menu
Compartir

Seguros para perros en España - Tipos, comparativas y precios

Seguros para perros en España - Tipos, comparativas y precios

Ver fichas de Perros

Los seguros de salud para perros se están convirtiendo en una opción que cada vez valoran más cuidadores. Y es que es inevitable que, antes o después, de una forma más leve o más grave, nuestro perro acabe visitando al veterinario. En ocasiones, supone un gasto que los cuidadores intentan retrasar por miedo a la factura, pero es una decisión contraproducente, pues puede agravarse el estado del perro, lo que finalmente implicará un incremento de los gastos y del riesgo para su salud.

Contar con un seguro es una buena opción para controlar estos imprevistos sin que desequilibren el presupuesto familiar. Además, el seguro de responsabilidad civil, que cubre daños a terceros, es obligatorio en caso de convivir con determinadas razas, las designadas como potencialmente peligrosas. A continuación, en ExpertoAnimal, hablamos de planes y seguros de salud para perros y repasamos sus prestaciones para poder escoger el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Tipos de seguros para perros

Según qué cubre un seguro para perros existen, básicamente, seguros de responsabilidad civil, de accidentes, de salud o veterinarios y planes de salud, pero es habitual que las empresas aseguradoras permitan seleccionar distintas coberturas y contratar un seguro unificado que las cubra todas o engloban en un único seguro varios tipos. Por ejemplo, en Mascota Segura disponen de un seguro de accidentes con coberturas ampliadas, incluyendo responsabilidad civil, con un coste de unos 75 euros al año.

En los siguientes apartados explicamos las características de los distintos tipos de seguros entre los que vamos a poder escoger.

Seguro de responsabilidad civil para perros

Este es el seguro obligatorio para los perros potencialmente peligrosos en España. En general, los cuidadores del resto de razas no tienen por qué contratarlo, pero pueden hacerlo si lo consideran necesario. Es decir, no es un seguro exclusivo para los PPP. Su objetivo es cubrir posibles daños a terceros causados por el perro, ya sean otros animales, personas o cosas, por un valor de unos 120 000 euros, aunque hay seguros que alcanzan los 300 000 e incluso más. Un par de ejemplos: si tu perro sale corriendo detrás de una pelota y causa un accidente, o si jugando con otras personas le muerde sin querer, el seguro se encargaría de cubrir estos casos. Es importante tener en cuenta que este seguro no cubre daños que pueda sufrir el propio perro.

Seguro de salud o enfermedades para perros

Este tipo de seguro ofrece cobertura para determinados gastos veterinarios del perro hasta un límite previamente fijado. La asistencia puede ser o no en centros concertados, lo que acostumbra a modificar los límites de cobertura. Al contrario que el de responsabilidad civil, este seguro no es obligatorio para ninguna raza, pero sí puede resultar muy interesante, pues normalmente cubre gastos de consultas e intervenciones quirúrgicas derivadas de enfermedades. No se ocupa de gastos más comunes, económicos y periódicos, como las desparasitaciones, las vacunas o la colocación del microchip. En otras palabras, es un seguro útil para afrontar gastos elevados en situaciones inesperadas.

Llega a cubrir unos 1.000-2.500 euros al año, según el seguro contratado. Hay opciones que también sufragan gastos derivados del fallecimiento del animal, como la incineración, hospitalizaciones o la indemnización en caso de accidente. Hay que tener en cuenta que en su contratación tiene mucha importancia la raza del animal y en especial la edad. Hay seguros donde si el perro tiene una cierta edad, no ofrecen coberturas de salud, por lo que lo ideal es que tu perro cuente con el seguro de salud desde antes de cumplir los 7 años. Una vez que lo tienes contratado, ya sí es vitalicio y cubrirá las enfermedades aun teniendo más de 7 años.

Seguro de accidentes para perros

Este tipo de seguro, como indica su nombre, se encarga de cubrir los costes de asistencia veterinaria del perro en caso de accidente, incluyendo los importes derivados de su fallecimiento, eutanasia e incineración si, por desgracia, no logra recuperarse de sus lesiones. El seguro siempre paga hasta un límite máximo previamente fijado. Si se excede, el importe de más tendrá que abonarlo el cuidador.

Algunos seguros de accidentes también sufragan gastos derivados de robos o de pérdidas. Por ejemplo, si el perro se pierde, cubrirán los gastos de localizarle y el alojamiento del perro. Otros ofrecen asistencia telefónica gratuita e incluso, los más completos, pueden incluir la responsabilidad civil y la asistencia jurídica. Pero no se van a ocupar de gastos generados por enfermedades, salvo que se contemple esta prestación, lo que repercutiría en el precio final.

En Mascota Segura encontramos un seguro de accidentes que cubre todo lo mencionado anteriormente, además de otros seguros para perros que combinan las coberturas del seguro de accidentes con las del seguro de salud y de responsabilidad civil. Así, disponemos de:

  • Seguro de accidentes
  • Seguro de accidentes y Enfermedades
  • Seguro de accidentes, Enfermedades y Responsabilidad Civil

Planes de salud

Vale la pena mencionar otra opción que existe como los Planes de salud, son planes que se orientan a la medicina preventiva. Así, los planes pueden incluir procedimientos veterinarios que no suelen contemplarse en los seguros de salud al uso, siempre hasta una cantidad máxima determinada. Por ejemplo, los planes cubren revisiones veterinarias, vacunaciones, desparasitaciones internas y externas o incluso medicamentos. Suelen cubrir los gastos comunes, de menor importe, más asumibles. No suelen cubrir los gastos más inesperados derivados de un accidente o una enfermedad. Según las prestaciones que se elijan, los precios serán muy variables.

Beneficios de asegurar a un perro

Como hemos visto, los distintos tipos de seguros para perros cubren, sobre todo, gastos originados en situaciones de enfermedad, accidente, robo, pérdida o daños a terceros. Por lo tanto, la principal ventaja de contratar un seguro es afrontar gastos inesperados sin que supongan un desembolso económico elevado y repentino, pues para ello se ha ido pagando, periódicamente, el seguro contratado. Así, este se encargará de abonar los gastos veterinarios, incluyendo la eutanasia y la incineración, fianzas judiciales, estancias en residencias caninas, como por ejemplo en caso de hospitalización del propietario, defensa jurídica, costas judiciales, indemnizaciones, etc. Muchos de estos seguros también ofrecen asistencia telefónica gratuita e incluyen atención en el extranjero, lo que permite viajar con más tranquilidad.

En resumen, los beneficios básicos de los seguros son los siguientes:

  • La protección y la ayuda ante un buen número de incidencias.
  • La tranquilidad de tener el control del gasto veterinario.
  • La posibilidad de adoptar un PPP, ya que para ellos resulta imprescindible disponer de un seguro de responsabilidad civil, entre otros requisitos.

¿En qué casos es obligatorio asegurar a un perro?

El seguro de responsabilidad civil es obligatorio para estos perros:

  • Los PPP y sus cruces.
  • Los individuos que cuenten con determinadas características físicas que impliquen la posibilidad de causar daños considerables.
  • Los ejemplares que hayan manifestado agresividad en algún momento.

Si tienes dudas sobre la obligatoriedad o no del seguro de responsabilidad civil para tu perro, pregunta a tu veterinario. De todas formas, hay que saber que en algunas comunidades este seguro es obligatorio para todos los perros, independientemente de su raza, tamaño o carácter. Por lo tanto, consulta la legislación correspondiente a tu lugar de residencia para evitar sorpresas.

¿Cuánto cuesta asegurar a un perro?

El precio a pagar por un seguro canino depende de las coberturas que se contraten y de las características del perro. Lógicamente, cuantas más prestaciones ofrezca, mayor será el precio. Como además es posible combinar varios seguros, el importe final puede oscilar. Como ejemplo, es posible encontrar seguros de más de 300 euros al año, mientras que otros no superan los 20. Puedes encontrar seguros muy completos que por menos de un euro al día incluyan cobertura de accidentes, salud y responsabilidad civil.

Normalmente, al tratarse de pólizas de entre 70 y 250 €, se suelen abonar en un único pago a la aseguradora, estando cubierto el perro durante todo el año. Puedes calcular lo que te costaría el seguro en la web de Mascota Segura, por ejemplo, para que te puedas hacer una estimación del coste y ahorro que supone contar con un seguro de estas características.

¿Cómo asegurar a un perro?

Las empresas aseguradoras van a pedir determinada documentación para poder contratar el seguro. Así, lo básico para cualquier perro es lo siguiente:

  • Cartilla o pasaporte veterinario al día.
  • Número de microchip.
  • Alta en el censo correspondiente.

Pero hay que saber que cada aseguradora es libre para solicitar información adicional, como un informe veterinario que certifique el estado de salud del perro. Recuerda que el perro debe estar sano en el momento de contratar el seguro y que la franja para poder contratar un seguro suele estar entre los 3 meses y los 9 años aproximadamente.

¿Cómo seleccionar los mejores seguros para perros?

La elección del mejor seguro para nuestro perro debe basarse, además de en el precio, en las situaciones que queremos que cubra. Es decir, no se trata de escoger simplemente el seguro más barato si después no va a darnos el servicio que necesitamos llegado el caso. Por lo tanto, el primer paso es elaborar un listado con nuestros deseos. Una vez tengamos claras las prioridades, podemos comparar las distintas opciones que ofrecen las compañías y solicitar un presupuesto personalizado a varias de ellas, con las que podemos contactar directamente para resolver cualquier duda y hablar con especialistas.

Por último, ten en cuenta aspectos como qué periodos de carencia tienen las coberturas, que en el caso de los perros los plazos suelen ser mucho menores que en las pólizas de salud de las personas. Suele ser entre 0 y 30 días. Valora también los límites máximos de coberturas y los centros que tengan concertados, lo ideal es que puedas acudir al veterinario que tú prefieras y luego te reembolsen el total o un porcentaje elevado de la factura del veterinario.

Si deseas leer más artículos parecidos a Seguros para perros en España - Tipos, comparativas y precios, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.

Referencias
  1. Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos.
  2. Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
  3. Real Decreto 1570/2007, de 30 de noviembre, por el que se modifica el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Su valoración:
Paulina
Muy buen artículo
Yolanda Ruíz
Muchas gracias, no tenía ni idea de que existe tal diversidad de seguros para perritos. Un saludo.
Javi Pastor
Hola Yolanda, La verdad es que han aparecido muchas opciones en los últimos años y no son muy caras. Siempre es mejor prevenir que curar en estos casos :) Un saludo
kitty
verdad
Andrea
Gracias, por el artículo de los seguros para perros y sus variantes. Interesante web!
Javi Pastor
De nada Andrea, gracias a ti por comentar y me alegra que el artículo te haya ayudado. Un saludo :)

Seguros para perros en España - Tipos, comparativas y precios
Seguros para perros en España - Tipos, comparativas y precios

Volver arriba