Compartir

Tranquilizantes para perros - Recomendaciones según cada caso

Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. 27 noviembre 2018
Tranquilizantes para perros - Recomendaciones según cada caso

Ver fichas de Perros

En este artículo de ExpertoAnimal repasaremos casos habituales en los que se recurre al uso de tranquilizantes para perros. Antes de pasar a las explicaciones debemos dejar claro que nunca debemos ofrecerle ningún fármaco a nuestro perro sin la prescripción de nuestro veterinario, ya que los principios activos que nos funcionan a los humanos no tienen por qué servir para perros. Incluso, en algunas ocasiones, estos pueden ser tóxicos para ellos, llegando a ocasionar la muerte.

Dicho esto, sigue leyendo y descubre los mejores tranquilizantes para perros en función del problema que padezca.

Tranquilizantes para viajar con perros

Esta es quizá la situación más común en la que los cuidadores requieren tranquilizantes para sus perros, principalmente en los tan habituales desplazamientos en coche que no son aceptados de buen grado por algunos perros. Estos se mostrarán muy nerviosos, inquietos, llorarán, intentarán salir del coche, hipersalivarán y, en ocasiones, vaciarán sus glándulas anales.

Si no tenemos tiempo para acostumbrar al animal a estos desplazamientos o debemos viajar con urgencia, podemos recurrir a nuestro veterinario para que nos recete unas pastillas tranquilizantes para perros, en función del peso del perro. Estas se administran antes de la salida y, salvo excepciones, mantienen al perro en calma o incluso dormido, durante unas horas. Son de uso puntual.

Para adaptar a tu perro a este medio de transporte, no te pierdas nuestros consejos para viajar en coche con tu perro.

Tranquilizantes para perros con ansiedad

En este apartado se encontrarían los perros que padecen ansiedad por separación, un trastorno que hace que, cuando se encuentran solos, lloren, ladren, aúllen, destrocen cualquier objeto a su alcance o se orinen o defequen en el interior del hogar. En esta situación el perro sufre pero, también, sus cuidadores y vecinos que suelen plantear quejas debido a los ladridos y ruidos continuos. La tentación de administrar tranquilizantes para perros con ansiedad en estos casos es muy elevada pero no va a resolver el problema, aunque puede ayudar en ciertas situaciones, por lo que conviene ponerse enseguida en manos de un veterinario especializado en conducta o un etólogo.

Tranquilizantes para perros - Recomendaciones según cada caso - Tranquilizantes para perros con ansiedad

Tranquilizantes para perros ancianos

Cuando nuestro compañero se acerca al final de su vida puede presentar alteraciones que nos hagan pensar en la necesidad de emplear tranquilizantes para perros, sedantes o analgésicos. Es posible medicar a estos animales pero tiene que ser siempre tras una valoración del veterinario y sopesando que los beneficios sean mayores que las contraindicaciones, ya que todos los fármacos deben ser metabolizados por riñones o hígado y, en perros ancianos, no es raro que estos órganos hayan comenzado a fallar.

Por otro lado, podemos administrar tranquilizantes para perros ancianos naturales pero, nuevamente, debe ser el especialista quien nos recomiende lo más adecuados. Dentro de los analgésicos naturales para perros ancianos, destaca la valeriana, que se puede adquirir en forma de gotas o pastillas.

Tranquilizantes para perros - Recomendaciones según cada caso - Tranquilizantes para perros ancianos

Problemas que no necesitan tranquilizantes

En ocasiones los perros causan problemas derivados de comportamientos inadecuados y los cuidadores demandan rápidas soluciones, por eso solicitan tranquilizantes para perros. Pero que un perro ladre mucho, tenga una elevada energía o muerda no se resuelve con pastillas. Por tanto, no hay tranquilizantes para perros agresivos ni para perros nerviosos ni tranquilizantes para perros que ladran en exceso, en el sentido de que estos comportamientos no se van a solucionar dando una pastilla.

Debemos averiguar qué es lo que desencadena el comportamiento indeseado en nuestro perro para modificarlo pero, principalmente, tenemos que asegurarnos de que le proporcionamos las condiciones adecuadas para cubrir sus necesidades, lo que implica que pueda hacer ejercicio y disponga de nuestra atención y cariño. Por lo tanto, para resolver estas situaciones tendremos que recurrir a profesionales del comportamiento.

Otros tranquilizantes para perros

Cuando hablamos de tranquilizantes para perros solemos pensar en pastillas pero lo cierto es que en el mercado podemos encontrar diferentes productos con efectos calmantes. Aunque pueden constituir una ayuda para perros con problemas de comportamiento, para obtener resultados debemos implementar medidas en consenso con el especialista. Están formulados para facilitar la adaptación del perro a los cambios. Algunos de estos productos son:

  • Pienso y premios: con ingredientes que ayudan a regular la ansiedad, el estrés o el sueño. Pueden comenzar a darse con antelación para preparar un cambio. El pienso siempre debe pautarlo el veterinario, ya que no puede ser consumido por todos los perros.
  • Cápsulas tranquilizantes: complementos alimenticios que también se utilizan para mantener al perro calmado en previsión de cambios.
  • Collares antiestrés: contienen feromonas de apaciguamiento que ayudan al perro a enfrentarse a cambios o situaciones de estrés o miedo. No funcionan si se mojan y no se les pueden poner a perros con lesiones en la piel.
  • Difusores: también actúan liberando hormonas que resultan relajantes para el perro.
  • Flores de Bach: aunque la evidencia científica no les da más efecto que el placebo, lo cierto es que estas esencias florales, que pueden administrarse directamente o en el agua, cuentan con numerosos testimonios que hablan a favor de su eficacia. En cualquier caso no presentan efectos secundarios.

Además, recordemos que también disponemos de la valeriana, mencionada en el apartado anterior. Y por si no disponemos de ningún producto tranquilizante, siempre podemos acudir a los masajes y ejercicios de relajación para perros, a las caricias y al uso de una voz calmada. Por supuesto, entender cada problema y tratarlo adecuadamente es la base para conseguir estabilizar al animal emocionalmente. Como ya hemos comentado, administrar pastillas tranquilizantes para perros no es la solución.

Tranquilizantes para perros - Recomendaciones según cada caso - Otros tranquilizantes para perros

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tranquilizantes para perros - Recomendaciones según cada caso, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Escribir comentario sobre Tranquilizantes para perros - Recomendaciones según cada caso

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
yia17
Gracias por la información

Tranquilizantes para perros - Recomendaciones según cada caso
1 de 4
Tranquilizantes para perros - Recomendaciones según cada caso

Volver arriba