¿Qué significan las posturas para dormir de los gatos?

¿Qué significan las posturas para dormir de los gatos?

Los gatos son los campeones mundiales en dormir. Pasan un promedio de 13 a 20 horas diarias durmiendo o dormitando. ¿Y en qué postura duerme tu gato? Las posturas para dormir del gato proporcionan información sobre la salud y el bienestar del felino.

Las posturas que elijan para dormir dependen de varios factores, como por ejemplo de la temperatura, del entorno y de si se sienten seguros o si están verdaderamente cansados. Si quieres saber más, sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal sobre qué significan las posturas para dormir de los gatos para entender el lenguaje corporal de los gatos y por qué duermen de una forma u otra.

Enroscado

Esta postura para dormir del gato proviene de tiempos pasados, cuando nuestros gatos todavía eran salvajes. Dormir enroscado en forma de media luna es ideal para protegerse del viento y del frío. Si tu gato se acuesta en esta postura enroscado y tapando su cabeza con las patitas, quiere sentirse seguro y protegido. A veces, su cola le ayuda como una bufanda para darle calor y seguridad. Lo mejor es que no le molestes, porque el lenguaje corporal del gato está indicando que quiere estar tranquilo.

Estirado

Durante los meses cálidos de verano, los gatos duermen muchas veces estirados en el suelo fresquito. Si encuentras a tu gato durmiendo estirado y parece que de repente es el doble de grande, intenta refrescarse en una superficie fría, por ejemplo en los azulejos o en la tierra fresca del jardín.

Además de estas divertidas posturas para dormir, también te puede interesar este otro artículo sobre ¿Dónde debe dormir un gato?

Boca arriba

Los gatos que se sienten muy cómodos en su casa y se fían de su entorno, duermen en posturas más relajantes pero a su vez más vulnerables. Como se sienten a salvo en su hogar, se permiten presentar sus zonas corporales más delicadas, como la garganta y la tripa. La postura “boca arriba” es la más vulnerable para dormir, y con ella muestra total confianza y bienestar. Si observas esta posición para dormir de tu gato, puedes estar seguro de que ahora está bastante relajado.

En hogares con varios gatos, tal posición para dormir solo se la puede permitir un gato de rango alto. Si hay un nuevo miembro en la familia, tanto un bebé humano como un nuevo gatito, a menudo se puede observar que esta posición disminuye o que solo duerme así en lugares más protegidos. Es normal que el gato prefiera una posición que le permita escapar rápidamente del nuevo miembro, hasta que se haya acostumbrado a él.

Acurrucado y la cabeza sin apoyar

El gato está acurrucado encima de sus patas, las patas delanteras encogidas y la cabeza levantada. A menudo el gato tiene también las orejas hacia atrás y dándole la espalda a su tutor. Aunque el gato tiene los ojos cerrados, esta postura no tiene nada que ver con un sueño profundo ni relajado. Cuando el gato se tumba de esta forma, significa que está alerta, escuchando su entorno detenidamente y listo para levantarse y huir en cualquier momento.

Esta postura para dormir es de un gato inseguro. Se ve a menudo en gatos que son nuevos en el hogar y aún no se sienten completamente cómodos. A menudo también tienen los ojos semicerrados. Los gatos enfermos también suelen descansar de esta manera. Si tu gato utiliza esta postura con mucha frecuencia, es recomendable consultar a un veterinario para averiguar posibles problemas de salud, como por ejemplo indigestión u otros dolores que provocan esta postura al dormir.

Acurrucado con la cabeza apoyada

Es la postura para dormir del gato más ambigua. Le permite tanto dormir cómodamente como huir rápidamente. A lo mejor el gato no puede evaluar si la situación y el entorno son seguros y prefiere no entregarse por completo. Tiene la cabeza apoyada y a menudo las patas dobladas, que indica algo más de confianza y mantiene el control mientras que puede relajarse y recuperar fuerzas para sus siguientes aventuras.

De lado

Cuando duerme de lado, el lenguaje corporal del gato nos indica que está feliz y sin preocupaciones. La posición lateral permite un sueño recuperador y es la postura para dormir más popular en los gatos. Les encanta recargar energías de este modo y con las patitas estiradas. Una vez que el gato ha descansado de esta manera, vuelve a estar en plena forma y listo para hacer cosas nuevas.

Cubierto

A los gatos les encantan las cajas y meterse en rincones enanos para dormir. ¿Es una manía? Por su instinto ancestral, les encanta dormir tapados o cubiertos, dentro de una caja o dentro del armario, ya que eso les proporciona seguridad. Necesitan sentir la oscuridad y las cajas son un refugio perfecto para ver sin ser visto.

La posición de abrazo

En la posición de abrazo, el gato duerme dulcemente con su compañero. Los animales generalmente solo hacen esto con los congéneres que realmente les agradan, con quienes están cómodos y a quienes ven como su familia. Están completamente relajados y felices en esta postura. Por cierto, los gatos no solo se abrazan con otros gatos, sino también con otros animales, como con perros de la familia.

Posturas para dormir de los gatitos jóvenes

En los gatitos jóvenes, todavía se pueden observar todo tipo de posturas para dormir. Los gatitos suelen dormir totalmente relajados. En un momento están mamando y en el siguiente se han caído de sueño en la postura más cómoda que encuentras, normalmente con las cuatro patitas estiradas en todas las direcciones.

Los gatitos algo más mayores, por otro lado, a menudo simplemente se quedan dormidos donde están en ese momento en las posturas más raras y divertidas que hayas visto. Completamente exhaustos y cansados se quedan dormidos, sentados, apoyados en un mueble, boca arriba, con la cabeza colgando del sofá y las patas levantadas. ¿No puede ser cómodo, verdad? Pues, como ellos no sienten ningún miedo ni inseguridad, les encanta dormir tan despreocupados.

Otras posturas para dormir de los gatos

Como hemos visto anteriormente, las posturas para dormir del gato dependen mucho de su bienestar y seguridad. Pero a pesar de las posturas explicadas existen otras que dependen de cada gato y de su estado de humor. ¿Tu gato duerme contigo? Si tu gato duerme contigo, te está demostrando su afecto y su cariño. Puede ser que se coloca solo al pie de la cama o que apoye su cabeza sobre tu almohada. En todo caso, es una muestra de su amor y respeto hacia ti, porque a tu lado se siente bien y protegido.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué significan las posturas para dormir de los gatos?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.