Síndrome de Cushing en gatos - Síntomas y tratamiento

Síndrome de Cushing en gatos - Síntomas y tratamiento

Los gatos son animales que por lo general gozan de una buena salud, aunque esto no quiere decir que deba ignorarse cualquier signo que pudiera indicar algún problema, pues los diagnósticos tempranos son esenciales para cualquier recuperación.

Entre estas posibles enfermedades se encuentran desde las más comunes hasta otras bastante raras, pero que de igual forma es necesario conocer por si tu gato llega a sufrirlas. Es por eso que ExpertoAnimal te presenta este artículo sobre síndrome de Cushing en gatos, síntomas y tratamiento.

¿Qué es el síndrome de Cushing?

También llamado hiperadrenocorticismo felino (HAF), se trata de una enfermedad grave pero rara en gatos, provocada cuando la hormona cortisol se encuentra acumulada en exceso en la sangre. Este exceso puede ser producido por dos causas: un tumor en ubicado en las glándulas adrenales, en cuyo caso recibe el nombre de Cushing adrenal, o un tumor en la hipófisis, llamado Cushing hipofisario.

En los gatos suele aparecer con más frecuencia cuando el animal es medicado con corticoides o cuando sufre de diabetes mellitas. Sin embargo, aún así es un padecimiento muy poco común, del cual se han registrado pocos casos y cuyo tratamiento se encuentra todavía en estudio. Ocurre sobre todo en gatos adultos y de avanzada edad, siendo más propensos los mestizos de pelo corto, especialmente las hembras.

Síntomas

Los síntomas varían de un felino a otro y pueden confundirse con otras enfermedades, por lo que será necesario un diagnóstico adecuado. No obstante, los más comunes son:

  • Micción frecuente y abundante
  • Sed excesiva
  • Apetito
  • Letargo
  • Hinchazón abdominal
  • Debilidad general
  • Caída del pelo, sobre todo en el cuerpo
  • Propensión a que aparezcan hematomas
  • Piel delgada y frágil, quebradiza
  • Jadeos

Diagnóstico

Confirmar la enfermedad es un poco complicado y requiere de varios estudios que deben realizarse de forma paulatina:

  • En primer lugar, serán necesarios varios análisis de sangre y orina, con algunas horas entre uno y otro. Debido a esto, es posible que el gato deba permanecer internado unos días para efectuar los exámenes.
  • Conocer la historia clínica del felino es indispensable, para detectar posibles problemas por medicamentos o tendencias a ciertas enfermedades.
  • Estudios como radiografías, rayos X para observar el estado del hígado, resonancias magnéticas, test de supresión y exámenes de estimulación de la ACTH son requeridos para arrojar el diagnóstico definitivo.

Tratamiento

En primer lugar, debe estar basado en la eliminación de los tumores que provocan el síndrome. Tanto la extirpación del tumor adrenal como la del hipofisario son operaciones delicadas con alto índice de riesgo.

A fin de evitar el quirófano, muchas veces se prefiere tratar los tumores con distintos medicamentos, como la metirapona. No obstante, esta rara enfermedad aún no cuenta con un tratamiento definitivo, y muchos felinos no responden satisfactoriamente a los fármacos o no sobreviven a las cirugías.

En caso de que el gato utilice medicinas que contengan corticoides estas deben ser suspendidas, pero de manera paulatina para poder combatir la dependencia a la sustancia. Existe también un tratamiento homeopático, que consiste en utilizar una sustancia que se considera cura de los efectos del cortisol.

Lamentablemente, en ninguno de estos casos se encuentra asegurada la garantía de curación y muchas veces no es posible obtener grandes mejorías en la salud de la mascota. A pesar de esto, te recomendamos seguir al pie de la letra las recomendaciones de tu veterinario.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síndrome de Cushing en gatos - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.