Remedios caseros para las pulgas en gatos bebés

Remedios caseros para las pulgas en gatos bebés

Las pulgas son esos diminutos, pero insoportables, insectos que atacan la piel de muchos animales como perros y gatos. Eso es debido a que tienen cuerpos con altas temperaturas, algo que les encanta. Estas plagas crecen en ambientes húmedos y cálidos y se reproducen rápidamente.

Si bien es habitual que los gatos que transitan en exteriores sean infectados por pulgas, cuando afecta a felinos pequeños es más preocupante, ya que los cachorros son mucho más sensibles que los adultos a las reacciones, algo que puede causarles anemia y por lo tanto, la muerte si no se trata.

Y como no podemos utilizar productos desparasitantes que le aplicaríamos a un gato adulto, en especial, los que tienen carga química como los polvos, enjuages o collares antipulgas; en ExpertoAnimal te invitamos a leer este nuevo artículo donde te daremos los remedios caseros para las pulgas en gatos bebés.

Baños con agua tibia y jabón

Bañar a un gato bebé puede ser delicado. En principio solo deberíamos bañar a un gato cachorro cuando tenga las primeras vacunas al día, sin embargo, en este caso será importante realizar un baño para eliminar a estos molestos parásitos. Recuerda que es importante consultar al veterinario y que nunca debes sumergir a tu gato en agua por completo. Dicho esto, deberás hacer lo siguiente:

Llena el fregadero con agua tibia e introduce al gato con toda la delicadeza posible. Evita mojar su cabeza, pero si también tiene parásitos allí moja su cara y cabeza con una toallita húmeda para bebés. No lo dejes mucho tiempo, lo único que queremos hacer es mojar un poco su piel. A continuación colócalo sobre una toalla y dale un pequeño masaje con un champú específico para cachorros e incluso un champú suave para bebés. Ten cuidado con los ojos y las mucosas.

Procede con un peine especial para pulgas o piojos y elimina todas aquellas que veas y que no veas también. El jabón hará que ese trabajo sea más fácil, además de que es muy eficaz para recoger y matar las pulgas. Cada vez que recojas alguna pulga introdúcela en algún recipiente con agua caliente y el mismo jabón para matarla. Haz esto en un ambiente cálido donde no hayan corrientes frías de aire. Cuando termines, enjuágalo rápidamente, envuélvelo en un toalla, sécalo y mántenlo caliente.

Vaselina

La vaselina es un producto que tiene muchos beneficios. Resulta que también es muy efectivo para eliminar las pulgas en los gatos bebés. Puedes coger a tu gato y a medida que lo cepillas con el peine especial para pulgas, toma un poco de vaselina y cuando veas una pulga colócale una gota espesa de este producto. Esto la inmovilizará y hará que sea más sencillo de eliminarla.

Alcohol

Lo mismo con el alcohol, que además, puede ser un producto poderoso pero que no dañará la piel de tu mascota. Toma un vaso y llénalo con alcohol fino y moja un bastoncillo para las orejas con este liquido. Después, cuando veas una pulga, apoya el bastoncito mojado y frota ligeramente. Esto no la matará pero la atontará y te ayudará a eliminarla de forma efectiva. Ten a la mano otro vaso de alcohol, este lo usarás para depositar las pulgas que hayas sacado.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es uno de los típicos remedios caseros de la abuela. Es natural y se usa para el tratamiento de muchas enfermedades. Esta solución es temporal y no será para matar a las pulgas precisamente, pero hará que salten rápidamente del territorio corporal de tu gato bebé.

Mezcla en una botella con spray vinagre de sidra de manzana y agua en una proporción 2 a 1. Moja la piel de tu gato con este liquido y procede a peinar suavemente. Vuelve a aplicarlo transcurrido tres días. Además, existen un sinfín de beneficios del vinagre de manzana, ¡descúbrelos!

Trampa para pulgas

Las pulgas, como muchos insectos, se sienten atraídos hacia la luz. La solución que te presentamos a continuación más que un remedio es un recurso casero. Toma una plato para sopa de poca profundidad, llénalo de agua caliente con un poco de jabón y colócalo bajo la luz de la noche. Las pulgas saltarán hacia la luz que emitirá el agua y terminarán por ahogarse en el plato. El día siguiente verás como el plato se habrá convertido en un cementerio de pulgas. Cada día vacía el plato, límpialo y repite la acción.

Agua salada

A nadie le gusta el agua salada, incluso a las pulgas, por eso actúa como repelente. Esta solución no será para aplicar en la piel del gato, sino para utilizarla como tu nuevo limpiador todo uso. Limpia los suelos, superficies y otros espacios, las pulgas saltan por todos lados buscando alojarse en un nuevo anfitrión. También puedes usar sólo la sal y espolvorear un poco sobre muebles de telas y alfombras; esto ayudará a matar las larvas y los parásitos que las pulgas dejan al pasar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para las pulgas en gatos bebés, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidado de la piel.