Compartir

Caballo Alazán

 
Caballo Alazán

Los caballos acompañan al ser humano desde hace siglos, siendo una parte importante del desarrollo de nuestras sociedades. No obstante, a pesar de haber compartido tanto con ellos, aún nos queda mucho por conocer sobre las diferentes razas de caballos que existen en la actualidad. Precisamente por este motivo queremos invitarte a conocer mejor a uno de los equinos más admirados del mundo: el caballo alazán. En esta ficha de ExpertoAnimal, te contaremos todo sobre el origen, las características destacadas y los cuidados que los caballos alazanes necesitan para mantener su buena salud.

Origen
  • África
  • América
  • Asia
  • Europa
  • Oceania

Origen del caballo alazán

Aún es muy común escuchar referencias equivocadas al caballo alazán como una raza equina. No obstante, se denominan caballos alazanes todos aquellos individuos de color rojizo, es decir, que tienen la llamada "capa alazana". El término "alazán" hace referencia al color del pelaje del caballo, y no a su raza. De hecho, es posible encontrar caballos alazanes de diversas razas, con orígenes, características físicas y temperamentos muy diferentes.

La tonalidad rojiza tan llamativa del caballo alazán se debe a la acción de un alelo recesivo que produce un pigmento rojo llamado feomelanina. A este alelo recesivo se lo conoce como "e" y para que un caballo tenga la famosa capa alazana, es necesario que sea homocigótico respecto a este trazo genético (que tenga ambos alelos iguales "ee").

No obstante, los caballos alazanes pueden mostrar diferentes intensidades y patrones en su manto. Ello se debe a que la coloración y la distribución del color rojizo en la capa del caballo depende de varios factores genéticos, estando asociado principalmente a la combinación de alelos adicionales que actúan sobre el par fundamental "ee" que produce el color rojo básico.

Características físicas del caballo alazán

El rojo es uno de los colores básicos en el manto de los caballos, por lo que puede presentarse en todas las razas equinas. Por lo tanto, se observa una enorme variedad morfológica entre los caballos alazanes. Generalmente, presentan unos ojos castaños, aunque los alazanes de cara blanca (con manchas blancas que cubren sus parpados) pueden mostrar ojos azules.

Así mismo, el rasgo físico que caracteriza a todos estos equinos es la llamativa capa alazana. Pero inclusive en su manto, es posible observar una gran diversidad entre los ejemplares de alazanes. Los pelos que conforman la base de su cuerpo pueden mostrar diferentes intensidades de rojo, que van desde un pardo rojizo hasta tonos de marrón oscuro y canela. Las crines y la cola también pueden ser pelirrojas, rubias o blanquezcas, pero jamás deben mostrar el color negro. También es posible encontrar individuos con manchas blancas en su cuerpo.

Dependiendo de las intensidades y de la distribución del color rojizo en su capa, podemos hablar de diferentes tipos o variedades de caballo alazán. A continuación, resumimos los 7 tipos de caballo alazán más destacados en el mundo:

  • Caballo alazán común (o típico): conocido también como Red Chestnut, se caracteriza por tener la capa alazana ‘por excelencia’ que exhibe un color rojizo sólido en toda la extensión de su cuerpo.
  • Caballo alazán Sorrel: es el ejemplar más parecido al alazán común, cuya principal característica es poseer pelos de la misma tonalidad en u cuerpo, crin y cola. Su pelaje también suele presentar una tonalidad de rojo menos intenso que el alazán típico, pudiendo inclusive destacar unos reflejos dorados.
  • Caballo alazán claro: es la variedad que muestra la capa más clara, con predominancia de pelos pardos. Además de la herencia genética, la alimentación puede influir en la intensidad del color de su pelaje.
  • Caballo alazán tostado: conocido también como Dark Chestnut o Liver Chestnut, se caracteriza por un manto de color marrón oscuro con reflejos rojizos, pudiendo ser confundido eventualmente con el bayo chocolate.
  • Caballo alazán Black Liver Chestnut: es muy parecido al tostado, con una capa solida en color marrón oscuro, pero su crin y su cola son notablemente más rojizas, pudiendo inclusive mostrar reflejos anaranjados.
  • Caballo alazán negro: a pesar del nombre, su pelaje no es negro, sino que muestra un tono muy parecido al tostado, con reflejos de color bronce extendidos a lo largo de su cuerpo.
  • Caballo alazán rubio: conocido como Blond chestnut, se caracteriza por tener la cola y las crines rubias y hasta ligeramente emblanquecidas. En su cuerpo, generalmente predominan tonalidades de castaño o rojizo claro.

Carácter del caballo alazán

Al igual que ocurre con los rasgos físicos, el carácter de los caballos alazanes puede variar significativamente según la raza, el linaje, la educación y el ambiente de cada individuo. Por ello, no se puede definir un único temperamento para el caballo alazán.

No obstante, estos hermosos equinos lógicamente mostrarán algunos rasgos que caracterizan a los caballos. Por ejemplo, destacarán su gran valentía, una elevada energía, privilegiada inteligencia y, cuando sean bien estimulados, nos brindarán una notable predisposición para el aprendizaje, lo que facilitará su entrenamiento para diferentes finalidades.

Cuando recibe los cuidados apropiados y vive en un entorno positivo, los caballos alazanes tenderán a mostrar un comportamiento equilibrado y amigable, pudiendo convivir con otros animales y disfrutar un vínculo de confianza mutua con sus cuidadores y jinetes.

Cuidados del caballo alazán

El caballo alazán deberá recibir todos los cuidados esenciales para los caballos para conseguir desarrollar plenamente sus habilidades físicas, cognitivas y emocionales. Entre ellos, será fundamental proporcionar una rutina de acicalamiento e higiene a tu equino, cepillando diariamente su capa alazana y realizando al menos una limpieza diaria en sus cascos.

Dependiendo de las condiciones y del tipo de actividad o entrenamiento que realices con tu caballo alazán, podrá ser necesario brindarle una ducha o, al menos, limpiar sus patas para evitar que acumule suciedades y humedad en su piel y pelaje. Caso optes por bañar completamente a tu caballo, no olvides utilizar productos adecuados para su higiene y tener especial cuidado al lavarlo cerca de sus ojos y las mucosas de su nariz y boca.

Una nutrición completa y equilibrada será otro cuidado esencial para el caballo alazán, ya que su alimentación deberá suplir sus necesidades nutricionales en cada etapa de su vida. Al igual que todos los animales herbívoros, la dieta de los caballos deberá basarse en el consumo de alimentos de origen vegetal. Tu caballo alazán necesitará ingerir la cantidad suficiente de heno, forraje verde y pasto para aportar las proteínas y las fibras necesarias para mantener un metabolismo equilibrado y una óptima digestión. Además, se aconseja que consuma moderadamente vegetales buenos para su salud, como patatas, alfafa y zanahorias.

¿Cuánta comida debe comer un caballo por día? Generalmente, se calcula que un caballo necesita consumir 1 kg de comida por cada 10 kg de su peso corporal. No obstante, vale la pena recordar que los caballos recién nacidos son lactantes y la leche materna es el único alimento capaz de suplir completamente sus requerimientos nutricionales, ya que su organismo aún no es capaz de digerir otros alimentos.

Para complementar la nutrición de tu caballo alazán, también se recomienda brindarles piedras de sal de forma moderada, considerando que son excelentes fuentes de minerales, principalmente de calcio y de vitaminas que resultan indispensables para fortalecer el sistema inmunológico de los caballos. Por último, pero no menos importante, los caballos alazanes necesitan tener su cuerpo y mente estimulados diariamente, ya que tienen una gran energía y una privilegiada inteligencia.

Salud del caballo alazán

Los caballos alazanes suele destacar una excelente resistencia física y una óptima salud. No obstante pueden verse afectados por varias enfermedades comunes en los caballos, como los cólicos, los tétanos y la influenza equina. Además, necesitaran contar con una rutina de higiene en su entorno y una buena rutina de acicalamiento para prevenir los problemas de piel, como las dermatitis, la sarna o la tiña.

Por supuesto, tu caballo necesitará recibir una adecuada medicina preventiva para fortalecer su sistema inmunológico y evitar que su salud se vea afectada por numerosas patologías o por infestaciones de parásitos. Por ello, recuerda realizar consultas preventivas a cada seis meses con un veterinario especializado, y mantener al día las desparasitaciones y las vacunas de tu caballo.

Fotos de Caballo Alazán

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Caballo Alazán

Sube la foto de tu mascota

Escribir comentario sobre Caballo Alazán

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?

Caballo Alazán
1 de 3
Caballo Alazán

Volver arriba