Vacuna polivalente para perros - Cada cuánto ponerla y efectos secundarios

Vacuna polivalente para perros - Cada cuánto ponerla y efectos secundarios

Las vacunas permiten proteger a nuestros perros frente a enfermedades tan graves y potencialmente mortales como el moquillo o la parvovirosis. Esto se debe a que actúan haciendo que el sistema inmune del perro fabrique defensas contra estos patógenos.

Así, si el perro entra en contacto con ellos, su organismo se defenderá y la enfermedad no le producirá sintomatología o esta será muy leve. En este artículo de ExpertoAnimal hablaremos de la vacuna polivalente para perros, que permite, en un único pinchazo, proteger a nuestro ejemplar frente a varias enfermedades.

¿Qué es la vacuna polivalente para perros?

Las vacunas pueden ser eficaces frente a un solo patógeno, pero también proteger contra varias enfermedades en un único pinchazo. Estas últimas vacunas son las que se llaman polivalentes, que, a su vez, pueden ser bivalentes, si actúan ante dos enfermedades, trivalentes si lo hacen contra tres y así, sucesivamente, se denominarán tetra, penta, hexa, hepta e incluso octovalentes, cuando su acción abarca hasta ocho patógenos. Por lo tanto, el prefijo indica el número de enfermedades contra las que estamos protegiendo a nuestro perro.

En este punto hay que señalar que si se comercializan vacunas polivalentes es porque se ha comprobado que funcionan. Suponen además una ventaja porque permiten ahorrar material, recursos y, sobre todo, evitan que tengamos que pinchar al perro muchas veces. Con un solo pinchazo podemos cubrir, como vemos, un montón de patologías.

¿Qué contiene la vacuna polivalente para perros?

Como hemos explicado, una vacuna polivalente será efectiva frente a tres, cuatro, cinco o hasta ocho enfermedades, según la que escoja el veterinario. Estas son las vacunas polivalentes más utilizadas:

  • Trivalente: actúa contra enfermedades de gran importancia, como el moquillo, la hepatitis o la leptospirosis.
  • Tetravalente: además de las anteriores, ofrece también protección contra el parvovirus canino.
  • Pentavalente: moquillo, hepatitis, tos de las perreras, parvovirosis y parainfluenza son las patologías frente a las que funciona esta vacuna.
  • Hexavalente: cuenta con la misma protección que la vacuna anterior, pero cambia la parainfluenza por dos cepas frente a la leptospirosis.
  • Octovalente: esta vacuna es muy completa, ya que incluye protección frente al moquillo, la hepatitis, la tos de las perreras, la parvovirosis, la parainfluenza, el coronavirus y dos cepas de leptospirosis.

Ante tantas posibilidades es normal que tengamos dudas de cuál es la vacuna que necesita nuestro perro. Hay que saber que algunas son consideradas esenciales u obligatorias, como las activas frente al moquillo o la parvovirosis, mientras que otras se administran o no en función de las circunstancias de cada perro. Un ejemplo es la vacuna contra la tos de las perreras. Por eso es el veterinario quien, evaluando los riesgos a los que está expuesto nuestro perro, decidirá qué vacunas necesita y cuándo ponerlas.

¿Cada cuánto poner la vacuna polivalente para perros?

La pauta de administración de la vacuna polivalente es una de las decisiones que debe tomar el veterinario. En general, la recomendación es comenzar a vacunar a los cachorros hacia las ocho semanas de vida. Pero esta primera dosis no dará toda la protección necesaria, por eso debe repetirse pasadas unas cuatro semanas. Se considera que esta primovacunación no debe finalizar antes de las 12-16 semanas de vida.

Después, lo normal es la revacunación anual, aunque para algunas enfermedades la protección de la primovacunación se prolonga hasta tres años. Así, será el veterinario quien nos indique cuándo volver a la clínica para revacunar a nuestro perro.

¿Siempre es bueno poner la vacuna polivalente para perros?

Como explicamos al inicio del artículo, las vacunas son preparados que sirven para estimular al sistema inmune para que fabrique defensas contra la enfermedad que se le ha mostrado. Por eso para que funcionen y podamos considerar que el perro está bien vacunado es fundamental que su sistema inmune pueda dar la respuesta que se espera. En otras palabras, existen algunas contraindicaciones a la vacunación, como las siguientes:

  • Cachorros que todavía tienen defensas maternas.
  • Perros inmunodeprimidos o desnutridos.
  • Ejemplares ancianos.
  • Parasitados.
  • Estresados.
  • Enfermos.
  • En tratamiento con fármacos inmunosupresores, como los corticoides.
  • Algunas vacunas no se pueden administrar a perras en periodo de gestación o lactancia.

Un perro en alguna de estas circunstancias no quiere decir que no se pueda vacunar nunca, sino que habrá que vacunarlo una vez se resuelva la contraindicación. Insistimos en que la vacunación es un acto clínico que va más allá del hecho de poner una inyección. El veterinario tiene que valorar que el animal es apto para recibir la vacuna y beneficiarse de sus efectos.

Efectos secundarios de la vacuna polivalente para perros

Normalmente las vacunas no provocan ningún efecto en el perro. Como mucho podemos notar decaimiento o pérdida del apetito durante las primeras 24 horas. También podría tener un poco de fiebre. En cualquier caso, lo habitual es que mejore solo, sin que tengamos que darle ningún tratamiento. En caso de que consideremos necesario tratar, será el veterinario quien decida con qué medicamentos. En algunos perros es posible que detectemos una inflamación en el punto del pinchazo, que también se resolverá espontáneamente a lo largo de unos siete días.

Solo en un pequeño porcentaje de casos un perro podría sufrir una reacción alérgica grave, al punto de llegar a la anafilaxia, que requiere atención veterinaria urgente. Otras reacciones de hipersensibilidad son el edema facial y el picor. Estos perros pueden presentar también vómitos, diarrea, temblores o descoordinación. Es un dato más que nos deja claro que vacunar es un acto clínico que debe hacerse en un centro veterinario y siempre por un profesional.

¿Cuál es el precio de la vacuna polivalente para perros?

No hay un único precio para la vacuna polivalente, ya que depende de cuál escoja el veterinario y, además, hay variaciones según la clínica a la que acudamos, pues cada profesional tiene libertad para fijar los precios de sus servicios.

A modo de ejemplo, una vacuna heptavalente puede encontrarse por unos 40-50 euros. La trivalente será algo más económica. Su precio oscila entre 30-40 euros. Las vacunas tetra o pentavalentes pueden costar unos 35 euros.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Vacuna polivalente para perros - Cada cuánto ponerla y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra sección de Vacunación.

Bibliografía
  • Carlson y Giffin (2002): Manual práctico de veterinaria canina. Madrid: Editorial el Drac.
  • Fariñas, Fernando (2015): «Fallos vacunales dependientes del animal: mitos y realidades». Portal Veterinaria.