Trucos para evitar que mi perro se coma las plantas

Trucos para evitar que mi perro se coma las plantas

Los perros, en especial, los cachorros son fanáticos de las hojas de las plantas. Las muerden, lamen y juegan con ellas porque les encanta su sabor ácido y natural, además, les encanta explorar las matas porque las encuentran curiosas también en olor y apariencia.

Es muy común ver dueños de perros enfurecidos porque su querido mejor amigo ha destrozado el precioso jardín, y más común aún, terminar frustrados por no poder controlar este comportamiento.

Afortunadamente la guerra no está perdida. Continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal donde te daremos los trucos para evitar que tu perro se coma las plantas. Verás que llegarás a la meta deseada con una buena dosis de distracción, entrenamiento y algo más.

¿Por qué muerden las plantas?

Tu perro puede estar masticando, mordiendo, destrozando y disfrutando de todo tu jardín debido a muchas razones: falta de vitaminas en su organismo, aburrimiento, dolor de estomago (en este caso buscan la hierba para mejorar la desagradable sensación) y hasta para drenar el estrés cuando, por ejemplo, ocurren situaciones que generan cambios inesperados o ansiedad (la llegada de un nuevo miembro a la familia o una mudanza, por ejemplo).

Vitaminas, distracción y algún spray cítrico

  • Carencia de nutrientes. Como hemos mencionado en otro artículos, la alimentación lo es todo. muchas veces los perros buscan morder las plantas debido a que su organismo carece de la fibra necesaria para mantener en orden todos los procesos digestivos. Este acto podría ser un aviso que te está haciendo tu mascota. Analiza su dieta y si la carencia está presente intenta añadir un poco de salvado (rico en fibra, vitaminas y minerales) a su alimentación. Un cereal hecho de hojuelas de salvado podría bastar o cambiar su pienso por uno que contenga dosis más altas de fibra de plantas más que granos y carnes.
  • También es muy posible que tu perro esté al borde del aburrimiento y que la única forma que tenga para divertirse un poco sea jugar con tus plantas. Coloca por todo la casa (lo más alejado posible al jardín) todos los juguetes para perros que puedas. Asegúrate que tenga todas las distracciones necesarias para enfocar su atención en otra cosa que no sea tus preciosas rosas o hierbas aromáticas. Ah, importante, no te olvides de prestarle atención y e implicarte tu también en el juego.
  • Si tu perro empieza a husmear cerca del jardín déjalo que huela todo lo que quiera (es una actitud natural y necesaria para los perros) pero al primer momento que veas que tiene intenciones de mordisquear dile "No" de forma enérgica y segura (nunca agresiva), y apártalo de la zona. Si eres constante y no dejas pasar la oportunidad, verás como en días perderá el interés en tus plantas. Si tu mascota atiende a la llamada de atención y se aparta por sí solo, deberás premiar su buena actitud, esto lo ayudará a crear un mejor hábito porque sabrá que al no acercarse obtendrá alguna recompensa.
  • En ExpertoAnimal no creemos en el castigo, creemos en la correcta educación. Castigar severamente y de forma directa a tu perro sólo podría causar miedo y emociones contradictorias en él. La forma más inteligente de reprenderlo es, al mismo tiempo, la forma más indirecta posible, en donde tu perro no te relacione con el castigo. Un ejemplo es rociar las plantas con un spray inofensivo pero de desagradable sabor. Puede ser "jugo de limón o manzana ácida" que venden en todas las tiendas y centros de jardinería, con el fin de mantener alejados a los animales de los jardines.

y si tu perro sigue comiéndose las plantas... más trucos

  • Algo muy sencillo, pero al mismo tiempo engorroso, porque no siempre tenemos la disponibilidad de hacerlo es mantener las plantas fuera del alcance de tu perro. Por ejemplo, si tu amigo es pequeño, sube las plantas a un nivel que él o ella no pueda alcanzar o siquiera ver. Ahora, sin importar que tu mascota sea grande o pequeña, puede ser que sencillamente bloquear el acceso sea la manera más fácil de mantenerlo alejado Rodea los arbustos o el jardín con algo como una red o valla de tela metálica.
  • A los perros les resulta molesto caminar sobre ciertas superficies. Una buena forma de mantenerlos alejados del jardín es extender artículos que puedan producirle alguna sensación de incomodad como papel aluminio, plástico de burbujas o piñas de pinos. Con esto harás una especie de barrera protectora. Asegúrate que los elementos que vayas a colorar no les haga daño.
  • Recuerda que los perros son pura energía y que, si no los ayudamos a drenarla de forma regular y apropiada, ellos siempre encontrarán la forma de hacerlo y esta podría no ser la más agradable, la falta de ejercicio en los perros muchas veces fomenta conductas indeseables. Dentro de los mejores ejercicios que puedes hacer con tu mejor amigo y que funciona para soltar todo el cúmulo de energía se encuentran los de ir a buscar o atrapar cosas. Si te esfuerzas por jugar con tu perro y agotar su energía de forma positiva, verás cómo buscará menos morder y comer tus plantas, es más, estará tan cansado que preferirá dormir a acercarse a ellas.

No olvides que existen plantas tóxicas para tu perro. Revisa nuestra lista y asegúrate que en tu jardín o dentro de tu apartamento no tienes ninguna de ellas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Trucos para evitar que mi perro se coma las plantas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.