Trucos para que mi gato no marque territorio

Trucos para que mi gato no marque territorio

Todos los felinos domésticos marcan su territorio y lo hacen de distintas formas. Las dos maneras que nos molestan más a los humanos que convivimos con ellos, son el marcaje con orina y el marcaje con rascados y arañazos en los muebles.

Si en tu casa tienes un gatito descontrolado con el marcaje, te recomendamos que sigas leyendo este artículo de ExpertoAnimal en que encontrarás los trucos para que mi gato no marque territorio más utilizados y más eficaces que hay.

Si tu también tienes un truco que quieras compartir no dudes en comentar al final del artículo para que otros usuarios tomen nota de tus consejos. ¡Sigue leyendo!

¿Por qué marcan territorio los gatos?

Debemos tener presente que los gatos, generalmente, si se sienten cómodos y seguros en su casa no necesitan marcar territorio, pues saben que son los reyes o reinas de su territorio y que todas las atenciones de sus compañeros humanos irán dirigidas a ellos.

Por lo tanto, si nuestro felino marca la casa, su territorio, nos tenemos que preguntar por qué lo hace. Posiblemente sea porque siente que tiene competencia, ya sea con otros gatos u otras mascotas de la casa o con niños u otras personas, en definitiva, otros que puedan robarles la atención y el libre albedrío de los que tanto les gusta disfrutar.

Pero, aunque estas sean las más comunes, existen otras razones por las que nuestro gato puede llegar a este comportamiento o a comportamientos que pueden parecernos marcaje.

Diferenciar el tipo de conducta de nuestro gato

Es muy importante que sepamos diferenciar el posible motivo que causa la conducta de nuestro gato. Por ejemplo, el hecho de que orine fuera pero cerca del arenero puede suponer diversas cosas. En este caso, puede ser que se trate de marcaje, pero quizás se trate de algún problema de salud o que tenga algún problema con el arenero en sí.

Por lo tanto, una de las primeras cosas que debemos hacer es que el veterinario le haga un chequeo completo para descartar enfermedades o problemas de salud que puedan causar la conducta no deseada, o fuera de normal, de nuestro gato. Sobre todo, porque si realmente se trata de un problema de salud, cuanto antes se detecte mejor.

  • Sabremos que nuestro gato está marcando con orina si encontramos manchas de ésta en distintas zonas de la casa y sobre todo en superficies verticales. Además, percibiremos un olor fuerte y desagradable y veremos que la mancha es difícil de eliminar. Otras formas de marcaje en los felinos son también muy conocidas, como arañar muebles y rozar ciertas partes de su cuerpo como la cabeza, la barbilla o las zarpas contra objetos y personas. En este último caso a veces es difícil diferenciar cuando están marcando o cuando están pidiendo caricias, pero quizás es la forma de marcar que menos nos molesta a las personas. Descubre cómo evitar que mi gato orine en casa.
  • En el caso del marcaje con arañazos, debemos saber que los gatos necesitan desgastar sus uñas y tenerlas afiladas, pues forma parte de ellos y de su comportamiento natural, es una necesidad. Es posible que si no les proporcionamos lugares para hacerlo que les resulten de su agrado, elijan afilarse las uñas en nuestros muebles, cosa que no suele gustarnos. Por lo tanto, para diferenciar si nuestro gato simplemente está siguiendo su conducta gatuna con la higiene de sus uñas o si está realmente marcando territorio, deberemos revisar su entorno para detectar focos de su estrés o de su repentina atención por competir. Si este comportamiento no se soluciona proporcionando un rascador adecuado y colocándolo de forma también adecuada, y sabemos que sí que hay otros animales o personas que pueden suponer un cambio, entonces deberemos pensar que estamos tratando con un problema de marcaje. Descubre otros motivos por los que tu gato araña los muebles.

Trucos para evitar que mi gato marque territorio con orina

El marcaje con orina suele ser más común en los gatos machos no esterilizados que conviven con más gatos o bien, cuando ha habido cambios en su entorno y, por lo tanto, necesitan restablecer el perímetro de su territorio. Primero deberemos asegurarnos de que la salud de nuestro compañero felino está bien y descartar así problemas médicos. Seguidamente deberemos analizar qué cambios ha habido en nuestra vida y la de nuestro gato que pueda haber afectado a éste, ya sean más mascotas, más gente nueva en casa, un cambio de domicilio, muchas más horas fuera de casa en las que nuestro compañero esté solo, etc., es decir, motivos de competencia, celos o estrés. Entonces, si nos es posible corregir el problema y volver al estado anterior en el que nuestro gato ya se encontraba cómodo, podemos hacerlo y así facilitar las cosas. Pero, como en la mayoría de los casos en los que se dan cambios no suele ser ésta una situación reversible, deberemos ayudar a nuestro amigo peludo a acostumbrarse de nuevo.

A continuación, presentamos algunos consejos para eliminar las manchas de la orina y algunos trucos para corregir el problema del marcaje con orina:

  • Deberemos limpiar las manchas de orina, a ser posible evitando productos de limpieza fuertes pues normalmente afectan a la salud de nuestros gatos. Siempre es mejor utilizar agua y alcohol y dejar que se seque. Una vez seco podemos entonces aplicar productos con feromonas para gatos siguiendo las instrucciones del producto. Existen pulverizadores, polvos, difusores, etc., que contienen feromonas que ayudan a nuestros gatos a calmar la ansiedad, dándoles más seguridad. Para ver el efecto de estos productos hay que esperar mínimo una semana, pero para que realmente funcionen se recomienda su uso continuo durante varias semanas antes de evaluar si ha funcionado o no. Al fin y al cabo, se trata de un refuerzo.
  • Otra opción más barata es rociar las zonas que nuestro gato marca frecuentemente con pimienta u otros repelentes naturales. Pero esto puede llevar a que nuestro peludo deje de marcar esta zona pero se busque otras, por lo tanto, realmente es necesario encontrar el origen del comportamiento para buscar una solución más adecuada.
  • Entonces deberemos pensar bien por qué nuestro gato no utiliza el arenero, tendremos que sopesar todas las opciones y ver cuál puede ser la causa más probable.
  • Una vez tengamos un poco de orientación en el por qué de este comportamiento deberemos buscar las mejores opciones para evitar que nuestro gato orine en casa.
  • Si podemos identificar la causa del comportamiento de nuestro gato como celos por otro animal o persona, deberemos reforzar nuestra atención hacia él para recordarle que no nos hemos olvidado y que sigue siendo igual de importante para nosotros y no nos ha perdido. No se trata tampoco de hacerle entender que es el centro de toda nuestra atención, pues si hay nuevos miembros habrá que atenderlos y quererlos también, si no de que se dé cuenta de que esta atención y cariño ahora quedan repartidos de forma equitativa y debe respetarlo.
  • También es buena idea colocar las cosas de tu gato como el arenero, la camita, comedero, etc., en una parte de la casa en la cual solo pueda estar él y no vayan a entrar las demás mascotas o personas que puedan ser el foco de sus celos. Así podrá tener una zona que sea solo suya y podrá tener un lugar en el que sentirse seguro y sin estrés.
  • Otra opción que siempre debemos considerar es la esterilización de nuestro gato o gata, pues esto reduce mucho este comportamiento indeseado, que muchas veces es debido a la necesidad de marcar territorio por la reproducción. Esterilizándolos dejarán de sentir la necesidad de estar marcando su territorio frente a competidores, además de otros beneficios para su salud como la prevención de cáncer entre otros.
  • Algo que quizás no se nos ocurra fácilmente, es que es posible que nuestro gato o gata orine fuera del arenero por el simple hecho de que considera que su arenero no está suficientemente limpio. Debemos ser muy cuidadosos con la higiene del arenero, pues hay gatos que con poco uso de éste ya lo encuentran sucio y no quieren entrar en él para usarlo. Como bien sabemos, los felinos son muy limpios y aseados por lo que no les gusta la suciedad si pueden evitarla. Por ello, también debemos vigilar que el arenero no se encuentre muy cerca de su zona de comida y agua, pues no les parecerá el mejor lugar para hacer sus necesidades y se buscarán otro.
  • Respecto al arenero también puede suceder que a nuestro felino no le guste la textura de la arena o su olor y por eso decida orinar fuera del arenero, por lo que simplemente cambiando de marca o tipo de arena podemos solucionar el problema. Otra posibilidad es que no le guste compartir el arenero con más gatos o encuentre que son demasiados utilizando el mismo, por lo que será importante tener un arenero para cada gato o como mucho uno para cada dos gatos si así lo aceptan. Si lo tienen que compartir más seguramente optarán por buscarse un lugar que les agrade más.
  • Además de cambiar la arena frecuentemente, cambiar el tipo de arena, colocar más areneros para que no tengan que compartir uno entre varios y mantenerlos bien separados de la comida y el agua, podemos probar en colocar areneros en todos los puntos en los que nuestro gato orina en la casa para que lo relacione y así aprenda a utilizar y aceptar el arenero. Puede que quizás aunque el arenero no esté al lado de la comida y el agua, a nuestro gato sencillamente no le convenza el lugar en el que este está ubicado en casa y sólo con cambiarlo de lugar ya lo acepte y deje de orinar en otras zonas de la casa.
  • Sobre todo, durante el proceso de estos cambios, cada vez que veamos que nuestro gato está orinando fuera de lugar, es decir si le pillamos, deberemos hacerle saber que lo ha hecho mal con un “no” rotundo y firme mientras lo interrumpimos y apartamos de la zona. Aún así, una reacción negativa cuesta más de entender que una positiva, por lo tanto, lo que sí debemos hacer es que cuando veamos que utiliza el arenero correctamente en vez de orinar en una pared, es darle un premio ya sea una caricia, un rato de juego o un poco de su comida favorita. Estas acciones debemos llevarlas a cabo solo si es en el mismo momento en que el felino lo está haciendo, sino no tendremos el efecto buscado.

Trucos para evitar que mi gato marque territorio con arañazos

Si queremos saber por qué nuestro gato araña los muebles, debemos tener presente que existen varios motivos y que todos son comportamientos naturales. Es sabido que los gatos necesitan desgastar sus uñas y tenerlas afiladas, pues forma parte de ellos y su comportamiento. Es posible que si no les proporcionamos lugares para hacerlo que les resulten adecuados, elijan afilarse las uñas en nuestros muebles, cosa que no suele gustarnos. Por lo tanto, debemos esmerarnos en encontrar un rascador adecuado para nuestro peludo.

Pero los felinos no solo arañan superficies por arreglarse las uñas, también marcan su territorio de esta forma. Por lo tanto, para diferenciar si nuestro gato simplemente está siguiendo su conducta gatuna con la higiene de sus uñas o si, además, está marcando territorio, deberemos revisar su entorno. Por supuesto, primero deberemos estar seguros de que nuestro compañero está bien de salud con visitas regulares a nuestro veterinario de confianza. Después, analizaremos los cambios que se han producido en la vida de nuestro gato que le hayan producido estrés, celos o incomodidad que le lleve a marcar su territorio arañando nuestros muebles. Como ya hemos comentado, estos factores son cambios de casa, gente o mascotas nuevas, entre otros factores estresantes y que provoquen competencia.

A continuación, presentamos algunos trucos para conseguir que nuestro felino deje de arañar los muebles:

  • Primero deberemos asegurarnos de que su salud está bien y de que su entorno también lo está. Debemos procurar que no haya factores que le provoquen estés y necesidad de competir. Por lo tanto, en caso de nuevas mascotas o gente nueva en casa, deberemos recordar a nuestro fiel peludo que sigue teniendo nuestra atención y cariño. Es probable, que si se da cuenta de que tu actitud hacia él no ha cambiado como podía haber esperado, se relaje y deje de marcar el territorio con arañazos y empiece a aceptar la nueva compañía.
  • Como ya hemos comentado, si se trata de marcaje del territorio, los gatos macho no esterilizados suelen ser los que tienen estas conductas más marcadas, aunque las hembras no esterilizadas también lo hacen. Por lo tanto, debemos tener muy en cuenta la esterilización por los motivos anteriormente expuestos. Además, puedes consultar todas las ventajas de esterilizar a un gato en este artículo de esta misma página web.
  • Debemos asegurarnos de que tenemos un rascador adecuado para nuestro amigo y si tenemos varios gatos deberemos proporcionales varios y no solo uno. Además, podemos proporcionarles circuitos de juego con diversas alturas y texturas dónde puedan cansarse y desgastar sus uñas.
  • Hay que colocar los rascadores estratégicamente en lugares que sabemos que les gusta rascar. Por ejemplo, en las esquinas de los sofás, así facilitaremos que pasen de arañar el sofá a utilizar el rascador.
  • Podemos proteger las partes de los muebles que suelen salir malparados con telas las cuales sí puedan rascar.
  • Si tenemos suficientes rascadores pero nuestro gato pasa de ellos y prefiere arañar nuestros muebles podemos cambiar el tipo de rascador y/o su ubicación, ya que quizás simplemente no le gusta ese rascador o no le gusta el lugar en el que lo tenemos puesto.
  • Además, si sabemos bien cómo hacerlo o aprovechamos las visitas al veterinario, debemos recortar las puntas de las uñas un poco de vez en cuando.
  • Existen productos con hierbas naturales que atraen a los gatos. Si rocías el rascador con estas hierbas conseguirás que tu gato se centre en este objeto y no en otros.
  • A la vez, podemos poner sprays repelentes en las zonas de los muebles afectadas para que no vuelvan a arañarlas.
  • Recuerda, que si pillas a tu gato marcando los muebles en el mismo instante puedes hacerle saber que no es una conducta deseada con un “no” rotundo y firme, pero los refuerzos negativos nunca son tan efectivos como los positivos. Así que cuando veas que tú minino araña su rascador, felicítalo y prémialo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Trucos para que mi gato no marque territorio, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.