Compartir

¿Cómo nacen los caballos?

Por Paula Martínez, ATV y Psicóloga con un máster en Neurociencia cognitiva. Actualizado: 11 julio 2019
¿Cómo nacen los caballos?

Ver fichas de Caballos

¿Nunca has tenido curiosidad por saber cómo nacen los caballos? ¿Cuánto dura la gestación de esos lindos potrillos que tras nacer ya son capaces de dar sus primeros y torpes pasos? Si te despiertan curiosidad todos estos y más aspectos relacionados con cómo es el embarazo, parto y la reproducción en general de estos bellos animales, quédate a descubrirlo con este artículo de ExpertoAnimal.

También te puede interesar: ¿Cómo se reproducen los caballos?

Reproducción de los caballos

Los caballos son animales mamíferos y vivíparos, lo que implica que las crías son gestadas en el vientre de su madre, quien posteriormente las amamanta hasta que son capaces de alimentarse por sí solas.

Las yeguas son fértiles a partir de los 3 años, aunque existen algunas que alcanzan la madurez sexual algo antes, siendo casos aislados, mientras que los machos suelen estar preparados en torno a los 2 años. La vida sexual de los caballos es bastante larga, pues su edad fértil es de toda la vida en los machos y hasta aproximadamente los 15 años de edad en las hembras. De esta forma, si te preguntas cuál es la edad fértil de un caballo, aquí tienes la respuesta.

Los caballos presentan una época de reproducción que abarca desde el comienzo de la primavera hasta el final del verano, pues las hembras son estacionales y estarán receptivas para la cópula en ese período específico. Durante este lapso de tiempo la hembra entra en estro cada 21 días, durando esta fase de 5 a 7 días. Se sabe que una hembra está en estro si observamos que la zona genital está enrojecida e inflamada, además de que estará receptiva ante las tentativas del macho de montarla.

Una vez realizada la cópula, el embarazo de una yegua durará 11 meses. Pero, ¿cómo saber si una yegua está embarazada? Sabremos que la yegua está en estado gracias a signos como el crecimiento abdominal o la hinchazón de las mamas. También puede recurrirse a ecografías a partir de los 21 días de gestación, algo totalmente recomendable para llevar un adecuado control de la misma. Estas yeguas solo necesitarán que se les asegure un correcto aporte de nutrientes e hidratación para una gestación óptima.

Cuando se aproxima el momento del parto, la yegua suele presentar conductas específicas, como la búsqueda de un lugar apartado y tranquilo o que se pasee intranquila de un sitio a otro, mostrándose agitada. Tras el parto, la yegua alumbra a un potrillo, siendo característico de la especie que solo tengan una cría por embarazo, por lo que es raro que se den gemelos o trillizos.

Para conocer todos los detalles sobre la reproducción y el apareamiento de los caballos, no te pierdas este otro artículo: "¿Cómo se reproducen los caballos?".

¿Cómo nacen los caballos? - Reproducción de los caballos

¿Cómo saber que una yegua va a parir? Síntomas del parto

Una vez transcurrido el tiempo necesario para la gestación de los potrillos, estaremos expectantes ante la llegada del parto. Cuando el alumbramiento se acerca, se pueden observar distintos síntomas en la madre que lo vaticinan.

Los síntomas del parto de una yegua son:

  • De 2 a 4 semanas antes: ubres relajadas y laxas con respecto a su estado normal.
  • De 1 semana a 3 semanas antes del parto: el abdomen se muestra prominente y notablemente caído, especialmente en yeguas mayores o que no son primerizas.
  • De 4 a 6 días antes del parto: las ubres comienzan a llenarse, estando cada vez más abultadas.
  • De 1 a 4 días previos: los pezones muestran una secreción serosa, estando manchadas las puntas de los mismos con esta sustancia.
  • Entre 1 día y medio día previo parto: vulva relajada y comienza a gotear leche de las mamas.
  • 1-4 horas justo antes de parir: la yegua está cada vez más y más inquieta, mostrándose huidiza y queriendo apartarse de todo. Comienza a sudar, orina más de lo normal y muestra síntomas semejantes a los de un cólico, levantándose y echándose continuamente.
  • En los 30-60 minutos previos al comienzo del parto: se rompen las membranas, decretando al medio entre 8 y 22 litros de líquido, que sabremos que no es orina por la cantidad y porque su color es más oscuro.

¿Cuántas crías puede tener un caballo?

Lo habitual en esta especie, es que solo alumbren a un potrillo. No obstante, si nos preguntamos el número máximo de potros que puede gestar una yegua, podemos decir que puede tener hasta dos. Sin embargo, repetimos, esta no es una situación frecuente.

Cómo nacen los caballos: explicación para niños

En apartados anteriores hemos explicado de forma breve cómo es la reproducción de los caballos. Sin embargo, no es de extrañar que los niños se sientan curiosos ante este proceso y nos pregunten cómo nacen los caballos, o cualquier otro animal. Para que puedan entenderlo sin necesidad de acudir a los cuentos o historias que nada tienen que ver con la realidad, podemos optar por explicárselo de una forma todavía más sencilla y menos detallada. Por ejemplo, podemos decirles que, para que pueda nacer un caballo, primero la madre y el padre han de conocerse y relacionarse para que, así, la yegua quede embarazada y el bebé crezca en su vientre.

Los adorables potrillos nacen después de casi un año en el vientre de su madre, siendo muy independientes desde el mismo momento en el que llegan al mundo. Estos pequeños caballitos son alimentados por su madre, que les da su leche hasta que son capaces de comer solos. Su madre solo les ayuda limpiándolos y dejándolos aseados, listos para poder jugar y corretear por los prados o las cuadras donde viven.

Nacimiento de los caballos: cómo son los potros

Como hemos comentado antes, los potros nacen tan desarrollados que apenas nacer ya pueden mantenerse en pie por sí solos, aunque se tambalean y se caen fácilmente en las primeras horas, a las dos horas de nacer ya son capaces de correr.

Estos potros se alimentan de la leche materna, siendo fundamental el consumo del calostro, que es una leche especial que la madre segrega durante las primeras horas tras el parto, el cual está cargado de anticuerpos esenciales para el buen desarrollo del sistema inmune del potro.

Al momento del nacimiento, se estima que un potro pesa un 10 % de lo que pesará siendo adulto, de esta forma, los caballos de razas ligeras suelen pesar al nacer de 45 a 54 kilogramos, mientras que las razas más grandes y pesadas parten de los 63 kg y llegan hasta los ¡85 kilos al nacer!

Cómo nacen los caballos: vídeo

En el siguiente vídeo de Orlando Alamillo, podemos ver el nacimiento de un caballo desde los primeros signos de parto hasta el final, así como la capacidad del potro para levantarse y caminar a los pocos minutos de nacer.

Curiosidades de los caballos

Los caballos se caracterizan por ser unos animales increíblemente sensibles y empáticos, motivos por los que se los elige en numerosas ocasiones como animal de terapia para personas con padecimientos como la parálisis cerebral, síndrome de Down o autismo.

¿Sabes que existen 3 tipos diferentes de caballos? Sí, aparte de las numerosas razas que podemos encontrar, los caballos suelen diferenciarse en tres categorías:

  • Caballos de sangre caliente: de temperamento alerta y nervioso, como el caballo árabe, el pura sangre inglés y el pura raza española
  • Caballos de sangre fría: de temperamento muy tranquilo, sonrazas de porte robusto y pesado.
  • Caballos de sangre tibia o warmblood: son razas híbridas entre caballos de sangre fría y de sangre caliente. Se caracterizan por ser tranquilos y dóciles a la par que ligeros y veloces.

¿Dónde viven los caballos?

Aunque puede que estemos acostumbrados a ver a los caballos en cuadras y picaderos, aun existen unas pocas colonias de caballos salvajes, como los que se consideraban los últimos equinos verdaderamente salvajes del planeta, los caballos Przewalski, que corren libres por las estepas entre Mongolia y China y son, en realidad, ferales. Descienden de los primeros caballos domesticados que se conocen y que están asociados a los Botai, una población que vivió al norte de lo que hoy es Kazajistán hace 5500 años.

¿Qué comen los caballos?

Los caballos son animales estrictamente herbívoros, lo cual significa que se alimentan únicamente de alimentos de origen vegetal. En concreto, la dieta de los caballos ha de basarse en el consumo de heno y pasto, tanto fresco como seco. Es bueno incluir en su dieta vegetales variados, así como alguna fruta ocasional que podemos darles como una sana golosina.

Es importante asegurar que la alimentación del caballo es adecuada, pues son muy tendentes a sufrir cólicos, una alteración intestinal muy dolorosa e incómoda que normalmente es señal de que la salud de nuestro caballo no es todo lo buena que debería.

A veces, los caballos son coprófagos, es decir, se comen sus propias heces. Si es algo puntual no hemos de preocuparnos, pero si nuestro caballo lo hace con asiduidad puede indicar deficiencias nutricionales o unas malas condiciones de su habitáculo. No te pierdas este otro artículo para conocer las "Claves para la correcta alimentación de los caballos".

¿Cómo nacen los caballos? - ¿Qué comen los caballos?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo nacen los caballos?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación.

Bibliografía
  • Bukowski, J. A.; Aiello, S. Breeding and Reproduction of Horse.
  • Espy, B. Equine Reproduction From Conception to Birth. American Asociation of Equine Practitioners.
  • Learn about breeding mares. Department of Biomedical Sciences. College of Veterinary Medicine & Biomedical Sciencie.

Escribir comentario sobre ¿Cómo nacen los caballos?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Su valoración:
mipostre
Y como se reproducen ❓❓
Su valoración:
Alicia
Excelente informacion del nacimiento de los caballos!
Su valoración:
pequeesme
😍

¿Cómo nacen los caballos?
1 de 3
¿Cómo nacen los caballos?

Volver arriba