Razas de gatos que parecen tigres

Razas de gatos que parecen tigres

¿A quién no le gustaría tener un tigre de mascota? Aunque esto no es posible, puedes adoptar un gato similar a un tigre. De manto rayado o manchado, estos felinos caseros pueden cumplir el sueño de muchos, sorprendiendo con su particular pelaje que los convierte en ejemplares llamativos.

¿Conoces las razas de gatos que parecen tigres? En el siguiente artículo de ExpertoAnimal, te hablaremos de las más populares y conocerás sus características más notables. ¡Sigue leyendo!

1. Gato bengalí

Empezamos la lista de razas de gatos que parecen tigres con el gato bengalí o gato de Bengala (también conocido como gato leopardo), una especie desarrollada en Estados Unidos durante la década de 1960.

Se trata de un animal robusto, de cola gruesa y tamaño mediano. Sus patas traseras son especialmente fuertes, lo que le permite saltar a grandes alturas y aferrarse con facilidad. En cuanto a su cabeza, el gato bengalí se caracteriza por tener pequeñas orejas redondeadas, bigotes y barbilla pronunciada, mandíbulas fuertes y anchas, y ojos de color amarillo verdoso.

Sin embargo, lo que realmente resalta en el gato bengalí es su pelaje, similar al de los tigres o leopardos. Se distingue por la presencia de rosetas o manchas con un contorno en su exterior de tonos oscuros, mientras que la parte interior presenta tonalidades marrones y doradas. Por otro lado, la base del pelaje puede ser amarilla, crema, marfil, dorada y naranja.

2. Gato toyger

Al igual que el bengalí, el gato toyger es el resultado de un cruce realizado por el hombre, en esta oportunidad efectuado entre un gato callejero de la India y un gato de Bengala. Esta raza es popularmente conocida "gato tigre". La cola es larga y gruesa con abundantes rayas negras, mientras que el pelaje es corto, grueso y de tonalidades naranjas, amarillas y doradas.

Es una raza muy activa, que adora correr, saltar, jugar, pasear y explorar. A la hora de adoptar a uno de estos ejemplares, es necesario tener en cuenta la actividad física que necesitan, de lo contrario, podrían presentarse problemas de comportamiento en el hogar.

3. Gato savannah

La raza de gato savannah es fruto de un cruce entre un gato doméstico y un serval africano. Y sin lugar a dudas es una de las razas de gatos que parecen tigres. Apareció por primera vez en el año 1986. Estos gatos son activos, ágiles y curiosos, guardan similitud con los felinos salvajes, aunque su carácter es más cercano al del gato doméstico. En cuanto a sus características físicas, mide hasta 60 cm. de altura a la cruz y pesa hasta 25 kg., por lo que es considerado el gato doméstico más grande del mundo.

Otro sello distintivo de esta raza son sus orejas redondeadas y muy anchas inclinadas ligeramente hacia atrás. El savannah presenta diversas tonalidades en los ojos, pueden variar entre amarillo, verde y azul. Su cola es mediana y fina en la punta. El pelaje, por otro lado, depende de cada ejemplar, pero generalmente presenta tonos naranjas y ámbares, acompañado de rayas y puntos negros, muy similar al pelaje de un tigre o leopardo.

4. Mau egipcio

El mau egipcio es, como su nombre indica, nativo de Egipto, donde en la antigüedad era considerado un gato sagrado, según las interpretaciones de innumerables obras de arte donde aparece. Esta raza presenta un tamaño medio y un cuerpo robusto, con una masa muscular bien desarrollada. La cabeza es redondeada, posee una mandíbula firme y un perfil de contorno suave con orejas puntiagudas y muy peludas en su interior.

De entre todas las razas de gatos, el pelaje del mau egipcio destaca por ser semilargo y muy brillante, de color humo, plata o bronce, con franjas oscuras. La cola es larga, gruesa y cónica en la base. En cuanto a su personalidad, es un gato ágil y cariñoso, pero a la vez territorial. Es un raza que parece un tigre que además cabe destacar que no se adapta a temperaturas bajas.

5. Ocicat

También conocido como gato ocelote u ocicat presenta un tamaño mediano a grande, siendo los machos más largos que las hembras. Se caracterizan por un cuerpo musculo y macizo, cabeza redondeada con una ligera elevación desde el puente de la nariz hasta la frente. Sus patas son largas y proporcionadas, mientras que la cola es larga y delgada, siendo la base más gruesa que la punta. En cuanto a las orejas, son grandes, redondeadas en la punta y con mechones de pelos en su interior.

El pelaje de estos gatos, que parecen tigres, son de textura fina, con franjas de colores y manchas que recuerdan la apariencia de un felino silvestre. En cuanto a los tonos, presentan hebras oscuras sobre una base clara que puede ser dorada, rojiza o marrón.

6. Cheetoh

Otra de las razas de gatos que parecen tigres es el gato cheetoh es una variedad que pesa 10 kg. y mide 30 cm. de altura a la cruz en la etapa adulta. Posee características similares al gato ocicat y al bengala, aunque también presentan elementos únicos y distintivos. Entre ellos, destaca por un carácter amable y cariñoso, a pesar de que mantiene una mirada parecida a la de los felinos salvajes.

El cheetoh es un gato de mucha energía, no es extraño observarlo corriendo, jugando y saltando todo el día. Además, es muy curioso, es normal que pase gran parte de su tiempo explorando todos los rincones. El pelaje de este felino es muy parecido al del leopardos y tigres. Presenta manchas y líneas oscuras en todo el cuerpo, siempre en tonalidades oscuras. Sus ojos son redondeados y, por lo general, presentan un color verde claro.

7. Gato chausie

El gato chausie es otra variedad enérgica. Le gusta pasar tiempo corriendo y dando saltos, sin embargo, al aburrirse puede ser algo inquieto destructivo en el hogar, por lo que siempre se le debe proporcionar un adecuado enriquecimiento ambiental. Con respecto a sus características físicas, pesa hasta 10 kg., presenta un cuerpo equilibrado, robusto y musculoso, similar a un gato salvaje.

Su mirada es atenta, sus orejas puntiagudas e inclinadas, mientras que las patas son largas. En cuanto al manto del chausie, presenta diferentes colores. Los más comunes, no obstante, tienen el cuerpo pardo atigrado con tonos marrones y ocres, negro atigrado, negro sólido o plateado. El manto es corto.

8. Abisinio

Terminamos la lista de razas de gatos que parecen tigres con el gato abisinio se asemeja más a un puma que al tigre realmente, gracias a su esbelta y musculosa figura. Es un animal cariño y activo, además de inteligente, por lo que es fácil enseñarle ciertos trucos. La cabeza presenta una curva suave, sus ojos se aprecian algo separados, en tonalidades ámbar, amarillo, verde o azul.

El pelaje del abisinio es suave y brillante con manto de medio a largo. Presenta un patrón llamado ticking, el cual se distribuye en franjas oscuras intercaladas con bandas más claras, por lo general marrones o rojizas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Razas de gatos que parecen tigres, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comparativas.

Bibliografía
  • "Cheetoh". Pet Guide. Consulta: https://www.petguide.com/breeds/cat/cheetoh/
  • "Características del gato bengalí". Gato bengalí. Consulta: https://www.gatobengali.com/caracteristicas-del-gato-bengali.php
  • "Egyptian Mau". Fédération Internacionale Féline. Consulta: http://www1.fifeweb.org/dnld/std/MAU.pdf
  • "Ocicat". Fédération Internacionale Féline. Consulta: http://www1.fifeweb.org/dnld/std/OCI.pdf
  • "Abyssinian". Fédération Internacionale Féline. Consulta: http://www1.fifeweb.org/dnld/std/ABY-SOM.pdf
  • "Chausie". Pet Guide. Consulta: https://www.petguide.com/breeds/cat/chausie/
  • "Savannah”. Pet Guide. Consulta: https://www.petguide.com/breeds/cat/savannah/
  • "Toyger". Pet Guide. Consulta: https://www.petguide.com/breeds/cat/toyger/