Remedios caseros para la seborrea en perros

Remedios caseros para la seborrea en perros

Cuando hablamos de seborrea en perros nos referimos a un trastorno de la piel que se caracteriza por un exceso en la formación del tejido córneo, también conocido como queratinización excesiva, o por un trastorno en las glándulas sebáceas que provocan mayor volumen de grasa en la piel de nuestro perro. Debido a ello, es que tiene una clasificación específica con diferentes nombres que ya desarrollaremos.

Desde ExpertoAnimal queremos ayudarte a combatir la seborrea pero, en especial, que conozcas los remedios caseros para la seborrea en perros que podrán guiarte en el camino hacia la curación definitiva de tu canino.

Tipos de seborrea

Podemos identificar 3 tipos de seborrea:

  1. Dermatitis seborreica canina: se trata de una seborrea grasosa que, en general, viene acompañada por una inflamación de la piel debido a una infección grave en la misma. Sería uno de los estadios más graves generalmente causado por complicaciones de los siguientes.
  2. Seborrea seca o caspa canina y, como su nombre lo indica, se trata de una descamación excesiva de la primer capa de piel. Muy común en razas como pastor alemán o setter inglés, entre otros. Por no atenderla a tiempo, puede profundizarse y convertirse en la descrita a continuación.
  3. Seborrea oleosa, muy común en razas como shar pei o basset hound o por complicaciones del estadio anterior donde se puede observar una producción excesiva de grasa sobre el pelo y la piel del animal. Se pueden formar escaras grasosas con apelmazamiento de pelo en zonas determinadas. Debemos diferenciarla de la dermatitis alérgica por pulgas.

Lo primero para elegir un tratamiento será poder encasillar de qué tipo de seborrea se trata ya que no será lo mismo tratar una caspa que una seborrea oleosa. Debemos siempre consultar al veterinario pero aquí te mostramos algunos síntomas que podemos observar en nuestro perro que nos orientará un poco:

  • Descamación severa que se ve durante el cepillado del pelo
  • Grasa acumulada en cara, pliegues corporales, orejas, región perineal, etc.
  • Placas de escamas que si las despegamos puede hasta sangrar
  • Mucho prurito
  • Pérdida de pelo en exceso
  • Mal olor corporal

Remedios caseros para caspa canina

Para empezar a tratar la caspa canina debemos ofrecer baños regulares a nuestro perro. Podemos utilizar el jabón de ropa, como lagarto o pastilla, que es el que conserva mejor el pH de su piel. También será imprescindible mantener la piel lo más hidratada posible.

No utilizaremos secador, ya que secará el pelo, pero también la piel. Las toallas y mimos, en estos casos, son los mejores aliados. El cepillado diario también estimula la piel, por ello es muy importante que sea muy regular. De esta forma se producirán de forma natural los aceites esenciales de la piel y los distribuiremos homogéneamente por todo el cuerpo.

Le ofreceremos agua de calidad para hidratarle, preferiblemente embotellada y elegiremos una alimentación muy natural, así como lo más proteica posible.

Se puede suplementar su dieta con ácidos grasos omega 3 y omega 6 en la comida, que ayudarán a mantener una piel sana y un pelo brillante sin mucho esfuerzo. El aceite de oliva y el aceite de girasol también pueden ayudar en estos casos, considerando 1 cucharadita de té en perros pequeños y una de sopa en perros grandes al día.

Remedios caseros para seborrea oleosa

Al igual que en el caso anterior, para tratar la seborrea oleosa también necesitaremos dar baños regulares a nuestro perro, pero en este caso con otras preparaciones que ayudarán a evitar tanta picazón y disminuir la oleosidad de la piel.

Podemos hacer un jabón casero para tratar este tipo de seborrea con productos muy fáciles de encontrar. Para ello debes mezclar:

  • 3 tazas de agua
  • 1 taza de bicarbonato de sodio (que ayudará a exfoliar e hidratar la piel)
  • 2 tazas de avena natural triturada

Esta mezcla ayudará a eliminar el prurito de la piel, generando un alivio total. Tiene propiedades antiinflamatorias y exfoliantes pero en de forma muy suave. Siempre debemos empezar mojando el perro con agua tibia, luego añadiremos el jabón casero preparado y después, aclararemos con agua tibia nuevamente para evitar que queden restos. Después secaremos con la toalla a fondo. Este proceso puede repetirse hasta 1 vez por semana.

También podemos hacer un jabón casero hirviendo un manojo de tomillo (fresco o seco) o romero en un litro de agua. Una vez la mezcla esté fría, podemos hacer el mismo procedimiento que el preparado anterior para bañarlo.

Un tercer y último preparado puede ser lavar muy bien una taza de arroz blanco y hervirlo hasta que quede pastoso. Una vez frío podemos usarlo como champú masajeando muy bien la piel de nuestro perro antes de mojarlo y luego enjuagarlo con agua tibia.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para la seborrea en perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Remedios caseros.