Seguro veterinario para perros - Coberturas y precios

Seguro veterinario para perros - Coberturas y precios

Es posible que hayas oído hablar de los seguros de salud e incluso puede que tengas contratado uno. Pero, ¿sabes que también existen este tipo de seguros para los perros? De esta forma, pagando la cantidad que decidas al año o al mes, tendrás cubiertos distintos gastos, incluidos los costosos imprevistos que pueden surgir y elevar mucho la factura del veterinario.

Si todavía no conoces los seguros veterinarios para perros o ya estás pensando en contratar uno, a continuación, en ExpertoAnimal, te explicamos en qué consisten los seguros veterinarios para perros y cuáles son sus coberturas y precios. No es un seguro obligatorio, pero sí puede resultar interesante contratarlo.

¿Qué es un seguro veterinario para perros?

Un seguro veterinario es un servicio que ofrecen algunas compañías aseguradoras y que consiste en cubrir diferentes gastos derivados de la asistencia veterinaria a los animales de compañía a cambio de pagar una cantidad determinada de forma anual o mensual. Esta cantidad variará en función de las coberturas que queramos para nuestro perro. Algunos seguros permiten que escojamos la clínica veterinaria a la que preferimos acudir, mientras que otros solo trabajan con determinados centros asociados.

Además, hay seguros, como Mascota y Salud, que te pueden interesar especialmente porque te ofrecen también asistencia veterinaria telefónica las 24 horas del día y los 365 días del año con el veterinario que tú elijas. Este podrá evaluar la sintomatología que presente tu perro, atender tus dudas e incluso enviarte una receta a través de internet, si es que necesita algún tratamiento. Así mismo, ofrece un servicio de videoconsultas veterinarias totalmente gratuitas para los asegurados, por lo que podrás realizar tu consulta desde tu propio hogar. Pero, si lo prefieres, también puedes acudir a un centro veterinario, gracias a su acuerdo de colaboración con más de 400 clínicas y hospitales veterinarios repartidos por toda España.

Si tienes alguna duda a la hora de la contratación, cuentan con un asesor que te ayudará a resolverla. Todo ello lo encontrarás a uno de los precios más competitivos del mercado y, si vives en Madrid, te dan la opción de contratar también la asistencia veterinaria a domicilio, una buena solución, sobre todo si no cuentas con vehículo para desplazarte o no es fácil trasladar a tu perro hasta una clínica. Si es necesario, llevarán a tu animal al centro más cercano. En resumen, contratar un seguro veterinario para tu perro te permite un control de sus gastos, sobre todo si surge algún imprevisto que pudiera resultar especialmente costoso.

¿Qué cubre un seguro veterinario para perros?

No todos los seguros veterinarios son iguales. Por eso, es buena idea que comparemos varios para dar con el que mejor se ajuste a nuestras necesidades y las de nuestro perro. En general, este tipo de seguros suelen cubrir intervenciones, procedimientos, hospitalizaciones y tratamientos veterinarios hasta un tope. Algunos incluyen también el pago de las consultas o un descuento sobre su importe y tratamientos que se consideran más específicos, como puede ser la acupuntura o la fisioterapia, además de la eutanasia y los gastos que de ella se deriven. Otros tienen un plan de desparasitaciones y vacunaciones.

Recuerda que, dependiendo de la aseguradora que escojas, puede ser obligatorio que acudas a sus clínicas concertadas. Si fueses a alguna otra, tendrías que correr tú con todos los gastos. Dado las importantes variaciones que puede haber entre seguros, es conveniente fijarse bien en las prestaciones que ofrece el que escojamos para evitar sorpresas.

Precio del seguro veterinario para perros

Lógicamente, no todos los seguros veterinarios para perros van a tener las mismas prestaciones y de ello va a depender su precio. Podemos encontrar desde los seguros más básicos, por incluso menos de 20 euros al año, hasta otros más completos que rondan los 100 euros anuales y hasta llegan a alcanzar los 300. También pueden pagarse mes a mes. De todas formas, hay que saber que el precio igualmente va a depender de las características de nuestro perro, pues se tiene en cuenta la edad, la raza o si presenta alguna enfermedad en el momento de la contratación. De hecho, en muchas aseguradoras es probable que un perro muy mayor o muy enfermo no pueda beneficiarse ya de la contratación de un seguro, algo que no ocurre con el ya mencionado seguro veterinario para perros de Mascota y Salud. En esta compañía, no existen restricciones de edad, raza o patologías previas, todos los canes son bienvenidos. Además, si buscas un seguro veterinario sin carencia, debes saber que el de Mascota y Salud tampoco cuenta con periodo de carencia, por lo que entra en vigor el mismo día de la contratación. Sin duda, dos factores a tener muy en cuenta.

Para que te hagas una idea sobre el precio final en el caso concreto de tu perro, la mayoría de compañías aseguradoras disponen de un simulador en su página web, de forma que puedes introducir los datos de tu animal y obtener un precio aproximado.

Claves para elegir el mejor seguro veterinario para perros

Una buena idea para escoger el mejor seguro es poner por escrito las coberturas que nos parezcan imprescindibles. Con nuestros básicos claros podemos comenzar a buscar, ya que de nada vale que contratemos directamente el seguro más barato si a la hora de la verdad no nos va a dar las coberturas que necesitamos. Después, se trata de visitar varias aseguradoras de confianza, pedir un presupuesto personalizado a nuestro caso y comparar.

A continuación, repasamos algunos aspectos fundamentales a tener en cuenta a la hora de decantarnos por uno u otro seguro:

  • El periodo de carencia, que es el tiempo que transcurre entre que se da de alta el seguro y este comienza a hacerse efectivo, es decir, cuándo podremos empezar a beneficiarnos de los servicios contratados.
  • El límite máximo de la cobertura, esto es, cuál es el importe máximo que se va a sufragar cada año y si esta cobertura es para toda la vida del animal o solo para algunos periodos determinados.
  • Los conceptos exactos que paga el seguro y los que no.
  • Las clínicas a las que se puede acudir y si es posible escoger veterinario o no.
  • La edad que solicitan que tenga el perro y si admiten o no que padezca ya alguna enfermedad o condición preexistente.

Con estas claves básicas, puedes empezar a comparar y escoger el seguro veterinario más adecuado para ti y tu perro. En Macota y Salud cumplen con todos los requisitos mencionados puesto que, como hemos comentado, es un seguro veterinario sin carencia, ofrece un amplio abanico de clínicas a las que acudir, así como videoconsultas gratuitas, no cuenta no restricciones por edad y su precio es mucho más económico.

Si deseas leer más artículos parecidos a Seguro veterinario para perros - Coberturas y precios, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.