Socializar a un cachorro correctamente

Socializar a un cachorro correctamente

Para socializar a un cachorro correctamente primero debemos comprender que los perros son animales sociales, que viven en jerarquía y que aprenden de sus iguales cómo deben comportarse, jugar y comunicarse.

Por ese motivo, al separar a un cachorro de su familia, inevitablemente le estamos privando de su educación básica como perro y es nuestro deber socializarlo para prevenir futuros problemas del comportamiento.

Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal para saber cómo socializar a un cachorro correctamente.

¿Qué es la socialización?

La socialización es un proceso gradual que desarrolla durante su crecimiento y que le permite relacionarse correctamente con otras mascotas, personas u objetos. No se trata solo de tu perro conozca visualmente estos factores externos que le van a acompañar durante toda su vida sino que además debe interactuar con ellos.

Debe conocer, por ejemplo, la diferencia entre un niño y un adulto aceptándolos positivamente a ambos y teniendo en cuenta que no todos los niños van a quizás, tirarle de la cola.

El abanico de posibilidades que conozca tu perro desde cachorro le van a permitir en un futuro relacionarse mejor o peor con quienes se le presentemos. Por ese motivo, podemos afirmar que la socialización es un proceso muy importante en la vida de cualquier mascota, como lo sería para un niño.

La socialización comprende entre las 3 semanas de edad y las 12 semanas de edad. Será en este tiempo en el que tendremos que acostumbrarlo a todo, siempre de forma agradable.

Socializar al cachorro con otras mascotas

Si tenemos un cachorro de Bichón Maltés, un ejemplo de perro de raza pequeña, puede asustarnos el hecho de socializarlo con perros de mayor tamaño, quizás por miedo a que le hagan daño. Eso es un grave error. Para que nuestro cachorro aprenda a relacionarse bien con otras mascotas no debemos preocuparnos tanto por el tamaño de los otros perros sino más bien por el carácter que tengan.

Socializaremos a nuestro cachorro con perros, gatos y tortugas, todos aquellos animales que pueda encontrarse a lo largo de su vida. Eso sí, deberemos buscar a ejemplares simpáticos, tranquilos y amables que fomenten una actitud positiva y que hagan que nuestro cachorro conserve un recuerdo feliz.

Si por el contrario elegimos a un perro sin conocer su carácter y acaba realizando una agresión a nuestro cachorro podemos, como consecuencia, tener de por vida a un perro asustadizo. Debes elegir correctamente con quién se relaciona tu cachorro.

Si socializas correctamente a tu perro puedes lograr una convivencia de perro y gato, por ejemplo, excepcional.

Socializar al cachorro con las personas

Las personas también son una parte fundamental de este proceso. Recomendamos que nuestro cachorro se relacione con gente de todo tipo incluyendo niños y adultos, eso sí, debemos recordar a los más pequeños que deben respetar y nunca hacer daño a un perro.

Además, es importante que los niños cuiden a sus mascotas, de esta forma aprenden a respetar a otras especies y entienden la importancia de fauna en el planeta.

El contacto con las personas es la parte más básica y fundamental de la socialización pues un perro domesticado disfruta de la vida junto a los humanos, siguiéndolos y recibiendo atención por su parte. Un perro que se relaciona de forma adecuada con quien sea nos ahorrará dolores de cabeza y permitirá que nuestra mascota sea más feliz.

Socializar al cachorro con el entorno

Finalmente hablaremos de una última parte, aunque no por ello menos importante. Debemos recordar que en nuestro entorno existen objetos u otros elementos que el perro debe conocer como por ejemplo son los coches, las bicicletas o las plantas.

Existen muchos perros que ya de adultos siguen teniendo miedo a ciertos objetos como los skate y eso es debido a una mala socialización que ha generado en miedo y inseguridad. Para ello, acostumbraremos a nuestra mascota en parques y otros lugares transitados, a la presencia de estos elementos que puedan resultarle sorprendentes.

Consecuencias de una mala socialización

No pasear con nuestro cachorro durante su etapa de socialización perjudica una de las 5 libertades del bienestar animal y genera estrés en nuestra mascota. Una vez inclumpimos estos "mandamientos", el estrés puede ocasionar problemas del comportamiento tales como:

  • Miedo
  • Inseguridad
  • Agresividad
  • Apatía
  • Estereotipias
  • Excitación excesiva

Seguro que por la calle has visto más de un perro con cualquiera de estos síntomas y es que la mala socialización puede afectar al perro de por vida, creando trastornos que pueden llegar a ser incurables, aún a manos de un experto. Dependerá de cada caso.

Evita que tu perro genere cualquiera de estos comportamientos ofreciéndole tiempo, cariño y opciones para relacionarse de todo tipo, solo así conseguirás un perro sano y equilibrado.

Algunos consejos extra

  • No olvides que la socialización y la habituación tienen que ocurrir en forma gradual.
  • Nunca fuerces a tu cachorro a soportar algo que le da miedo porque podrías causarle una fobia.
  • Prepara actividades originales así podrás pasar un rato muy agradable al mismo tiempo que socializas a tu cachorro.
  • Practica cada día el ejercicio de inhibición de mordida para que tu perro aprenda lo antes posible. Sigue practicándolo a diario hasta que tu perro cumpla los cuatro meses y medio, e incluso después. No necesitas mucho tiempo para esto, con cinco minutos diarios es suficiente.
  • Planifica sesiones cortas (cinco minutos) para que tu cachorro se acostumbre a diferentes ruidos. Introduce los ruidos de forma gradual, siempre cuidando de no asustar a tu cachorro.
  • No te olvides de los paseos diarios de tu cachorro. Incluso cuando tengas que llevarlo cargado porque aún no tiene sus vacunas, los paseos son una de las mejores formas de socializar a un cachorro.
  • Separa algunos minutos diarios para enseñarle a tu cachorro algunos ejercicios de obediencia canina o algunos trucos. Entrénalo a manera de juego y no esperes resultados asombrosos a tan corta edad.
  • Acostumbra a tu cachorro a pasear en el coche.
  • Acostumbra a tu cachorro a usar el collar y la correa, aún si todavía no lo dejas caminar por la calle porque no tiene todas sus vacunas.
  • Acostumbra a tu perro al baño, eso sí, no olvides que no debes bañarle justo después de la administración de alguna vacuna. Esperaremos pasadas dos semanas como mínimo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Socializar a un cachorro correctamente, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.