Ventajas de esterilizar a un perro

Ventajas de esterilizar a un perro

Mucha gente aun no sabe qué beneficios o ventajas puede tener la esterilización en nuestras mascotas. El hecho es que son muchas y que los contras son muy pocos.

Si nos fijamos en las perreras y en las protectoras de animales siempre nos entregan a los animales en adopción ya esterilizados o castrados, ya que esto evita enfermedades graves y transmisiones, además de una mejora en el carácter y evitar así la superpoblación.

Si aun tienes dudas sobre si castrar o no, échale un vistazo a este artículo sobre las ventajas de esterilizar a un perro y verás que realmente es lo que debemos hacer como responsables de su salud.

¿Castrar o esterilizar?

A continuación pasamos a detallar las características de cada proceso para que valores cual le conviene más a tu mascota, tanto por su salud como por los problemas que pudiera desarrollar:

Castración

La castración es la extirpación quirúrgica de los órganos sexuales, lo cual provoca que los procesos hormonales desaparezcan y que el carácter del individuo castrado no sufra alteraciones, excepto en el caso de ser un perro muy territorial llegando a ser agresivo por dominancia sexual, entonces la castración hará que este comportamiento se reduzca mucho o incluso desaparezca. Las hembras ya no tendrán el celo. En los machos esta operación se denomina castración (extirpar los testículos), pero en el caso de las hembras existen dos formas de llevarla a cabo, si se extirpan solo los ovarios estamos ante una ovariectomía, en cambio si se extirpan los ovarios y el útero la operación es llamada ovariohisterectomía.

Esterilización

Por otro lado tenemos la esterilización, esta operación es distinta de la castración ya que en este caso los órganos sexuales no son extirpados, aun que si se impide la reproducción del animal. En el caso de los machos se trata de una vasectomía y en el de las hembras de una Ligadura de trompas. Realizando esta operación el individuo continuará con su conducta sexual, en el caso de machos muy dominantes sexualmente esta dominancia no desaparecerá y las hembras seguirán teniendo el celo, esto es debido a que no se modifican los procesos hormonales.

Tanto una operación como la otra son cirugías leves que favorecen la salud de nuestras mascotas, su comportamiento y evita la reproducción y por lo tanto ayuda a disminuir el número de animales abandonados y sin hogar.

Aún así, siempre debemos tener presente que se trata de una operación bajo anestesia general, por lo que es de vital importancia que se realice bajo el control y responsabilidad de un veterinario especialista, en un entorno de quirófano adecuado y con los materiales debidos.

Además de realizarse en clínicas y hospitales veterinarios, hay entidades protectoras que disponen de las infraestructuras y personal realmente necesarios para ello ofreciendo precios más asequibles e incluso en campañas puede ser gratis.

Ventajas y beneficios de esterilizar a tu perro

Anteriormente ya hemos mencionado algunas de las ventajas, pero a continuación vamos a exponer muchas más, tanto para tu mascota, como para ti y para el resto del planeta:

Ventajas de esterilizar para tu perro o perra

  • Está comprobado que los animales esterilizados o castrados son más longevos.
  • Le reducirá e incluso eliminará conductas agresivas que puedan ocasionarle problemas por peleas con otros machos o hembras.
  • Se evitan muchas enfermedades, pues está también comprobado que los perros no castrados corren un alto riesgo de contraer enfermedades muy graves que pueden acabar en su muerte.
  • Algunas de las enfermedades que evitaremos serán las que se pueden derivar del proceso del embarazo, del parto y de la lactancia, que pueden dejar secuelas e incluso llegar a producir la muerte de nuestra perrita y/o de sus cachorros.
  • Para las hembras supone un enorme beneficio ser esterilizadas a una edad temprana, ya que así se reduce enormemente la probabilidad de cáncer mamario, de matriz y de ovarios, incluso de contraer infecciones de útero. Aunque no se haga a una edad temprana estos riesgos se reducen igualmente, pero cuanto más joven sea la perrita en más porcentaje reduciremos estos riesgos.
  • En los machos la castración disminuye el cáncer de testículos y de próstata. Sucede lo mismo que hemos dicho con las hembras, cuanto más jóvenes más se reduce el riesgo.
  • En las hembras se evita del todo el embarazo psicológico, y es que cuando lo sufren lo pasan muy mal tanto físicamente como psicológicamente y es un proceso largo de solucionar.
  • Se evita el comportamiento que se da cuando las hembras están en celo y tienen un fuerte instinto por reproducirse, cosa que las lleva a escaparse de casa para encontrar un macho y lamentablemente muchas veces conlleva a que se pierdan y sufran accidentes.
  • De la misma manera evitamos en los machos este comportamiento que da su conducta sexual, pues en cuanto detecten una hembra en celo el instinto les llevará a ir a buscarla y por tanto a escaparse de casa, con la posibilidad de perderse y tener accidentes. Además, un solo macho puede preñar a varias hembras en un día.

Ventajas para ti de esterilizar a tu mascota

  • Tu mascota marcará mucho menos el territorio y por lo tanto cesará, o lo hará mucho menos, de orinarse en casa y en cada esquina.
  • En caso de que tengas una perrita, esterilizándola mejorará la higiene en tu casa, pues ya no manchará con sangre el suelo de toda la casa cada vez que tenga el celo que es dos veces al año durante bastantes días.
  • Mejorará problemas de conducta como la agresividad.
  • Tu perro o perra enfermará menos, pues se elimina el riesgo a contraer muchas enfermedades, sobre todo cáncer. Esto lo notarás económicamente ya que acudirás mucho menos al veterinario por estas enfermedades, pero sobre todo disfrutarás de un compañero más sano, más feliz y que vivirá más años a tu lado.
  • Evitarás camadas indeseadas de las cuales, probablemente, no podrás hacerte cargo ya que una perrita puede tener camadas de muchos cachorritos a la vez y dos veces al año, es cuestión de hacer números.
  • Evitarás sentirte mal y tener problemas por el posible futuro que les espera a los cachorritos y cachorritas que regales por no poder atenderlos. ¿Y si más adelante sabes que les ha sucedido algo impensable? Esa será, en parte, tu responsabilidad.
  • Debemos pensar que es una operación con un riesgo muy bajo y que ya que tenemos a nuestra mascota bajo anestesia general podemos aprovechar para realizar alguna otra operación o tratamiento si los hubiera necesarios. Por ejemplo, un limpieza de boca en caso de haber sarro acumulado ya que pueden derivarse problemas muy graves. Aprovechando la anestesia resulta más sano para nuestro amigo y más económico para nosotros.

Ventajas para la sociedad, los seres vivos y nuestro planeta

  • Esterilizando o castrando a nuestro perro o perra estamos evitando que nazcan camadas indeseadas y por lo tanto que esos cachorros acaben en la calle.
  • Das la oportunidad a una mascota abandonada a conseguir un hogar.
  • Evitas el sacrificio innecesario de cientos de miles de perritos y perritas por falta de hogares y dueños que se hagan cargo de ellos. Debemos ser conscientes de que tan solo una perra y su primera camada sin castrar o esterilizar pueden procrear, por ejemplo en un período de 6 años, y traer al mundo a 67.000 cachorritos.
  • Gracias a esto, se reduce la saturación de las protectoras y asociaciones que se dedican a cuidar y buscar hogar a los perros abandonados. La mayoría se encuentran sobrepasando el máximo de su capacidad.
  • La esterilización es la única vía real para reducir el número de mascotas abandonadas.
  • Reduciendo los animales en las calles, reducimos también los riesgos que conlleva que haya animales abandonados tanto para ellos como para los habitantes de una población, ya que algunas veces un animal callejero por defender su espacio o por asustarse puede defenderse y/o atacar.
  • La gestión de protectoras, asociaciones, perreras municipales y otras entidades parecidas, genera un enorme gasto económico a veces privado, pero muchas veces se trata de dinero público. Así que esterilizando a nuestras mascotas y por tanto reduciendo la superpoblación y evitando la saturación de estas entidades, ayudamos a reducir el gasto económico.
  • De esta forma fomentamos el derecho a vivir de todos los seres vivos, lo enseñamos a gente que decide escuchar y aprender, pero sobre todo lo inculcamos a los niños.

Inconvenientes de esterilizar a tu mascota

Además de todas las ventajas y beneficios que hemos visto antes, también existen posibles inconvenientes de la esterilización o castración de un perro o perra. Evidentemente, puede darse alguno de ellos pero no es muy frecuente puesto que la operación es muy sencilla y de fácil recuperación. Así que, mientras se haga todo bajo control veterinario y en condiciones y estado de salud óptimos, no tiene por qué haber ninguno de estos posibles problemas:

  • La operación es muy sencilla, pero como en cualquier cirugía algo puede resultar inesperado y complicarse un poco, por lo que puede alargarse el proceso.
  • A veces, los pacientes tardan más en acabar de despertarse de la anestesia o sedación y encontrarse bien, por lo que puede darse desorientación o vómitos durante unos minutos u horas tras la intervención.
  • Si se da un mal posoperatorio y no se cura adecuadamente la herida de esta cirugía, esta puede infectarse y, por lo tanto, deberemos tratar este problema para que la salud de nuestro perro no empeore.
  • Además, a veces los canes que están recuperándose de una intervención o si se encuentran mal porque se ha producido una infección tras esta cirugía, pueden cambiar su conducta y volverse algo ariscos y/o miedosos debido a las molestias o dolor que sienten. Pero esto es algo pasajero, hasta que en pocos días se encuentran mejor.
  • Si descuidamos el hecho de que, tras esta intervención, nuestro perro tendrá unas necesidades alimenticias y de gasto energético diferentes y seguimos ofreciéndole la misma comida y no lo ejercitamos suficiente, es probable que acabe ganando peso.
  • Si se esteriliza a una perra antes de los 3 meses, se cree que existe un riesgo de aparición de incontinencia urinaria. Concretamente se estima entre un 4-20% de las perras sometidas a esta operación a una edad demasiado temprana pueden padecer este problema. Pero, realmente, es muy poco habitual que un veterinario decida esterilizar a una cachorra tan pronto, pues lo más seguro y común es hacerlo a partir de los 6 meses de edad.

Mitos sobre la esterilización y la castración

Existen muchos mitos y falsas creencias relacionados con la esterilización y castración de nuestras mascotas. Finalmente, aquí dejamos una lista de algunas de estas creencias anticuadas que han sido descartadas por la ciencia:

  • “Mi perro engordará de forma descontrolada y se volverá vago”
  • “Para que sea sano para ella, mi perra debe tener un camada antes de ser castrada”
  • “Como mi perro es de raza con Pedigree debe seguir con su descendencia”
  • “Quiero un perrito igual que el mío, así que la única forma es hacerle criar”
  • “Mi perro es macho y a estos no es necesario castrarlos ya que yo no tendré los cachorros”
  • “Si castro o esterilizo a mi mascota la privo de su sexualidad”
  • “En lugar de esterilizar a mi mascota le daré medicamentos anticonceptivos”

Descartando estos falsos mitos, ¿te animas a esterilizar a tu mascota? dale una vida plena y feliz a tu lado, porque siendo realistas tu perro no necesita nada más.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ventajas de esterilizar a un perro, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.