Compartir
Compartir en:

Perro pastor de los Pirineos de cara rasa

Perro pastor de los Pirineos de cara rasa

El perro pastor de los Pirineos de cara rasa es una variedad del perro pastor de los Pirineos de pelo largo aunque la Federación Cinológica Internacional considera a los dos como razas separadas. Este can presenta prácticamente la misma morfología que la otra variedad, el pastor de pelo largo, pero es un poco más alto, proporcionado y tiene un pelaje algo diferente.

Estos canen son muy activos y familiares con los suyos pero, por su naturaleza de perro guardián, tiene a ser territorial a y proteger a los suyos frente a los esconocidos, por lo que una buena socialización será necesaria para que también este perro sepa relacionarse con el resto de compañeros perrunos, otros humanos, otro animales y con su entorno en general.

Si te interesa adoptar a un perro pastor de los Pirineos de cara rasa y no sabes qué características tiene, sigue leyendo esta ficha de raza de ExpertoAnimal y entérate de todo la información necesaria para conocerlo mejor y que sea feliz a tu lado.

Origen
  • Europa
  • Francia
Clasificación FCI
  • Grupo I
Características físicas
Altura
  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más de 80
Peso adulto
  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20
Actividad física recomendada
  • Baja
  • Media
  • Alta
Ideal para
Tipo de pelo

Origen del perro pastor de los Pirineos de cara rasa

Al igual que otras razas de perros pastores de los Pirineos cono el pastor vasco o el Gos d'atur catalá, los pastores de cara rasa tienen una historia desconocida. Sin embargo, habitan en los Pirineos franceses desde hace siglos, donde cumplen funciones de pastoreo. Durante los siglos XVIII y XIX, estos perros eran muy valiosos para los tratantes de caballos y los conductores de ganado, así como también para el ejército de la Primera Guerra Mundial por su trabajo como perros mensajeros.

El cara rasa de variedad azul mirlo parece que fue uno de los antecesores del actual perro ovejero australiano ya que fueron empleados entre los años 1940 y 1070 en la Western Range Association.

Hoy en día, algunos de estos perros siguen guiando y cuidando a los rebaños en las montañas francesas, pero son más los que viven la vida cómoda de mascotas queridas. Aún así, la raza es poco conocida en el mundo y solamente goza de cierta popularidad en su Francia natal, pero sus éxitos en los campeonatos de agility y otros deportes caninos hacen que cada vez sean más famosos.

Características físicas del perro pastor de los Pirineos de cara rasa

De acuerdo con el estándar FCI de la raza, los pastores de cara rasa son un poco más altos que sus parientes más cercanos, los pastores de los Pirineos de pelo largo. Esto sin embargo, es cuestionable, ya que desde el punto de vista biológico se trata de la misma raza de perros, aunque la FCI las considere como dos razas separadas. De cualquier manera, la altura a la cruz para los machos es de 40 a 54 centímetros, mientras que para las hembras es de 40 a 52 centímetros. El peso de estos perros, aunque no está indicado en el estándar de la raza, suele ser de 7 a 15 kilogramos.

El perro pastor de los Pirineos de cara rasa es delgado y de mediana estatura, pero a diferencia del pastor de pelo largo, su cuerpo es de estructura cuadrada y porporcionada, ya que la longitud de la nalga al hombro es igual que la altura a la cruz.

La cabeza de estos canes es triangular y la nariz negra. Los ojos, levemente almendrados, son de color pardo oscuro excepto en perros de pelaje azul entremezclado con negro, en los que pueden ser de diferentes colores. Las orejas son triangulares y cortas, y cuelgan a los dos lados de la cabeza o son parcialmente erguidas.

La cola de este pastor de los Pirineos no es muy larga y tiene forma de gancho en su extremo distal. En algunos perros es amputada, debido a la tradición, pero esa práctica cruel e innecesaria es cada vez menos frecuente.

El pelaje del perro pastor de los Pirineos de cara rasa es moderadamente largo, alcanzando de 6 a 7 centímetros sobre el cuello y la cruz, y entre 4 a 5 centímetros sobre la línea media de la espalda. Tienen el pelo corto y fino en la cabeza, lo que diferencia claramente a esta variedad del otro perro pastor.

Carácter del perro pastor de los Pirineos de cara rasa

Estos perros pastores de los Pirineos son tienen mucha iniciativa y son activos, desenvueltos, así como muy inteligentes y leales a su familia, pero suelen forman lazos especialmente estrechos con una sola persona.

Estos canes tienden a ser huraños y territoriales por su naturaleza guardiana y protectora, por lo que es importante socializarlos desde cachorros para asegurarnos de que son capaces de mantener unas buenas relaciones con los humanos, el resto de perros y su entorno en un futuro. Aún con una buena socialización, estos perros suelen ser reservados con los extraños, pero tienden a ser muy afectuosos con su familia y buscan su compañía continuamente.

Aunque los pastores de los Pirineos de cara rasa se utilizaron como perros de trabajo, pueden ser excelentes mascotas si se los trata de acuerdo con sus necesidades y con mucho cariño y afecto. Además de brindarles mucha compañía y ejercicio, hay que reconocer y aceptar que no son perros muy sociables y no hay que forzarlos a ser afectuosos con todos.

Cuidados del perro pastor de los Pirineos de cara rasa

El pelaje de esta raza no es difícil de cuidar y es suficiente con el cepillado semanal para evitar que se enrede, retirar pelos muertos y prevenir problemas en la piel. No es buena idea bañar a estos perros con frecuencia porque eso elimina los aceites naturales que protegen su pelo, por eso es mejor bañarlos solamente cuando es realmente necesario.

La cantidad de ejercicio y compañía que necesitan estos perros es considerable, pero no es excesiva. Además de los paseos diarios que todos los canes deben recibir, es importante que estos perros pastores hagan alguna actividad física adicional, como algún deporte para perros, ya que es una de sus especialidades como raza.

Educación del perro pastor de los Pirineos de cara rasa

Cuando se los educa con métodos positivos, estos perros pastores suelen destacar en el adiestramiento canino. Sin embargo, no responden bien a los métodos tradicionales de adiestramiento que utilizan los castigos para corregir malas conductas al igual que todas las demás razas.

Por eso si queremos educar a un perro pastor de los Pirineos de cara rasa, debemos hacerlo mediante el refuerzo positivo y nunca utilizando los castigos, los collares de ahorque o algún maltrato físico, que dañen sus integridad física o emocional, y puedan provocarles graves daños irreparables a nivel psicológico.

Para empezar a adiestrar a esta raza de perros, empezaremos enseñándole las órdenes básicas de obediencia y practicándolas unos 10 minutos al día a diario para repasarlas y que así el perro las aprenda bien.

Salud del perro pastor de los Pirineos de cara rasa

Aunque los perros pastores de los Pirineos de cara rasa no son particularmente propensos a alguna enfermedad hereditaria, hay que brindarles los mismos cuidados veterinarios que a cualquier otro perro llevándolos al veterinario cada 6 meses para que los examinen y siguiendo de forma correcta su calendario de vacunación.

Asimismo, es conveniente revisar su pelaje cada vez que hayan dado un paseo por el campo o por algún lugar no urbano para asegurarnos de que ningún parásito se ha quedado en su piel, y desparasitarlos con la frecuendia necesaria y/o utilizar collares antipulgas.

Fotos de Perro pastor de los Pirineos de cara rasa

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Perro pastor de los Pirineos de cara rasa

Sube la foto de tu mascota
Fotos y comentarios (0)

Escribir comentario sobre Perro pastor de los Pirineos de cara rasa

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario

Perro pastor de los Pirineos de cara rasa
1 de 2
Perro pastor de los Pirineos de cara rasa