agresiones a otros perros o a personas, también podían considerarse potencialmente peligrosos. Por eso, en algunas legislaciones autonómicas figuraban como peligrosas otras razas tan conocidas como estas:

  • Bóxer.
  • Presa canario.
  • Dóberman.
  • Bullmastiff.
  • Dogo de Burdeos.
  • Dogo del Tíbet.
  • Mastín napolitano.
  • Presa mallorquín.

Y aún hay que añadir que en algunas comunidades autónomas, como la de Madrid o Euskadi, todos los perros, con independencia de su raza o peligrosidad, debían contar con un seguro de responsabilidad civil.

Pero la reciente aprobación del anteproyecto de ley de bienestar animal del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 va a introducir importantes modificaciones para los animales de compañía, como lo es la de eliminar la clasificación de perros potencialmente peligrosos o PPP. Ninguna raza será ya considerada potencialmente peligrosa, sino que cada perro tendrá que someterse a pruebas de socialización para determinar si se considera un peligro o no. Además, todos los titulares de canes, independientemente del resultado de esta valoración, van a tener que disponer de un seguro de responsabilidad civil. Este es el seguro que cubre los daños que puedan ocasionar los perros a terceros.

Como vemos, con estas novedades, el seguro que será obligatorio para perros con la nueva ley será el de responsabilidad civil. Todas estas nuevas medidas se espera que se vayan concretando a lo largo del año 2022.

¿Qué pasa si mi perro no tiene seguro?

En primer lugar, si nuestro perro no tiene seguro y ocasiona algún daño a terceros, seremos nosotros, como sus titulares, lo que tengamos que sufragar los gastos que se deriven de su acción, sean estos del importe que sean y aunque el perro haya ocasionado el incidente porque, por ejemplo, se nos haya escapado accidentalmente. Cuando hablamos de daños a terceros no nos referimos solo a que nuestro perro pueda morder a otro o a alguna persona, sino, también, a que destruya propiedades u objetos, ya sean de titularidad pública o privada. Como es evidente, un perro que no disponga de seguro y cause algún daño va a suponer un problema para su cuidador e incluso puede acabar en litigio si no se ponen de acuerdo las partes. Por eso, es recomendable la contratación de un seguro para vivir con más tranquilidad, lo mismo que si nos decidimos por un seguro de salud que corra con gastos veterinarios imprevistos, que pueden llegar a ser importantes y desequilibrar cualquier presupuesto.

Pero, por otra parte, si donde vives se considera obligatorio que contrates para tu perro un seguro de responsabilidad civil, su carencia se va a traducir en más problemas, pues se trataría de un incumplimiento de la legislación vigente. En otras palabras, si tu perro no tiene un seguro que se ha señalado como obligatorio te expones a una multa que puede alcanzar hasta los 15 000 euros.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué perros necesitan seguro obligatorio?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.