menu
Compartir

Mantí amazónico o del Amazonas

 
Por Equipo Editorial de ExpertoAnimal. 27 octubre 2021
Mantí amazónico o del Amazonas

Los manatíes son un grupo de tres especies de sirénidos, los cuales corresponden a mamíferos acuáticos exclusivamente. En esta ficha de ExpertoAnimal, queremos presentarte información específica de la especie conocida comúnmente como manatí amazónico o manatí del Amazonas, el cual tiene el nombre científico Trichechus inunguis y presenta unas características únicas que lo diferencian del resto.

Te invitamos a que sigas leyendo y conozcas las características del manatí amazónico: dónde vive, su reproducción y su estado de conservación entre otras muchas cosas.

Origen
  • América
  • Brasil
  • Colombia
  • Ecuador
  • Perú

Características del Manatí amazónico

El manatí del Amazonas es el más pequeño de las tres especies de sirénidos, sin embargo, también es de aspecto robusto, pero con forma más cilíndrica y fusiforme. Llega a medir unos 2,8 metros de longitud y alcanzar un peso cercano a los 500 kg. La piel es lisa, con pocos pelos dispersos y de coloración gris. En algunos manatíes amazónicos esta coloración puede llegar a ser casi negra. También llega a presentar ciertas manchas más claras en el abdomen que incluso son blanquecinas en ocasiones.

La cabeza es grande, con fosas nasales que se cierran al sumergirse y unos pequeños orificios auditivos. Sobre la boca hay pelos relativamente largos y abundantes. En cada media mandíbula se distribuyen unos 7 u 8 dientes cuando son adultos, con la particularidad que pueden reemplazarse a medida que se van desgastando. Cabe destacar que tiene dos aletas pectorales, con mamas axilares en el caso de las hembras y una única aleta posterior. Otro rasgo distintivo del manatí amazónico es que no tiene uñas en las aletas anteriores.

Hábitat del Manatí amazónico

El manatí amazónico es endémico de la cuenca del río Amazonas, por lo que se distribuye por Brasil, Colombia, Perú y Ecuador. En este sentido, otra de las características exclusivas de la especie es que solo habita en aguas dulces, teniendo presencia irregular en sistemas fluviales y lacustres en unos siete millones de kilómetros cuadrados de esta gran cuenca.

El hábitat del manatí del Amazonas está formado por aguas de tipo tropical, por debajo de los 300 metros sobre el nivel del mar. Se ubica en las zonas con una abundante presencia tanto de plantas acuáticas como semi acuáticas. También busca zonas de cursos tranquilos y poca profundidad, preferiblemente lejos de asentamientos humanos aunque también, de manera temporal, tiene presencia en zonas profundas.

La temperatura del agua debe ser superior a los 23 oC y, aunque tiene preferencia por las aguas claras, también se ubica en aguas turbias. A pesar de no tener una presencia permanente en Guyana, algunos manatíes llegan a penetrar la zona cercana que tiene límite con Brasil.

Costumbres del Manatí amazónico

El manatí amazónico tiene tanto costumbres diurnas como nocturnas. Cuando era más abundante su población, solía agrupase de forma masiva. Sin embargo, esto ha ido cambiando con el tiempo a causa de la caza indiscriminada de este animal por lo que, ahora, forma grupos de unos 4 a 8 individuos.

Se trata de un sirénido que pasa gran parte del tiempo sumergido aunque, como todos los mamíferos acuáticos, necesita ir a la superficie para respirar, pero solo saca sus fosas nasales para esto. Las formas de comunicación son principalmente físicas o táctiles y químicas. Es un animal tímido, que evita el contacto con las personas y no representa ningún peligro para estas.

Por otro lado, acostumbra a hacer movimientos estacionales. Por ejemplo, en la época de lluvia pasa a las zonas inundadas, mientras que en la temporada de sequía se moviliza hacia aguas más profundas, como espacios lacustres, que le brindan protección.

Alimentación del Manatí amazónico

Este manatí lleva una dieta exclusivamente herbívora, consumiendo plantas como hierbas, palmeras flotantes, lechugas y jancitos de agua. Consume grandes cantidades de alimento al día, un 8 % de su peso aproximadamente. En la época de lluvia, cuando hay más abundancia de plantas, el manatí amazónico aprovecha para consumir más alimentos y así poder generar reservas suficientes en su cuerpo, ya que en la época de sequía hay una disminución en la disponibilidad de comida.

Reproducción del Manatí amazónico

A diferencia del manatí del Caribe, no se conocen algunos aspectos específicos sobre la reproducción de la especie del Amazonas. Aunque pueden reproducirse durante todo el año, existen picos reproductivos cuando la vegetación para alimentarse es más abundante, que coincide con la época de lluvias. Tiene un rango de maduración que va de los 6 a los 10 años de edad.

El periodo de gestación es largo, dura entre unos 12 a 14 meses, después del cual nace una sola cría. Dicha cría establece lazos duraderos con la madre, estando a su lado alrededor de 2 años. El recién nacido acostumbra a estar sobre su madre, o nadar a un costado, mientras esta lo abraza. El intervalo de partos es de entre 2 y 3 años aproximadamente.

La esperanza de vida del manatí amazónico en cautiverio es de unos 12 años, mientras que en estado silvestre llega a los 30 años de vida.

Estado de conservación del Manatí amazónico

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha clasificado al manatí del Amazonas como vulnerable. En general la población de este animal ha tenido una tendencia al descenso. De hecho, las comparaciones con el pasado indican una importante disminución debido, principalmente, a la caza comercial del animal para utilizar su carne, piel, grasa e inclusive huesos.

En la actualidad, las principales causas de afectación para la especie son la matanza directa para su consumo, quedar atrapado en redes de pesca y la alteración de su hábitat. Aunque ha disminuido su comercialización, en países como Brasil y Ecuador existen mercados donde se vende la carne de manatí fresca o conservada. Por otro lado, cuando las madres son cazadas y la cría queda viva, se vende en el mercado ilegal para ser usada como mascota.

La contaminación del agua por el mercurio usado para la extracción del oro, los pesticidas y los metales pesados y derrames de petróleo, también afectan a la calidad del agua y, por ende, al manatí. La deforestación es otra causa que altera el hábitat del animal. De igual forma, el ruido causado por el excesivo uso de embarcaciones en los afluentes, perturba a la especie, ya que es muy susceptible a estos sonidos. El cambio climático es también otra de las amenazas de este mamífero, ya que, a causa de las sequías y disminución del agua en algunas zonas, queda expuesto y más vulnerable para que sea cazado.

En todos los países mencionados de donde es nativo el manatí del Amazonas se han establecido leyes nacionales para su protección. Además, está incluido en el apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas.

 

Bibliografía
  • Fundación Omacha. (2021). Manatíes de Colombia. Disponible en: https://omacha.org/manaties/
  • Marmontel, M., de Souza, D. y Kendall, S. (2016). Trichechus inunguis. La Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN 2016: e.T22102A43793736. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2016-2.RLTS.T22102A43793736.en
  • WWF. (2016). Manatí Amazónico: Todo lo que necesitas saber para conocerlo mucho más. Disponible en: https://www.wwf.org.pe/?261770/manati-amazonico-todo-lo-que-necesitas-saber-para-conocerlo-mucho-ms

 

Fotos de Mantí amazónico o del Amazonas

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Mantí amazónico o del Amazonas

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?
Mantí amazónico o del Amazonas
1 de 4
Mantí amazónico o del Amazonas

Volver arriba