Compartir

¿Cómo criar un gorrión?

 
Por Zorayda Coello, Periodista especializada en el mundo animal. 29 enero 2019
¿Cómo criar un gorrión?

Ver fichas de Aves exóticas

El gorrión es un pájaro de unos 15 centímetros de altura y de colores pardos muy poco contrastados. Por lo general, es posible encontrarlo en las ciudades y pueblos, puesto que se trata de una de las especies de aves que conviven más de cerca del ser humano.

Precisamente por esta cercanía, es frecuente encontrar crías que caen de los nidos. Si has rescatado uno, entonces necesitas leer esta guía sobre cómo criar a un gorrión que compartimos en ExpertoAnimal.

También te puede interesar: ¿Cómo criar grillos?

¿Cómo cuidar a un gorrión caído del nido?

Si te has encontrado con una cría de gorrión en el suelo, lo primero que debes comprobar es si está cerca del nido. Muchas veces, cuando ya están emplumadas no se han caído del nido, sino que están aprendiendo a volar. De ser este el caso, lo mejor es tratar de devolverlo al nido o simplemente colocarlo en un lugar seguro donde pueda ser recogido por sus padres.

Ahora bien, si no puedes dejarlo de nuevo en el nido y observas que está herido, sigue los siguientes consejos:

  • Acude a un centro de recuperación de animales salvajes o visita a un veterinario especializado en aves para que se encargue de su cría, especialmente si se trata de un gorrión recién nacido.
  • Si no hay centros de recuperación en tu zona, busca una caja y construye una pequeña cama para que esté cómodo, puedes hacerla con una tela de algodón suave o algunas medias viejas. La idea es que siempre esté caliente para no interrumpir su proceso de crecimiento.
  • A estos pequeños animalitos hay que mantenerlos bien hidratados. Puedes darles de beber con una jeringuilla (sin aguja) o con un gotero, ya que no debes darles grandes cantidades de líquido.
  • Para alimentar al gorrión caído del nido también usarás la jeringuilla, puedes preparar dos tipos de alimentos diluidos en agua que te explicaremos a continuación.

Sacar adelante crías de gorrión en casa no siempre es posible, principalmente, porque alimentarlos no es una tarea sencilla.

¿Cómo criar un gorrión? - ¿Cómo cuidar a un gorrión caído del nido?

¿Qué come un gorrión bebé?

Si vas a alimentar a un pichón, lo mejor será preparar una pasta de pienso de gato remojado en agua. También puedes comprar pasta de cría para remojarla en agua, puesto que esto facilita la alimentación de la cría. Se debe evitar remojar el alimento en leche, ya que es dañina para los gorriones.

Pasta de cría casera para gorriones

Preparar la pasta de cría con el pienso de gato es muy sencillo, solo debes añadir la cantidad de pienso que desees, aunque con una cucharadita es más que suficiente, y agregar agua hasta que la croqueta se haya humedecido bastante. Cuando esto ocurra, tritura con una tenedor o una cuchara para crear una papilla homogénea.

Si la pasta de cría casera es demasiado espesa y tiene dificultades para comer, es preferible añadir un poco más de agua para hacerla más líquida. Otra opción totalmente válida es preparar una pasta más ligera en cuanto a consistencia, hecha a base de bebida de soja (recuerda que los gorriones no pueden tomar leche animal), harina de trigo y la cantidad de huevo crudo suficiente para que quede ni muy espesa ni demasiado líquida.

A medida que el gorrión crezca, puedes ofrecerle el alimento en un plato para que picotee de allí. Lo más recomendable es que sea comida para canarios, pues otros tipos de alimentos resultan dañinos.

¿Cómo alimentar a un gorrión bebé?

El buche es una pequeña membrana que se encuentra en la base del cuello y que suministra el alimento al estómago poco a poco. Cuando alimentas a la cría de gorrión debes verificar que el buche no esté lleno. Para ello, palpa con suavidad justo debajo de la cabecita, si sientes un pequeño bulto redondo sabrás que el buche está lleno. No te preocupes, al poco tiempo podrás identificarlo tan solo con verlo. Debes alimentar al gorrión cada vez que veas el buche vacío, aproximadamente cada dos o tres horas. Si observas que el buche no se vacía, acude al veterinario.

La forma correcta de alimentar a un gorrión bebé es con una jeringa, de preferencia de solo 5 mililitros o la más pequeña que consigas. Una vez que la tengas, retira la aguja y llénala con algo de comida. Si el buche del gorrión está vacío, acerca la boquilla de la jeringa a la comisura del pico, expulsa un poco de comida para que la note, abra y reciba la comida. Es preferible hacerlo en los laterales del pico y no de frente, pues podrías depositar la comida directamente en la garganta y esto, además de resultar desagradable para el ave, puede hacer que se ahogue. Así mismo, introducir la jeringa en el interior del pico nada más empezar a alimentar al gorrión bebé puede hacer que no quiera comer por el estrés de la situación. Es mejor ir poco a poco, dejando que sea él quien marque los tiempos.

Si se derrama algo de comida, limpia enseguida con un hisopo o un trapo húmedo, pues de lo contrario se secará en las plumas y será más complicado de retirar. Una vez que veas el buche lleno, el gorrión estará satisfecho.

Si te preguntas cada cuánto hay que alimentar al gorrión bebé, lo ideal es hacerlo cada dos horas aproximadamente, aunque todo dependerá de cada ejemplar y de lo que coma. En este sentido, es fundamental no abrir el pico de la cría a la fuerza, ya que esto generaría mucho estrés y entorpecería la tarea. Al principio, puede ser normal que solo admita agua, de manera que debes ir probando hasta que consigas que por sí sola abra el pico y acepte la comida. Si pasadas 24-48 horas sigue sin comer, acude al veterinario lo antes posible.

¿Cómo criar un gorrión? - ¿Cómo alimentar a un gorrión bebé?

¿Cómo enseñar a un gorrión a comer solo?

Cuando el gorrión cumpla los dos meses de vida, estará listo para empezar a comer solo. Colócale comida en un envase cerca del agua para que se vaya acostumbrando. Al principio no será capaz de comer y nada más picoteará el recipiente, durante este tiempo sigue alimentándolo con la jeringa, pero suspende la comida de las mañanas para que desarrolle el instinto de buscar su propio alimento. Si ves que le cuesta un poco, pon una pequeña porción en la palma de tu mano y, poco a poco, guíalo hasta el lugar correcto.

Vigila que tu gorrión no se atragante mientras aprende a comer. Prueba a darle distintos tipos de alimentos y procura rotárselos varias veces al día. La alimentación del gorrión adulto es variada, puede comer distintas semillas, maíz, trigo o soya. También pueden alimentarse de avena y algunos pequeños insectos. No te pierdas el artículo "Qué come un gorrión" para saber cómo introducir esta nueva alimentación.

Crecimiento de un gorrión

Si deseas criar al gorrión en cautividad debes buscar una jaula cómoda y con barrotes amplios. Una vez que la tengas, deberás colocarla en un lugar donde no dé la luz solar directamente. Así mismo, mantén la puerta de la jaula abierta para que no se sienta recluido. El gorrión es un animal muy sociable, por lo que si se siente en un ambiente confortable dentro de la jaula y siempre tiene comida y agua en ella, regresará al nido que has construido.

Presta atención a los sonidos de tu nueva mascota, si observas que pía en exceso no significa que esté muy contento; por el contrario, puede ser un síntoma de que está estresado, lo cual puede llegar a ser letal.

Si deseas dejar al gorrión en libertad, debes asegurarte de que es capaz de alimentarse por sí mismo, de volar en perfectas condiciones y, en general, de sobrevivir. Además, es importante tener en cuenta el clima, puesto que si lo sueltas en pleno invierno con total probabilidad no sobrevivirá sin el calor de tu casa; lo ideal es hacerlo en primavera o en verano. Una vez que hayas descubierto que no necesita de ti para comer, debes hacer el cambio de forma progresiva, por lo que no se aconseja soltarlo en un lugar alejado de tu hogar ni hacerlo de golpe, porque todavía no ha aprendido dónde están los peligros ni cómo alejarse de ellos. Algo tan simple como saber en qué rama se puede posar no lo sabe porque no se ha criado con otros de su especie. Así, primero deja que tome contacto con el exterior y otros gorriones sellando las ventanas con, por ejemplo, una mosquitera o una malla, y dejando al joven gorrión suelto por casa. De esta manera, podrá posarse en la ventana, observar lo que hay fuera e, incluso, interactuar con los gorriones que se acerquen a él.

Conforme se acostumbre a esta toma de contacto, podrás retirar la mosquitera y abrir la ventana para que sea él solo quien decida cuándo salir. Por supuesto, mantén su jaula cerca y abierta para que pueda entrar de nuevo si quiere. Recuerda que tu casa y el nido que le has preparado es el único hogar que conoce, y existe la posibilidad de que no quiera vivir en el exterior de forma permanente.

Si cerca de tu casa no hay gorriones salvajes, la liberación de tu gorrión se complica. Para estos casos, aconsejamos acudir a centros de recuperación y liberación de fauna salvaje para dejarse asesorar.

¿Cómo criar un gorrión? - Crecimiento de un gorrión

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo criar un gorrión?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Escribir comentario sobre ¿Cómo criar un gorrión?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cómo criar un gorrión?
1 de 4
¿Cómo criar un gorrión?

Volver arriba