Tumor cerebral en perros - Síntomas y tratamiento

Tumor cerebral en perros - Síntomas y tratamiento

Un tumor es un crecimiento celular anómalo en cualquier parte del cuerpo. Los tumores pueden ser benignos o malignos, que son los que reciben el nombre de neoplasias y son sinónimo de cáncer.

En este artículo de ExpertoAnimal trataremos el tumor cerebral en perros, explicando sus síntomas y el posible tratamiento. Por suerte, es un cáncer poco frecuente, ya que, como nos hace pensar una localización tan delicada como el cerebro, su pronóstico es reservado aun con tratamiento.

Tumores benignos y tumores malignos en perros

Antes de explicar las características del tumor cerebral en perros, es importante que tengamos clara la diferencia entre tumores benignos y malignos. Los primeros crecen despacio y no invaden ni destruyen las zonas circundantes ni, por lo tanto, causan metástasis. Su extirpación quirúrgica es un buen tratamiento. Los tumores malignos, al contrario, sí invaden otras partes del cuerpo y crecen de una manera ilimitada, originando metástasis que es el nombre que recibe el establecimiento de nuevos tumores a partir de uno primario mediante el traslado de sus células a través del sistema linfático o circulatorio.

Características del tumor cerebral en perros

Como hemos dicho, los tumores cerebrales no son, por suerte, frecuentes en los perros. Cuando se presentan suelen afectar a perros de mediana o elevada edad, a partir de cinco años. Aquellos con el hocico más corto y la cabeza más abombada, como el bóxer o el bulldog, parecen tener más posibilidades de padecerlo, pero también lo sufren razas de hocico alargado como el pastor alemán. Además, en el cerebro pueden desarrollarse tumores malignos secundarios, es decir, procedentes de la metástasis del cáncer en otras partes del cuerpo como las glándulas mamarias o los pulmones.

Los tumores cerebrales primarios más frecuentes son los meningiomas y los gliomas. Las causas que justifican su aparición son múltiples y engloban factores dietéticos, ambientales, genéticos, víricos, etc. Veamos a continuación cómo saber si un perro tiene tumor cerebral, cómo se diagnostica y en qué consiste el tratamiento.

Síntomas de tumor cerebral en perros

En estos casos no podemos hablar de una sintomatología clara, ya que esta va a depender de la localización del tumor y de su crecimiento. En general, entre los síntomas del tumor cerebral en perros destacarían los siguientes:

  • Convulsiones generales o localizadas.
  • Alteraciones en el estado mental.
  • Cambios en el comportamiento.
  • Andar descoordinado.
  • Cabeza inclinada.
  • Nistagmo, que es el movimiento rítmico e incontrolable de los ojos.
  • Debilidad.
  • Parálisis en las extremidades.

Todos estos síntomas son progresivos y empeoran hasta dejar al perro en un estado comatoso, por ello es importante acudir al veterinario anta la primera señal de alarma.

¿Cómo detectar un tumor cerebral en perros?

Si observamos cualquiera de los síntomas descritos debemos acudir a nuestro veterinario, como ya hemos comentado. Al ser el tumor cerebral poco frecuente y sus síntomas coincidentes con otros trastornos, como el síndrome vestibular, las intoxicaciones, enfermedades infecciosas o incluso abscesos cerebrales, es posible que el diagnóstico tarde en llegar, antes se busquen otras enfermedades y hasta se comience un tratamiento contra ellas.

El tumor cerebral en perros se detecta mediante un examen neurológico completo y pruebas específicas como el electroencefalograma, el análisis del líquido cefalorraquídeo, la tomografía computerizada o la resonancia magnética. El diagnóstico definitivo será por anatomía patológica. La analítica de sangre, de orina y las radiografías de tórax y abdomen ayudarán a descubrir tumores en otras partes del cuerpo que puedan haber llegado al cerebro mediante metástasis.

Tratamiento del tumor cerebral en perros

Si el tumor es benigno, la cirugía, como hemos dicho, es el tratamiento de elección pero, debido precisamente a la localización en el cerebro, un órgano extremadamente delicado, la intervención no siempre va a ser posible y, de hacerla, pueden surgir complicaciones, además de la recurrencia del tumor. A este respecto hay que apuntar que este tipo de operaciones deben quedar en manos de cirujanos veterinarios con experiencia y especializados.

Cuando la cirugía no es posible o no se considera necesaria, el cáncer puede tratarse con quimio o radioterapia. Debemos tener en cuenta que la quimioterapia tiene efectos secundarios como náuseas, vómitos, diarrea, etc., y que la mayoría de fármacos no consiguen actuar sobre el cerebro. La radioterapia requiere de un centro veterinario especializado. El problema es que ninguna de estas técnicas ha demostrado ser eficaz contra el tumor cerebral. Por lo tanto, el pronóstico es reservado, así que si te preguntas cuál es el pronóstico para un perro con tumor cerebral, lo cierto es que no podemos dar una respuesta clara.

Por otro lado, los síntomas pueden tratarse con corticoides y anticonvulsivos, lo que puede proporcionar una mejoría en un primer momento, pero no puede curar el tumor y este continuará su progresión. Todavía en desarrollo se encuentran la inmunoterapia y la terapia genética.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tumor cerebral en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.